Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

15.4.13

A ponerse los guantes

Que ya basta de esos pensamientos que me tumban al piso por agotamiento mental!

Quiero tener tiempo de hacer lo que me gusta, es verdad!
Pero si no se puede, qué le voy a hacer. No puedo rogarle más horas al reloj pero dí robarle horas al día, o la noche tal vez. Y si me quedo dormida en el intento, pues estaré ganando porque descanso más y guardo energías para mañana pues! Ya qué chu! Y si no termino la película que nos propusimos ver, bueno pues felizmente la tengo en DVD y puedo retroceder, poner pause y repetirla cuantas veces quiera. Y si el día me deja sin aliento para escribir en mi blog o leer otros blogs, bueno pues siempre hay un minuto para ir al baño o darse un respiro y poner stop a las agitadas horas a galope en una silla de escritorio que dobla la columna si no tomas conciencia. 

Quiero cambiarme el chip, ver los lunes como un viernes y pensar que esta tiene que ser una buena semana. Pero pensarlo sin renunciar al segundo día diciendo "ay ya fue, que llegue el viernes de verdad". Quiero que llegue el día siguiente con menos quejas, mantener el "gracias Dios por un día más de vida" por muchos días más. Y si me acuerdo recién en la duche, ya qué importa, dar las gracias igual!

Quiero mantener los buenos hábitos, salir a correr o sudar el jamón en las noches frente al "play" quemando cuanta caloría se me dé la gana. Quiero menos azúcar y más verde con pinta de pasto recién cortadito.  

Quiero pensar en las mil razones que tengo para sonreír y recordarlas si es posible cada hora, como una alarma automática. 

Quiero hacer planes y que se cumplan cuando se tengan que cumplir. Sin esperarlos ni apresurarlos. Simplemente que lleguen y ya! 

Quiero contar las horas, pero no para que el día llegue a su fin, sino para hacer un balance de cuantas quejas versus sonrisas tuve en el día. 

Desde hoy, los malos pensamientos están de huelga.
Al menos, desde hoy lo intentamos.

22 comentarios:

Jo dijo...

al fin te pude escribir antes que toooodo el mundoooooo


jajajajajaja....


parece que ya estás decretando y eso es un buen mood para comenzar. Siempre te agradeceré estes ahi, tarde que temprano , antes que casi todo el mundo y siempre presente con toda la bola de cosas que tienes que hacer, pensar y arreglar
siempre he de agradecer qu ete tomes esa molestia de ser generosa y reciproca conmigo aunque a veces yo tarde en dias en venir



abrazos sis! verás que decretado es más fácil!

Marite Alarcón dijo...

Sis! Qué lindo comentario! Por más que me leas tarde siempre me alegra leerlos!!! Es que cuando te leo, me siento tan identificadaaaaa!
Beso!

Marcelo Gasan dijo...

Así se debe empezar la semana con ganas. No pienses que es lunes, martes, viernes o domingo, sólo pásala bien...
El título de tu post da mucho miedo... si no me crees pregúntale a cualquier varón que va a hacerse un examen de próstata y escucha decir eso al doctor.

la MaLquEridA dijo...

¡Nooo! Más horas al día no que de por si no encuentro ya más nada que hacer y si tiene más horas moriré de aburrimiento.

Mejor sonríamos

DRACO dijo...

espero que esos intentos no desfallezcan como el deseo de hacer dieta como hacen algunas damas, jajajaja.
¡que la fuerza te acompañe!

no, yo sé que tú puedes.

un beso.

Serudio dijo...

Si se puede Maite!
Ya estas pensando en positivo, el resto es pan comido!
Abrazote!

camino roque dijo...

yo siempre estoy intentándolo. quizás lo logre algún día.

Mina Treintañera dijo...

Me encantó el post y me vino a pelo. Y estoy de acuerdo con el comentario de Jo, decretando todo es más fácil y ayuda mucho a nuestro subconciente.

Espero que puedas mantenerte en tu propósito toda la semana, hagamos fuerza para que así sea!!!

Un besote, te quiero mucho!!!

Dooms Day dijo...

muy buena actitud, asi se debe comenzar la semana para poder pasarla sin contratiempos, si a eso le sumas una sonrisa ( que importa forzada) todo saldra mejor

[Maxwell] dijo...

