Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

15.3.12

Siempre mimetizando

Cierro los ojos y simplemente no puedo evitar viajar hacia donde está ella sentada. Sentir sus palpitaciones agitadas, sus manos sudorosas de tanto pensar y sobre calentar la memoria, su saliva pasar por la garganta con un fuerte "glup" incomodísimo. Es imposible no sentirlo. No pensar en todo lo que pasar por su cerebro y tomarlo como mío. No puedo dejar de hacerlo y cada vez que cierro los ojos la veo. 
La pienso.
La escucho.
Y me envuelve una profunda tristeza.
El olor que desprende el closet en donde guardamos tu ropa aun intacta como si algún día la fueras a recoger, parece el mismo de hace casi 4 años. Aun lo digo y no lo creo. Pasaron ya casi 4 años y sigue doliendo. Y seguirá seguro por mucho tiempo más. Y espero que ese closet aun lleve tu sello. Tu olor a papá. 
La pienso.
La escucho.
Y la entiendo más que nunca.
El pijama doblado que aun yace bajo tu lado de la cama es abrazado todas las noches como si aun lo llevases puesto. Hundir la nariz en ese polo blancos con simbolitos verdes es el mejor refugio de todos. Y a pesar que el ventilador desprende ese aire que llena la habitación de viento frío se siente un calor en el pecho. En el corazón que quema de reclamo. En su corazón. Ese que aun llora por tu ausencia. Y quema.
La pienso.
La escucho.
Y hasta la creo sentir sus lágrimas correr.
Abrazo mi almohada y no me queda más que respirar. Respirar profundo y tratar de viajar a otro lugar, pero ya cuando la respiración llegó al límite, cuando ya no puedo apretar más el cinturón, cuando ya el viento vuela las hojas, lloro. 
Lloro y de verdad lo siento.
Es un llanto que sale desde el alma. 
Diferente a los demás.
Con un sentimiento, propio y a la vez ajeno.
Como vives algo a través de los ojos de alguien más.
Lo sientes como tuyo, pero no lo es en realidad.

Sé que no puedo llevar todo el peso de los pensamientos de los que sufren en mis hombros.
No los puedo controlar, y menos aliviar de la noche a la mañana.
Sé que si lo sigo pensando, no haré más estancar el río. 
No puedo sentir por los demás para siempre.
No puedo seguir llegando al límite con las manos estiradas y arañando las paredes.
No puedo y simplemente no quiero.
Porque no me dejan ser quien debo ser.
Porque no es humano soportar tanto dolor.
Tanta pena.
Tanta angustia.
Tanto lamento.

Intento dejarlo, pero creo que mi problema es el mismo de siempre.
Ese problema en el que caigo muchas veces por simple descuido.
Es problema por el que me siento a veces indefensa.
Ese mismo que quisiste erradicar hace muchos años en vano.
...que tengo el alma solamente de algodón...

Siento como si yo hubiese estado en esa misma banca.
En ese mismo lugar.
En otra época. 
Tal vez en otra vida.

18 comentarios:

DRACO dijo...

los sentimientos y los recuerdos cuando se agolpan en tu memoria es mejor dejarlos fluir, como acertadamente lo has hecho, para no terminar ahogado por la melancolía. es un placer leerte. un beso.

Paty dijo...

Llorar es uno de los catarsis más ricos que existen. Y escribir también.

Un beso Marité.

Bren dijo...

Un post bastante profundo, lo sentí mucho en serio me quedo con esa sensación de un respiro profundo, ánimo amiga bloggera, como dice "Paty" asi como llorar escribir definitivamente es una de las mejores catarsis que existen, ayuda mucho y me imagino que aliviaste mucho al escribir este post.

Te quiero mucho, un fuerte abrazo blogger star con alma de algodón :)

ludobit dijo...

la angustia, dolor, miedo a veces nos asaltan asi sin previo aviso... vale un momento de desahogo, pero luego hay q seguir, sacando fuerzas de donde sea si es necesario. besos, marite

Mina Treintañera dijo...

Es imposible no sentir el dolor de quienes amamos, no es debilidad, es ser humano, somos de carne y hueso, no máquinas. Tener un alma como la tuya, no es debilidad, todo lo contrario, es un super poder, pues no todos pueden tener esa capacidad de sentir tan profundamente.

Todo pasa tarde o temprano, no el amor, pero si la tristeza.

Te quiero mucho muchísimo, a veces siento mucho no tener tiempo para estar por acá siempre, pero no me voy porque me encanta este mundo bloggero, y porque quiero mucho a mis bloggers tan lindos y sobre todo a ti más que a ninguno.

