Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

3.4.13

Tal vez si juntamos nuestros corazones...

- Tu papi no vendrá este fin de semana hijita.
- ¿Por?
- Porque se va a ir de viaje unos días.
- ¿¿¿A dónde???
- Es cerca, no se va lejos.
- Sí, pero a dónde y cuánto tiempo!
- Se va por el norte, a ver a tus abuelitos.
- A pues, entonces vamos con él.
- No podemos Marité. Tus hermanos con quién se quedan. Además estamos lejos.
- ¿Puedo ir yo entonces?
- Que no! Tiene que ir sólo!




Era verano del 95' y como todos los jueves, preguntaba a las 8:00 pm a qué hora llegarías al día siguiente. Era ya rutina pasar la semana entera en la playa con mi mami y esperarte los fines de semana en la puerta del club con una gran sonrisa montada en mi bicicleta. Pero ese último fin de semana de febrero, no llegarías a darme el abrazo que valía por los cinco días que habían pasado sin vernos.

Ya un poco preocupada por algunas cosas que escuchaba en el malecón, cogí mi bicicleta y llegué al bungalow. No eran ni las 10:00 pm, hora de toque de queda para mí en ese entonces pero yo ya estaba lista para el interrogatorio.
- Ya bueno, dime la verdad mami, a donde se va mi papi?

En ese momento llegó David y se sentó en la silla frente a tu cama. Tenía la cara un poco pensativa, como si quisiera decir algo y no se animaba.
- Bueno, me vas a decir o no.
Ella se quedaba callada mirando fijamente la televisión, como si estuviera esperando algún flash informativo sin previo aviso.
- David, dime tú! Qué pasa? He escuchado cosas pero no sé si será verdad. Dime!
No recibía ni una sola respuesta y ya era algo crítico para mi aún tierna cabeza. Trataba de crear cientos de miles de hipótesis mentales para tapar las dudas: un viaje secreto tal vez, tenías que escoltar al presidente en una super misión encubierta, te habían pedido que vayas a otro país a preparar una enorme y linda casa para irte a vivir con nosotros, o tal vez era sólo una broma para llegar al día siguiente con muchas sorpresas para pasar el fin de semana juntos.

Hasta que después de unos segundos en silencio absoluto lo escuché en las noticias. Eso que jamás imaginé, solo lo vi en las películas de "ficción", se estaba haciendo realidad. No eran mitos ni leyendas. Estaba pasando en la vida real y uno de los actores eras tú.


El conflicto del alto Cenepa estalló a fines de febrero, no me pude despedir con un abrazo, tan solo con una llamada corta. Mi corazón latía a mil por hora cuando te decía "chau papi, cuídate mucho, te vamos a extrañar. Jerry también te va a extrañar. Regresa rápido ya?", no sabía hasta cuando volvería a escucharte. Fue una sensación realmente indescriptible. Mezcla de tristeza, miedo, incertidumbre, terror y esperanza. Algo de cólera por qué no? 

Una guerra había comenzado... pero felizmente te trajo de regreso a nuestro lado para regalarnos aún muchos años más de alegrías y vivencias a nuestro lado. 

Hoy, algo que quiere ser guerra parece estar naciendo en un país lejano. Y yo, sólo pienso en los corazones tan podridos que aún quedan entre los nuestros. Pues, quién piensa en "guerras" cuando existe tanta pobreza en el mundo. Sin duda, el mal existe, si se manifiesta de maneras que uno no puede creer.

Aunque sepamos que lo que un día vimos detrás de una pantalla, pueda volverse una realidad el día de mañana.


Si todos juntos cerramos los ojos y pedimos con el corazón,
puede ser...
que nos escuchen desde arriba y el ejercito más poderoso de todos,
interceda por nosotros.

20 comentarios:

Marcelo Gasan dijo...

En una guerra todos pierden, nadie gana, se destruyen pueblos, mueren inocentes, hay hambruna, contaminación y sufrimos los que tenemos familiares enredados en esos conflictos.
Un abrazo.

FrancHis Neumann dijo...

Lo que dijo Edu. Las guerras son tremendo asco, y nada se ha resuelto a través de ellas.

Un beso inmenso, tremendo héroe tu papi!!!

Gary Rivera dijo...

pucha me has dejado un nudo en la garganta!! y me has hecho recordar cuando me sentia mal en el colegio!!

porfa echale una mirada a esta entrada!

http://hijodelaluna-mphisto.blogspot.com/2010/04/como-para-tocar-el-cielo.html

Pancho dijo...

Odio las guerras :( no traen más q desgracia , y q angustia con tu papi que bueno q regreso para muchos días de luz

Mina Treintañera dijo...

