Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

3.8.12

Cruda, pero real

Cuando pienso en la verdadera razón por la cual escribo aquí, me duele un poco el pecho. Los ojos se me hacen aguita y me dan ganas de apretar fuerte los puños. Está cargado de anécdotas y de sentimientos puros, es cierto. Pero, la cruda verdad es que yo escribo para alguien que ya no está en este mundo, y en el fondo lo entiendo.

Pueden ser muchas cosas las que escucho con sincero cariño: él te ve desde arriba, te cuida y no deja que nada malo te pase; él ve lo que tú ves, siente lo que sientes, y escucha lo que dices; él está orgulloso de lo que haces en este blog… Pero sé no es verdad. Al menos, sé lo hacen para hacerme sentir mejor, pero nadie sabe en donde estés ahora ni cómo será el cielo. Si es que existe uno…

Escribo con el alma. “Te” escribo con “mi” alma. Como si nunca te hubieras ido. Tal vez para hacer llevaderos los años que pasan sin ti. Como para que la mochila que llevo en la espalda se haga “menos pesada”. Pero ayer pude darme cuenta de algo especial. Algo que tal vez pueda ser “obvio” pero no tanto para los ojos ilusionados en una pantalla evocando historias que arrancan más de una sonrisa. Y una lágrima también. Hay muchas personas en el mundo como yo. Y eso es lo que hace que mi blog sea valioso. Además, hay muchas personas que quisieran ser como tú. Y florecer en los corazones de sus hijos ese tulipán lleno de amor puro y de admiración hacia una persona que sin tener un comic, una placa ni un monumento llega a ser un verdadero super héroe. 

Ayer quise contarle tanto a ese par de ojitos que leyeron este blog…. Pero no pude. Es que no hay palabras que pueda decir ni promesas que hacer para alguien que acaba de perder a su papá. Quise decirle que entiendo su molestia. Sus penas y sus llantos a escondidas. Su “preocupación” desmesurada por el trabajo para no pensar. Los sueños sin sentido, y los que lo tienen también. Entiendo la mirada vacía que puede tener de la nada. O esas lágrimas tímidas que a veces invaden sus ojitos dulces. Quise decirle tanto… pero no encontré las palabras. No existen además porque así como entran, salen. Lo único que pude ofrecerle es todo mi apoyo, a pesar de no conocerla. Porque yo siento lo que ella siente. 

Nadie nos prepara para este capítulo oscuro en una vida llena de color. Y como a veces pasa… un papá le puede enseñar TODO a una hija, menos a cómo vivir sin él. 



Solo queda asimilar que este dolor no se irá. 
Pero aprenderemos a vivir con él. 
Bienvenida Marita… 
No estás sola…

24 comentarios:

Mina Treintañera dijo...

Así es amiga, las verdades a más pronto se asimilen, menos nos lastiman, aunque el dolor siga ahí latente.

No sé cómo será el cielo, pero lo que si sé es que cuando te digo que tu papá está cerca de ti y te ve y te cuida, realmente lo creo así :0)

Un beso Marité! Te quiero mucho!!!

Marcelo Gasan dijo...

Dices que te decimos que él te ve, él te siente y cosas así para que te sientas mejor... yo sólo te pregunto, si tuvieras un hijo (y todavía no lo tienes pero el día que lo tengas sabrás lo que es el amor)... repito si tuvieras un hijo y por esas cosas del destino tuvieras que partir, lo dejarías?.
yo tengo dos hijos y créeme que si muriera, de donde sea estaré con ellos, viéndolos… haré lo que sea para ver que todo le vaya bien, para saber como van… por eso créeme, que él debe estar viéndote o viviendo en ti de alguna manera.

Mina Treintañera dijo...

Totalmente de acuerdo con Edu!

Bellarte dijo...

"Algunas heridas son demasiado profundas para curarse, o para curarse deprisa. Además, muchos recuerdos son dolorosos, y no hay curación posible. El dicho de que «el tiempo todo lo cura» es falso. El tiempo cura la mayoría de las cosas, pero no todas."