A mi también se me acaba el tiempo rapidisimoooo u.u quisiera que el día tenga 30 horas pero nunca sucederá u.u

Sonríe que hay peores cosas que suceden, todo pasa, disfruta el día y sonríe!!

Que tengas un buen día, un abrazoo

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy cierto, está en nosotros el decidir si queremos que un día lo empecemos bien o con un humor de perro rabioso.

Siendo agradecidos con Dios y la vida por lo que tenemos y declarando que va a ser un buen día, uno mismo se predispone mentalmente a que ello ocurra. Porque si de frente te dices a tí mismo que es un día de m..., pues eso es lo que vas a atraer a tu vida. En general, los lunes son pesados, pero si lo vemos como la primera página de 7 páginas que conforman esa semana, pues está en nosotros el hacer lo necesario para que cuando lleguemos al domingo en la noche, nos digamos a nosotros mismos: "Fue una buena semana".

Un abrazo muy grande.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Edu, jajajaja me has hecho reír con eso del doctor! jajajajaja

Malque, te juro que quisiera aburrirme aunque sea una hora! O sea aburrirme de hacer las cosas que me gustan! Para esas sí que no tengo tiempo!
Beso!

Draco, yo también espero! Ando cruzando los dedos y haciendo fuerza para poder llegar al fin de la semana con positivismo!

Serudio, espero que sea pan comido! De verdad puede que me sienta bien unos días más y luego quiera tirar la toalla!

Camino, la cuestión es intentarlo, al que persevera, le cae premio... dicen!

Lenyis, a veces necesitamos leer algo así no? Yo lo leeré cada vez que me sienta con ganas de tirar la toalla!
Te quieroooooooooooo!

Dooms, gracias por la visita! Ya se te extrañaba!

Max, al menos una hora más sería lo mejor que existe!

Lucho, es rico decirlo no? Fue una buena semana... espero que tengamos muchas de esas este año!
Un besote!

Adrianna Rossi dijo...

Manteniendo esa actitud seguro lo lograrás Marite, malos pensamientos, malos hábitos y malas actitudes en huelga desde hoy, una muy larga huelga por favor ;D Bendiciones y éxitos para ti, sigue así, nos merecemos vivir la vida de la mejor manera.

Marite Alarcón dijo...

Adrianna, no sabes cuanto pido que sigan de huelga! Y que la creatividad, esperanza y ganas de querer estén más que presentes!!!
Un beso enorme!

Nelson dijo...

Por lo menos lo pones en el papel y te lo propones!! Muchos, ni eso.

Me gustó eso de la oficina, la silla y el escritorio que te puede doblar la espalda si no tomas consciencia. Genial! El arte es el antídoto, comprobado.

Marite Alarcón dijo...

Nelson, es verdad. Muchos ni eso. La cuestión es quedarnos con esas ganas y cumplir lo que nos proponemos!

sabores compartidos dijo...

Bueno asi es la vida uno siempre se marca objetivos que, a veces se consiguen y otras se van abandonando jeje
Lo mejor creo que es poner buena cara a las cosas.
un besote

Amapola Azzul dijo...

Felicidades ese es el mejor triunfo. Un abrazo.

Me gusta tu blog, enhorabuena, besos.

Elmo Nofeo dijo...

¡SI NO HAY SOLUCIÓN, LA HUELGA CONTINÚA!
¡SI NO HAY SOLUCIÓN, LA HUELGA CONTINÚA!
PASENME LA M
PASENME LA A
PASENME LA R
PASENME LA I
PASENME LA T
PASENME LA E
QUE DICE:
MARITE, MARITE

Marite Alarcón dijo...

Sabores compartidos, gracias por tu visita. De inmediato visito tu blog!
Gracias por tus palabras!
Un beso!

Amapola, gracias!!! En serio mil gracias por tus palabras y por la visita!

Elmo, esa barrita me gustó ah!
MARITE!
MARITE!

ludobit dijo...

animos q las malas horas nunca faltaran, asi como no todos los lunes son malos, ni todos lo viernes buenos. animos!
besos, marite :)

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, esas malas horas siempre estarán. Nunca serán bienvenidas pero debemos aprender a vivir con ellas.
Beso!

El heroe de mi vida