Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

27.5.15

Siguen pasando los meses


Hace días vengo pensando en el 27. Un día como hoy, hace 6 años y 8 meses te fuiste sin avisar dejándonos a todos en pausa. Hemos crecido y nuestros caminos siguieron su rumbo. Pero siempre contigo en la mente y el corazón. 

Hace días pienso en lo distinto que sería TODO en absoluto si siguieras aquí. Tantas cosas se resolverían en un abrir y cerrar de ojos, y tantas otras quedarían un poco en la nada por ser "sin importancia" y que nosotros confundimos con "prioridades". Todo sería tan distinto que da un poco de miedo. Miedo porque nos ponemos a pensar sin querer en esas decisiones que tuvieron lugar sin consultar. En esas cosas que pasan sin tener la "aprobación" de esa persona que siempre fue tu guía. 

Hace días vengo contando el tiempo que ha pasado y simplemente es increíble. Cómo puede pasar tanto tiempo y sentir como si todo hubiese pasado ayer. Es tan raro pensar en la gente estuvo tan presente y ahora, de la nada, no está más. Tan raro que hasta se me escarapela la piel. 

Hace días te pienso como tantos otros días y siento un vacío pero ya no duele igual que antes. Duele aún, pero duele bonito. No es como antes que realmente dolía, y se sentí de verdad. Hasta hoy recordaré eso tan profundo que parecía quemar, arder y romper (todo a la vez), como si alguien dentro de mi propio cuerpo estuviese jugando a las peleitas. Eso ya no es así, ahora el recuerdo emociona y hace suspirar. Sí, a veces está acompañado de nostalgia, y también algo de pesar pero al menos ya no está esa pregunta que nunca quería irse: ¿Por qué tuvo que pasas? Pues eso se interioriza, y se logra "entender" de una u otra manera.

Hace días, meses y años te extraño igual. Te amo y te pienso igual.
Y lo mejor de todo, te siento igual.


6 comentarios:

Eduardo Rodríguez dijo...

amiga es muy bueno lo que pones. Duele diferente. Lo importante es recordar a las personas que amamos con alegría. Siempre me pongo si yo fuese el que tuviera que partir me gustaría que mis hijos me recuerden siempre alegre. Creo que el tiempo que estuvo contigo alcanzó para hacer de ti una buena persona. Recuerda siempre con cariño, alegría

Elmo Nofeo dijo...

El tiempo siempre se encarga de atemperar las penas y los dolores; pero nunca borra sus huellas.

sabores compartidos dijo...

Bueno la nostalgia y el dolor cuando son por un buen motivo siempre son bienvenidos.
unos besotesssssssssssssssssss

Gary Rivera dijo...

te entiendo perfectamente, la ausencia de mi abuela aun duele.
Pero me reconforto mucho en mis sobrinos, siempre me imagino que una parte de mi abuela esta presente en ellos y eso me alegra, me hace notar que en realidad no se ha ido.
Fijate bien en tus pequeños y date cuenta que tu Viejito esta presente en ellos tambien y obviamente en ti.

besote para ti y tus bebos!

chacita dijo...

yo tambien me siento igual


saludos.

Mediodiablo dijo...

Es cierto, duele bonito. Y de vez en cuando uno se pregunta "y qué diría y cómo se sentiría mi viejo si supiera todo lo que me sucedió desde que partió".

El heroe de mi vida