Besos, ánimos que hoy ya es viernes!!!

Marite Alarcón dijo...

Draco, gracias. Tus palabras me dan ánimos de verdad.
Un beso!

Paty, es rico, aunque suene masoquista!
Un besote!

Bren, yo también te quiero mi Bren. Gracias por acompañarme todo este tiempo y darme esos empujoncitos que a veces me faltan.
Beso!

Ludobit, y cuando nos atacan sin avisar, duele, y además, cansa.}
Un beso!

Lenyis,gracias mi Lenyis hermosa. En serio yo también quisiera tener más tiempo para estar aquí, escribirles y contarles mil cosas... pero lamentablemente no se puede :(
Un beso Lenyis, aquí nos apoyamos y nos leemos en cuanto una publique, es como un MUST.
Te quiero!

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité.

Realmente es natural sentir este vacío y ese deseo de querer aferrarse a los recuerdos. Te entiendo, yo también he pasado por eso y en dos oportunidades. Pero el tiempo es el único que puede cerrar las heridas del alma y también la voluntad que uno le pone. Porque lamentablemente hay un dicho que es cierto: la vida sigue y no te está esperando que te recuperes. Y debemos sacar fuerzas y seguir adelante como ellos hubieran querido que sigamos. Ellos no quisieran que los recordemos con tristeza sino todo lo contrario.

Y en cuanto a la ropa, te doy a decir lo que hice. En el caso de mi madre, los primeros meses eran huella del recuerdo en casa, pero mi viejo tomó la decisión de regalar la ropa a los familiares cercanos porque seguir contemplando eso era generaba un dolor innecesario. Además, el recuerdo de quienes nos dejaron están en nuestros corazones. Poco a poco, uno va asumiendo esa ausencia.

Te mando un beso grande y que tengas un estupendo fin de semana.

LUCHO

Marcelo Gasan dijo...

tocó post meláncolico... la vida es de risas y llantos. hay que procurar que predomine lo primero. Un abrazo.

Elmo Nofeo dijo...

Esas melancolías siempre estarán presnetes como cicatrices en el alma.

don vito andolina dijo...

Hola, concisas y precisas letras desnudan a golpe de talento la germinal belleza de este blog, si te va la palabra encadenada, la poesía, te espero en el mio,será un placer,es,
http://ligerodeequipaje1875.blogspot.com/
gracias, buen día, besos numantinos.

Daniela Muente dijo...

qué bonito escribes Marité. Casi puedo sentir lo que se sientes y lo que ella siente por lo bien que lo detallas, pero creo que es algo que es difícil de imaginar con exactitud.

un abrazo!

Mariela Garcia dijo...

Amiga, hay personas de las cuales su corazón es tan delicado como el algodon como tu dices... tu pareces ser una de ellas... pero así como sientes tanto aquella perdida... es así como puedes recordar esos detalles que inundan este blog... si tu no sintieras de esa manera... quien sabe y poco a poco se perdieran sus aventuras... nosotros no conocieramos de ese valioso HOMBRE que dejo bien sembrado su nombre en tu corazón! Besote!...♥

Breki dijo...

Cuando uno se desahoga y saca todo lo que se tiene dentro, salen cosas bonitas como este post :)

un abrazooo.!

Marite Alarcón dijo...

Lucho, gracias por los consejos. Sé que me entiendes, pero a veces como dices, es difícil sobre llevarlo.
Besos!

Marcelo, así es. Tocó uno melancólico. Y bueno, a veces tb hay q decir lo gris para hacerlo real no?
Un beso!

Elmo, siempre siempre. Cicatrices que no curan, pero tampoco duelen.
Beso!

Don Vito, gracias, lo tomaré en cuenta. He pasado por ahí, me gusta tu forma de escribir.
Saludos!

Dani, gracias :) Qué bueno que te guste. Escribes lindo de verdad y es un halago que me digas lo mismo!
Besos!!!

Marielita, si pues. Creo que los que tienen alma de algodón sienten un poco más o al menos lo expresan más. Hay que saber balancearlo nada más.
Un besote!

Breki, gracias :)
Un beso grande!

Bellarte dijo...

En lo personal pienso que cuando uno escribe con el propio sentimiento algo hermoso queda como resultado. Me ha encantado tu escrito, no sabría comprender qué se siente, pero he dejado que mi corazón saboree y sienta cada linea.

Bellarte dijo...

Con tu permiso, copiaré este para recordarte. Un abrazo fuerte de parte de tu amiga C.

Marite Alarcón dijo...

Bellarte, me halagas...

Marite Alarcón dijo...

En serio has hecho que me ponga, rojita.
Gracias :)

El heroe de mi vida