Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

13.12.13

Lluvia morada


Caminaba por la calle a las 11 de la mañana, cuando seguro muchos aún estaban en sus camas o haciendo sus respectivos ejercicios. Yo decidí regresar de una reunión caminando para respirar y oxigenar mi estresado cerebro a punto de estallar.

Me gusta imaginar qué pasa dentro de algunas casas, esas que son de madera con ventanas y puertas chiquitas rodeadas de plantas enredaderas y con un cerco en la entrada, por ejemplo. Imagino que dentro vive una pareja de ancianitos que están sentados a la mesa tomando su taza de té caliente y tostadas con mermelada para dos. Quién sabe, puede que así sea.

Iba caminando con cuidado de no tropezar, a veces los huequitos que hay en las veredas de Lima, traicionan con furia. Yo, y mi taco 12 podemos dar fe de ello. Tratando de hacer mindfulness pensando (valga la redundancia) en una sola cosa a la vez, y viendo simplemente el hoy dejando el ayer atrás y el mañana aún lejos de mí, contaba mis pasos. 

Miles de cosas se me vinieron a la mente, preguntas sin respuestas que traen miedos y pensamientos mágicos que no existen también. Cerré los ojos y solita empecé a darme tranquilidad y paciencia, si no soy yo, ¿quién? 

Pasé sin darme cuenta por un punto especial, un lugar donde la lluvia es morada y no moja. Es diferente, y puedes recoger cada una de sus gotas. Caían sin parar una tras otra y yo sin poder mirar hacia arriba por el sol que estaba asomándose por entre las nubes solo sonreí y pensé que todo pasa cuando tiene que pasar. Justo en ese preciso momento. 


Al pasar el mar de gotas moradas miré hacia atrás y pude ver de dónde venían, al estar en ese extremo dejaron de llover. Es decir, sólo cayeron para mí. 


En esta oportunidad sí fue bueno mirar hacia atrás... A veces el cielo se encarga de mandarnos los mensajes de la manera que sea.



22 comentarios:

Mr.d dijo...

Fue una señal que dejó algo de color... en un mes como este no puede haber nada mejor. Disfruta esas señales, como la que describes, insólitas pero mágicas. Seguro algo de sencillo te quedó de la grati también disfrútala

LEON GARZA dijo...

Me llego el insomnio a los 2 am y una de las cosas que llegaron a mi mente fue la escena de la lluvia, me encanto. Esta para trasladarla a escena en video.

Elmo Nofeo dijo...

Una mano conocida desde arriba debió haber agitado las ramas de ese árbol justo cuando pasaste por ahí.

Luján Fraix dijo...

Para mí es bueno mirar hacia atrás siempre porque allí nos formamos como personas que somos... nuestra identidad.
Precioso texto.
Muchos besos

Misterio Azul dijo...

Me ha gustado mucho...

Es cierto que hay muchos signos que nos hablan, aunque no todos los leemos, no nos damos cuenta de muchas cosas.

Muchos besos.

Munani dijo...

Me encantan esos árboles, me encantan esas flores ^^ me encanta el morado. También suelen estar cerca de mi casa y sí, parece como si te quisieran decir algo, lo bueno es que siempre al voltear todo sigue siendo bello. Un abrazo!

Marite Alarcón dijo...

Mr.D, esas señales aparecen cuando menos lo esperas y en cualquier momento.
Un beso!

Leon, en serio? Sería tu regalo de cumple! Feliz día atrasado!

Elmo, de toda smaneras. También lo pienso como tú!

Lujan, es bueno en algunos sentidos pero malo si es que lo pensamos desde la perspectiva del "hubiera"...
Beso!

Marite Alarcón dijo...

Misterio Azul, qué bueno que te haya gustado! Me alegra mucho!
Un beso grande!

Munani, si! A mí tb me encantan!!! Me gusta eso de que al voltear todo sigue siendo bello, es verdad!
Un beso!

Gary Rivera dijo...

¿La última es una foto de una calle perpendicular a la Arequipa?
Sabes es curioso! Hace unos días staba recordando mi infancia en Arequipa, y mi vecino tiene una Jacaranda (ese árbol de flores moraditas o lilas) frente a mi casa y yo tenia una Ponciana! (Que era un infierno barrer las hojitas todos los días), en primavera y verano, la calle se veía muy bonita, por un lado ese morado copioso y abundante y mi ponciana con ese verde tan vivo con sus flores rooojas e intensas!
Yo soy torpe para caminar y me tropiezo a cada rato (solo que yo no uso tacos! Jajajaaja prefiero los zapatos chatos!!! Jajaja) Yo no me imagino a las casas, lo que hago es imaginar las conversaciones que tiene la gente a la que miro.

BocaDelcielo dijo...

No debe ser muy divertido para el que tiene que barrer todos los días.

Eduardo Rodríguez dijo...

una lluvia como esa cae muy bien a todos. Suscribo lo de Elmo.

Marite Alarcón dijo...

Gary, la verdad soy RE mala para las calles, pero esto es en Miguel de Cervantes, por el Golf! Qué lindo es imaginarse algunas cosas no?
Un beso grande!

Boca, me hiciste reír... jajaja pero no necesita ser barrido, el piso queda bonito así!

Edu, es lindo, de verdad. Seguro es como dicen, alguien movió el árbol desde el cielo!
:)

Geraldine H. Gamarra dijo...

Por mi casa hay un árbol que bota hojas verdes :)... qué? eso es normal? ... Ah bueno... =| =( U_U JAJA.

Qué lindo arbolito parece esas postales de Japón.

Darío dijo...

La lluvia siempre es un signo de algo, tanto más esta lluvia sobre vos... Un abrazo.

Marite Alarcón dijo...

Geraldine, creo... jajaja las hojas son verdes así que... será!
Beso!

Marite Alarcón dijo...

Darío, espero que sea signo de que algo buenísimo está por venir :)

Alex dijo...

Aww!!que bonitas fotos Marite. En ciertas ocaciones también disfrute de estos espectaculos así como también me lo echaron abajo los cachitos de las aceras xD (Roche)

Saludos.

Marite Alarcón dijo...

Alex, pero nadie tiene porque echártelo abajo, es el tema de siempre. Ver especial lo que es cotidiano.
Un beso grande! Abre bien los ojos para que puedas ver las señales!

ludobit dijo...

me recuerda a la temporada de florecimiento de los arboles del cerezo en japon, donde los bosques y parques con esos arboles se llenan de petoles rosados, cayendo y revoloteando en el aire. al menos asi se ve en los animes :)
besos

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, que hermoso debe ser ese paisaje! Sueño con un lugar así!

Mina Treintañera dijo...

Cuando abrimos los ojos del corazón, somos capaces de entender todos los mensajes sin esfuerzo. Que sigas recibiendo esos mensajes siempre. Y si, quién más, si no eres tú misma quien te calme? Todo lo que necesitas está dentro de ti.

Te quiero :)

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, esos mensajitos son los mejores. Cuando llegan de verdad son guardados en el corazón para siempre.
Beso!

El heroe de mi vida