Se me quedó ese miedito metido dentro. Esperemos que esto no llegue a más, he estado tratando de no pensar mucho en eso, desde que lo vi en las noticias me entró una angustia horrible.

Yo si creo que haciéndonos uno, podemos lograr muchas cosas, me uno <3

Un besote Marité

Jo dijo...

pidamos... y con un abrazo seguro podemos decir un edicto mas fuerte

Darío dijo...

Me rompiste. Te mando un abrazo.

Marite Alarcón dijo...

Edu, es verdad. Nadie gana, y lo peor es que se matan por ganar. Qué desgracia.

Franchis, es un tremendo asco. Tal cual!

Gary, lo leí... realmente nos une un sentimiento y un recuerdo casi en común.

Pancho, las odio también rey. Son verdaderamente innecesarias.

Lenyis, yo lo tuve desde que leí la noticia en Twitter, y hasta el día de hoy lo sigo sintiendo te diré.
Un beso!
Te quieroooooooo!

Jo, pidamos con el corazón abierto directo al cielo.
Beso!

Darío, gracias por el abrazo. Es bien recibido :)

Elmo Nofeo dijo...

Yo propongo dejar consumir productos norteamericanos, ya que los E.U. son los promotores de esta potencial guerra para poder vender más armas a Corea del Sur y reactivar su economía.

Además, con ello E.U. puede recuperar algo del dinero que se va a Cores del Sur a través de la industria tecnológica; por ejemplo, ten en cuenta que los norteamericanos más compran más Galaxys (Corea del Sur) que iPhones (USA).

DRACO dijo...

todo el planeta perderá si en la península coreana se desata una conflagración bélica de tintes nucleares.
ahora, si la intención del líder coreano era tan sólo portarse como un bravucón para negociar en mejores términos algunas ventajas alimentarias con el chantaje de las bombas nucleares, ha ido demasiado lejos y el curso hacia la guerra puede ser algo irreversible.
un beso.

Marite Alarcón dijo...

Elmo, eso es lo que más me da cólera... XQ SE METEN!!!! No entiendoooooooooo!!!!
Qué rabia me dan!!!
Ahora parece que la cosa está más que pesada...
Un beso!

Marite Alarcón dijo...

Draco, hace unas horas leí que ya dieron luz verde al ataque a EEUU, la verdad que esto ya está yendo lejísimos. Una guerra en el 2013, es algo de locos...

Adrianna Rossi dijo...

Querida Marite, créeme que mientras iba avanzando al leer tu relato se me ponía la piel de gallina, y he de admitir que comencé a imaginarme lo peor. La guerra fue inventada únicamente para demostrar supremacía a través del derramamiento de sangre, la desintegración de familias y la destrucción de comunidades y vidas completas... creo que jamás lograré comprenderla. Tu padre sin duda fue un verdadero héroe, como ya te lo he dicho antes: te tengo envidia de la buena.

Un gran abrazo.

camino roque dijo...

hay personas sin rastro de humanidad. ellas son las que dirigen directa e indirectamente las guerras, los países... como si fuera un juego.
un maldito juego de poder y dinero. ellos se divierten jugando. los demás sufrimos su diversión.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Me imagino la preocupación en ese momento en tu familia. Guerra es guerra en cualquier parte del mundo y como dice Edu, nunca ha solucionado nada.

Realmente da rabia ver a este miserable norcoreano, creerse el dueño del mundo y decir suelto de huesos que va a atacar USA, sin siquiera medir las fatales consecuencias de su capricho y delirio de grandeza. Que Dios nos ilumine.

Un abrazo.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Adrianna, nada bueno trae un enfrentamiento como este. Cada hora que pasa parece ponerse peor. Tengo miedo...

Camino, es que es lo que parece. Tal cual... un maldito juego de poder.

Lucho, la inexperiencia y hambre de poder de este joven "líder" hasta dan náuseas.
Un besote!

Kikin Rispa dijo...

Bonita reflexion amiga, esta noche al rezar la usare y pedire que se cumpla mi deseo de cumple Nro. 32, q por mas broma que parecia, lo deseo de todo corazon.

ludobit dijo...

en momentos como estos es cuando mas extraño a john lennon, con canciones como imagine o frases como "the war is over (if you want it)".
besos, marite

[Maxwell] dijo...

Me ah gustado tu entrada
Lo del Cenepa fue duro para nosotros, no debemos olvidarlo!!

Marite Alarcón dijo...

Kikin, voy a volver a leer tus deseos entonces :)
Un beso!

Ludobit, es que era un maestro. Sus canciones eran de otro mundo.
Beso!

Max, fue y seguirá siendo duro. Y como dices, no se olvida.

El heroe de mi vida