Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

23.1.15

Pensemos que sí

Por más que trato de pensar que todo sucede por una razón y que nada pasa en vano, me cuesta aceptarlo. No porque todo esté saliendo mal ni mucho menos solo que a veces, cuando me pregunto por qué, no llegan respuestas a mi cabeza. Y eso me frustra.


Es cierto que me encuentro en la mejor etapa de mi vida en lo familiar, pedí tener un hijo y me mandaron dos! Una gran responsabilidad sin duda, pero también la felicidad más pura y grande que pude haber sentido jamás. 

Siento que estamos completos y bendecidos. Por eso siempre doy gracias una y otra vez a la vida misma y a ese ser supremo que todo lo ve y todo lo puede. No me cansaré de hacerlo todos los días de mi vida, y tampoco de rogar por su bendición. 

Pero así como todas las monedas tienen dos caras, toda historia tiene dos polos (uno positivo y otro negativo). 

Hace dos meses me quedé sin trabajo, a solo unos meses de haber dado a luz a mis mellizos. Confieso que entré en pánico en ese preciso momento en el que me dijeron que no me renovarían contrato. Hay razones; decidieron cambiar la estructura de la empresa y mi perfil ya no encajaba. Reclamar? Qué reclamaría si todo ya estaba claro. Denunciar? Es totalmente válido prescindir de una persona cuando acaba su contrato. Y además, no perdería el tiempo haciéndolo. Trabajé casi 3 años ahí y creo que no sería muy sano para mi paz mental y el desgaste físico y emocional enorme que tendría durante un tiempo. Miles de preguntas surgían día tras otro en mi cabeza pero no había tiempo que perder, me puse a enviar mi CV, a desempolvar contactos y a suscribirme en todas las bolsas laborales posibles. Pero el mes jugaba en mi contra, las empresas no suelen contactar a nadie en diciembre. Había que armarme de paciencia. Nada más que eso.

En fin, creo que nada se compara al privilegio de estar junto a mis hijos en sus primeros meses de vida. Dios proveerá, es mi lema. Quiero confiar y creer con los ojos cerrados que todo esto está pasando porque algo mejor, algo superior a lo que creo capaz de suceder, está en camino. Y cuando me cuesta creerlo, solo pienso en cómo me sentía cuando quería tener bebitos y aún no me daban esa gran oportunidad de ser madre. Y ahora? Tengo dos hijos, y yo aún no me lo termino de creer. 

Algo bueno viene, estoy segura de ello!

10 comentarios:

Elmo Nofeo dijo...

¡PRIMEROOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO!

Elmo Nofeo dijo...

"Dios proveerá" es la frase que mi esposa también esgrime cuando me veo en dificultades para llegar a fin de mes. Y solo tengo uno hijo, con dos estaría al borde de la desesperación.

Por otro lado, es bueno que una madre acompañe los dos primeros años un niño, nadie (ni la abuela) puede hacer mejor ese trabajo.

Pamela dijo...

Marite una vez mas nuestras vidas vuelven a cruzarnos y jugarnos estas pasadas, mi papito se fue hace 10 dias siendo un luchador incansable igual que el tuyo ya deben estar conversando de la vida
Y la chamba andamos en las mismas vas a ver que este año aparte se disfrutar de nuestras bellas bendiciones los hijos también encontraremos eso que estamos buscando besos

Mina Treintañera dijo...

Si, siempre todo pasa por algo. Lo malo es que no siempre se ve la razón en ese momento y uno se desespera. No es fácil confiar en que todo va a estar bien a veces, uno no es de piedra, pero recordar los milagros que han ocurrido en nuestras vidas, ayuda un montón y tú tienes dos milagrotes recontra tangibles como para recordar que todo pasa y todo llega cuando realmente creemos y confiamos: creer para ver :)

Lo bueno dentro de lo malo, es que no estarías tanto tiempo con tus hijos si no hubiera pasado esto y el tiempo que les estás dedicando ahora, vale oro.

Un besoteeee!!! <3

sabores compartidos dijo...

Bueno es algo que esta a la orden del dia, cuando se estorba te quitan de enmedio. Lo bueno y eso es bueno es que podras estar con los pequeños en sus primero tiempos que siempre es importante.
Cuidate mucho y paciencia jeje
Besotesssssssss

Gary Rivera dijo...

Pues la mayoría de las madres gozan de un permiso pre y post, tomalo como uno. Aunque claro deben empezar a distribuir tus CV como atalayas porque como dice la canción el amor no se come. Mientras lo mejor es que estes a cargo de tus pequeños que necesitan de la madre para crecer sanos y fuertes. Abrazo para ti! Aprovecha para leer y ponerte al dia en cosas de tu carrera para estar lista para cuando se presente la oportunidad.

Norma2 dijo...

Primero ocúpate de los bebitos, luego lo demás. A las empresas no le caen en gracia las mujeres con hijos por esto de que suelen faltar mucho al trabajo. Así que mucha paciencia y Dios resolverá.
Besos

Mariela Garcia dijo...

Bien que pienses así!!! Dios proveera y mas a ti reinaa, los primeros meses y sus alegrias seran tu mas grata paga que tendras y mientras... todo encajara y se ajustara a tu nueva vida, habra un trabajo exactamente como tu necesitas y veras que mejorara, eres una persona hermosamente buena, y todo se acomodara. Besote!!!!

[Maxwell] dijo...

Una frase trillada aunque cierta, es: Las cosas pasan por algo, lo bueno es que no te pierdes la vista a los primeros meses de tus hijos :) aprovecha eso, ya conseguirás algo, no lo dudes

Daniela Muente dijo...

Después de tiempo vuelvo a la blogósfera y he descubierto también tu nuevo blog. Qué bonito, felicitaciones! Acá entre nos (y entre quien lea el comentario), yo también estoy por empezar esta nueva etapa de madre (!!!) o sea que te estaré siguiendo por aquí y por ahí también.

tengo muchas ganas de regresar al blog. No sé cómo, ya veré. Te mando un abrazo y suerte en todo. Sigue con esa buena energía. Yo también creo que todo pasa por algo y ahora tienes la oportunidad de disfrutar a tus hijos al 100% que es un privilegio.

El heroe de mi vida