Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

22.8.12

Imaginando historias que no pasaron

Lo vi sentadito en una silla viendo televisión. La enfermera no decía aun su apellido porque el doctor no había llegado, estaba retrasado. Respiró profundo dejando salir un gran soplido por los labios y miró a su alrededor. Estiró la mano con dirección hacia la chica vestida de verde que lo acompañaba. ¿Una enfermera tal vez? Puede que sus piernas ya no funcionen como antes, o que su cabecita haya empezado a olvidar las cosas, pero era chica se encargaba de ayudarlo cada vez que lo necesitaba.

Se paró de la silla ayudándose con el primer impulso que las manos extendidas de la chica le ofrecieron. Empezó a estirar las piernas y a caminar con un poco de dificultad. Creo que después de tantos minutos sentado el cuerpo necesita un poco de estiramiento. Apoyaba el pie izquierdo seguido del derecho con un ligero saltito. Parecía que dolía un poco. Hizo una seña como diciendo "déjame que puedo solo" y continuó su camino hacia el extremo de la sala.

Lo perdí de vista por unos minutos. El campo visual ya no me permitía ver qué hacía más allá de la pared que acababa de pasar. Seguro en breve daría la vuelta y lo volvería a ver. Escuché pisadas suaves, lentas, cansadas... y lo volví a ver. Se dirigía ahora hacia un nuevo extremo de la banca. Quería descansar. 

Se sentó con ayuda de la misma chica y ahora miraba hacia la escalera. Parecía que esperaba a alguien que aun no llegaba. Pues cada vez que el ascensor se abría volteaba de un salto enderezando la espalda lo más que podía y segundos después al verlo vacío se encorvaba de nuevo. 

Estiró la mano nuevamente y la chica le alcanzó un pedazo de papel higiénico. Lo recibió y se secó la frente. El paseo al extremo de la sala había sido difícil. Tal vez de imaginarse lo que le esperaba al cruzar la pista saliendo de su consulta ya lo cansaba por anticipado.

De pronto escuché unas fuertes pisadas de tacones por las escaleras acompañadas de murmullos lejanos. Volvió la mirada enderezándose nuevamente apretando el puño que llevaba el pedazo de papel. Esta vez acompañó la mirada con una sonrisa. Levantó la mano y entró en la escena ella. 

"Hola papito!!! Perdóname por llegar a esta hora ya entraste??? No pude con el tráfico, está terrible y hace mucho frío, abrígate!" 

Fue inevitable pensar que si el destino seguía un camino diferente, la vida me hubiese permitido cuidarte como algún día lo hiciste conmigo.

  

20 comentarios:

DRACO dijo...

todos planeamos e imaginamos nuestras cosas para una vida sin sobresaltos, pero en realidad vivimos algo muy diferente. besos.

la MaLquEridA dijo...

Todo esta escrito, nada se puede cambiar aun cuando lo intentemos.


Cuidate

Marcelo Gasan dijo...

El "si hubiera" es complicado... son historias que no pasarán, pero creo que también has tenido miles de historiales reales que has vivido... nuca es suficiente, pero ayuda recordar con cariño y alegría, como quisiera que me recuerden a mi... no tristes.

ludobit dijo...

un buen ejemplo de q el q siembra amor, cosecha amor.
un beso, marite :)

camino roque dijo...

creo que pensar en el "si hubiera" no va a ningún lado

Darío dijo...

Yo también pienso como Roque. Es un enrosque vano, un camino sin salida. Un abrazo.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Concuerdo con lo que varios han expresado. El "si hubiera" o "what if", no vale, vale lo que tuviste y que queda atesorado. Claro, es válido imaginarse cómo hubieran sido las cosas si destino hubiera tenido otra salida a la sucedida, pero no como para que nos quite el sueño o nos atormente.

Aparte de eso, bonita la historia que contaste en tu post.

Un abrazo muy grande.

LUCHO

Mina Treintañera dijo...

Linda historia amiga!

A veces los planes que tenemos son interrumpidos por la vida misma y cuanto cuesta hacernos a la idea.

Un besote inmenso, te quiero mucho!

adam tate dijo...

¿Sabemos lo importantes que somos para otras personas?

¿Sabe esa hija con que interés le está aguardando el enfermo?

Lo que fue, fue. Nunca se vive para atrás.

La proposición correcta es hacerlo adecuadamente a partir de ya.

Marite Alarcón dijo...

Draco, a veces ni nos damos cuenta en qué momento cambió todo...
Beso!

Malque, así es, aunque no lo creamos, todo ya está escrito.
Un beso!

Marcelo, sé que es complicado, sé que no existe, pero es inevitable que a veces domine mi mente... solo si hubiera...
Un besito!

Ludobit, exacto. Lo vi con claridad en solo unos minutos.
Beso!

Camino, no nos lleva a ningún lugar, es cierto. Pero a veces lo pienso, lo confieso.

Darío, lo es. Pero a veces es un laberinto al que solos nos empujamos.
Un beso!

Lucho, me gustó lo que vi y me hizo querer vivir un poco de eso también. Aunque sé que no se podrá.
Un beso!

Lenyis, es linda. Ver al papá emocionado por ver a su hija me enterneció mucho. Te quiero mucho también! Gracias por siempre estar aquí!

Adam, bienvenido. Es un gusto tenerte por aquí.

Elmo Nofeo dijo...

Eso el algo que no podrás experimentar con tu papa, pero si con tu papacito.

Marite Alarcón dijo...

Cuando no tú Elmo... haciéndome reír!!!

Mariela Garcia dijo...

... Que lindo Marite!!!! pero pues como todos dicen... las cosas suceden por algo, y como dice Elmo, jajaj con tu papacitooo // nahh y el contigo también, se cuidaran el uno al otro... y haran que sus HIJOS, NIETOS y BISNIETOS pierdan los estribos porque serán unos viejitos caprichosos =)!!! Beso! <3

Marite Alarcón dijo...

Gracias Marielita :) Fue bonito verlo recibir a su hija con ese amor infinito.

Beso!

niky dijo...

A veces la vida no se da como uno esperó, despues de tu historia me pongo a pensar como no tengo a nadie que me espere con tantas ancias, mi Papá.... el tiene su vida, mi abuelo lastimosamente partio hace mucho, y bueno el que ocupa esos lugares es mi esposo al que adoro, soñe siempre con que Papapa me lleve al altar pero partio antes, asi que ahora solo me queda imaginar como "hubiera sido" jajajaja, inevitable decirlo, si el todavia hubiera estado aqui.

Marite Alarcón dijo...

Así es Niky... es inevitable no pensar en ese "si hubiera". No existe, ok! Pero a veces nos invade esa loca idea sin querer. Tu abuelo debe haber sido como tu padre, por eso te entiendo al 100%.

Un beso!

La sonrisa de Hiperión dijo...

El futuro siempre es un camino cambiante... A cada decisión que tomamos.

Saludos y un abrazo.

Marite Alarcón dijo...

Hiperión, es cambiante y lo peor es que no nos damos cuenta en qué momento cambia... es extraño.

Un beso!

Bellarte dijo...

La chica, la pequeña, me parece un personaje secundario, como poco ausente en la historia, y la hija, la que llegó tarde brillaba desde que apareció, me deja pensando eso, hay que valorar inclusive una pequeña mano.

Marite Alarcón dijo...

Bellarte, claro q se valora, pero en ese momento quien me llevó a crear pensamientos en mí cabeza,fue la hija.
Un beso, gracias x leer.

El heroe de mi vida