A veces se me hacía dificil leerte, (ves mi decadencia de visitas) será por lo genuino y puro del amor hacia tú padre, siempre lo respeté, pero me fue dificil de digerir hasta ahora que escribes esto, eres humana y hecha de carne Marite. Una suerte conocerte.

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, no estaba segura si poner eso o no... porque sé que muchos me lo dicen porque es lo que sienten, y es verdad. Estoy de acuerdo. Pero a veces es inevitable pensar que NADA existe más allá... por eso me pareció una buena forma de desahogarme.
Un beso!

Marcelo, gracias por lo que me dices. Es cierto, y lo entiendo.
Te mando un beso grande.

Marite Alarcón dijo...

Bellarte, me quedo con esa frase. Es LA VIDA misma.

No sé si entendí bien, pero no te gustaba mucho leerme porque no me entendías hasta hoy? jejeje es que ando un poco lente en estos días. De todas maneras aprecio mucho tu sinceridad. Me encanta leerte.

Un beso!

Anónimo dijo...

Tu ultima frase es real, tanto un Padre como una Madre nunca podran ensenarle a sus hijos a vivir sin ellos, ahora q soy madre quiero nunca faltarles a ellos para q nunca sufran ese hueco.

Jo dijo...

uno se desnuda igual aqui escribiendo como si estuviera en su habitaciòn resguiardada tras una puerta o un a cortina...
sin querer libera pero tambien aprisiona...
hay huecos imposibles de llenar
lagrimas que no secan... despues de tiempo...
a veces creo entender y identificarme con personas que sufren de mi mismo mal... sobre todo si son huerfanas de papà.


besos marité
sigue aporreando el teclado
seguro tu padre sabe bien que se lo dices a el.,

C.W. y C.B. dijo...

Marité muchas gracias por este lindo regalo, a pesar de no conocerte te siento en estos momentos tan cerca pues pasamos por lo mismo, y esa frase con la que terminas el post "un papá le puede enseñar TODO a una hija, menos a cómo vivir sin él" lo dice todo...
Yo también tuve amigos que perdieron a un padre, sentí lástima por la pérdida, dije lindas palabras para consolarlos, pero nunca tuve ni la más mínima idea de como sería estar en su lugar. Ahora que lamentablemente lo estoy comprendo que nada de lo que me digan podrá llenar este vacío que tengo...
Soy la hermana mayor y mi papá pudo pasar a mi lado lo que no pudo con mis hermanos, verme graduar de la universidad, mi pedida de mano, ver como emprendía mi propia empresa y unos pocos meses atrás hasta pudo llevarme al altar, pero no pude darle el placer de tener un nieto (mi papá se fue joven a los 56 años) y antes de ayer soñé que él me mandaba un hijo....será que él se comunica conmigo??, será que son ideas de mi cabecita dolita??...no sé, pero espero que de alguna forma mis sueños sean una forma de comunicarme con él.
Marité muchas gracias!!
Marita

Marite Alarcón dijo...

Anónimo, es cierto. Una madre y un padre no enseñan a vivir sin ellos porque no imaginas que algún día podrían faltar en cuerpo. Porque siempre estarán en alma.
Un beso... creo que eres Pamela pero no estoy segura.
Igual gracias por leer :)

Jo, gracias por siempre estar presente. Lo seguiré haciendo, de todas maneras!
Un besote!

Marita, no hay nada que agradecer. En verdad te diría esa y mil cosas más para tratar de ayudarte. Sabes que aunque no nos conozcamos algo nos une :)
Un beso!

Munani dijo...

Nadie puede estar preparado para perder a un ser querido y veo que ya lo tienes bien claro. Sé que tu empatía servirá de apoyo a tu amiga pues como dices, así como tú son varios que deben saber que no están solos.

Saludos!

Marite Alarcón dijo...

Así es Munani... nadie está preparado para eso. Ni de una ni de otra forma... todo duele, pero hay que aprender a vivir con ello.

Un besote!

DRACO dijo...

es una situación muy difícil cuando se es muy joven y sufrir la muerte de un ser tan querido como un padre o una madre con quien se esperaba compartir sentimientos y esperiencias por muchas décadas por delante.
a veces uno no comprende por qué pasan ciertas cosas y termina aceptándolas sólo porque ya no hay nada más que hacer.
un beso y feliz fin de semana.

Elmo Nofeo dijo...

Si de algo sirven los blogs es precisamente para lo que has hecho.

Larga vida a los blogs porque las nuestras son cortas.

La sonrisa de Hiperión dijo...

De nuevo por tu casa, disfrutando de las cosillas que nos dejas.

Saludos y un abrazo.

la MaLquEridA dijo...

Sin embargo se vive sin ese ser que tanto te dio porque la vida es así.
No nos enseñan a ver la muerte como un proceso de la vida, si fuera así nadie lloraríamos por los que se van.


¿Qué puedo decir?

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy cierto lo que dices, cuando uno pierde a alguien cercano, te deja ese vacío, que solo el tiempo y la fuerza de voluntad se encargan de cicatrizar las heridas de alma.

Y lo que tu haces es el mejor ejemplo de lo que debe hacerse: no condenar a ese familiar al olvido sino todo lo contrario, recordarlo con alegría y evocando aquellos momentos mágicos compartidos. A veces puede ser como una catarsis o como un desahogo. Y es cierto, no sabemos si nos escuchan porque en teoría no tenemos evidencia alguna, pero de una cosa estoy absolutamente seguro, la vida que tenemos aquí en esta mundo no es la única y hay un mundo espiritual en donde tu padre -así como los míos- deben seguir con interés como va transcurriendo tu vida. Creo que la regla básica es una simple: actuar como ellos quisieran que actuáramos y seguir adelante y no dejarnos mediatizar por la pena, frustración o rabia.

Te mando un abrazo muy grande.

LUCHO

Daniela Muente dijo...

qué cierto el comentario de Elmo, para eso están los blogs.

Además, tu blog nos hace apreciar lo que tenemos, cuando muchas veces lo damos por normal. Gracias por eso.

ludobit dijo...

nada como el apoyo de una amiga con una experiencia similar para afrontar situaciones tan dificiles.
un beso, marite

Paty dijo...

No me imagino cómo sería si mi padre se fuera...he vivido sólo mis primeros años de mi vida con él, así que me es algo complicado definirlo.

Bonita entrada :) Un beso Marité.

Bellarte dijo...

Sí entiendo, contestando la pregunta de arriba, es sólo que veo que los algodones de azúcar son empalagosos en exceso, de vez en cuando hay que asimilar que hay realidad aunque cruda, espero no ofender, pero eso que dijiste en toda la entrada es verdad?
y muy buena en lo que haces, como dijo alguien que te lee "pienso que Marite va con todo". Eres fuerte, te admiro de veras.

Marite Alarcón dijo...

Draco, gracias. Es verdad. Pero creo que este blog y conocer personas como ustedes me ayudan a cargar la mochila de la mejor manera.
Un besote y muchas gracias por siempre acompañarme.

Elmo, con ese fin empezó mi blog. Pero a veces es un poco difícil no ponerme triste con tantos recuerdos.
Un beso!

Hiperion, eres bienvenido siempre!
Beso!

Malque, entiendo perfecto. No hay palabras para ese "proceso".
Beso.

Lucho, ese vacío siempre estará. Solo se aprende a vivir con ello.
Un besote.

Dani, no sabes lo contenta que me pone leer lo que me dices. Es bueno apreciar lo que tenemos HOY.
Beso!

Ludobit, al menos un hombro amigo es un consuelo momentaneo para un dolor tan largo. Pero lo mas loco, es que no conozco mucho a esta persona. Es un feeling distinto.
Un beso!

Paty, no lo imagines pequeña. De nada sirve. Simplemente aprovecha al máximo cada momento.
Beso!

Bellarte, no hay problema. Cada uno tiene su dosis de melcocha. Eres bienvenida cuando quieras.
Beso...

Jandra Insaurralde dijo...

Si tenía un renglón más me largaba a llorar..me conmueve mucho tu blog, no porque me sienta identificada porque mi papá no es como el tuyo :( - sino porque puedo decir que se ve tu corazón en las líneas que escribís.Ánimo :D

Marite Alarcón dijo...

Jandra, gracias por :)
Te mando un beso!

El heroe de mi vida