Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

16.11.12

Mi suerte con los celulares

Era el quinto celular que me "regalabas" en menos de 6 meses. Y es que no era mi intención perderlos ni dejarlos olvidados para que alguna mano enemiga los tomara "prestados". Realmente no sé que me pasaba en ese tiempo que NADA me duraba mucho tiempo, tal vez por distraída o por sabe Dios qué. Este nuevo celular tenía que vivir otro tipo de suerte, no podía olvidarlo en una banca, tampoco en algún salón de la universidad, o escribir mensajes desde el carro con la ventana abierta en pleno tráfico limeño. No señor, este tenía que ser mi último celular en el año. A parte de que ya habías dado un ultimatum muy claro "no quiero escuchar que se perdió de nuevo Marité. Tienes que cuidar tus cosas no puede ser que seas así de descuidada. Valora las cosas que te damos. Y no te volveré a comprar otro". Estaba claro. Esto no debía volver a pasar.


No usaba mucho cartera en ese entonces, por eso, las bolsitas para celulares eran lo mejor. En la mochila, o en el carro, siempre estaba en su bolsita. Pero cuando "mensajeaba" obviamente o debía tener a la mano, para fácilmente teclear y enviar... esos tiempos... y no había otro lugar para ponerlos más que en el bolsillo del jean. Para que no incomode al caminar iba atrás, en el bolsillo derecho del poto. Lo tenía todo el tiempo que caminaba por la universidad metido ahí, para cambiar de salones, ir a la cafetería, o simplemente para caminar en el patio.


Al medio día recuerdo que nos tocaba subir al 4 piso y había que "escalar" así que celular en mano para que me acompañe en el camino y a mensajear si ha dicho. Ya por llegar me lo guardé en el bolsillo y entré al salón, dejé mis cosas y pensé que sería bueno comparme algo de tomar en las maquinitas y aprovechar en ir al baño a mojarme la cara antes de las 3 horas de "corrientes del pensamiento político". Wuju!!! Después de recibir mi vuelto en la máquina, conté las monedas las guardé en el bolsillo y entré al baño. "Mejor de una vez entro para no salir en plena clase", me desabroché el pantalón y cuando me lo iba a bajar, a la altura del muslo escuché "glup" se me congeló la sangre y hasta creo que lancé un fuerte "nooooooooooooooo". No quería voltear, no quería mirar abajo, pero tuve que hacerlo. Mi celular se había ahogado.


Lo saqué de un solo tirón, el agua estaba limpia obvio, sino lo dejaba desintegrarse en el water, pero ya todo estaba perdido. Lo sequé, lo abrí, le saqué todas su partes, le di RCP y nada. No reaccionaba. Era inevitable pensar en todo lo que me dirías al verlo descuartizado y casi sonando como vaso de agua por dentro, y me empecé a preocupar más. Escuché de todo: sécalo con secadora de pelo, déjalo al sol, llévalo a polvos o a algún servicio técnico. Y todo hice, pero nada. Sólo quedaba una alternativa, decirte y que tú te encargues de llevarlo al entonces "TIM". Pero no debía decirte que se había caído al agua, esta vez tenía que ser algo como por arte de magia. Alguna fuerza oscura se apoderó de él y lo hizo morir, esa sería la salida.

Llegó la noche y te vi en tu cuarto, era "ahora o nunca" pensé. "Papi, no sé que ha pasado, mira mi celular! Está muerto! No prende!!! Hoy lo he usado normal y ha estado perfecto. De la nada se puso la pantalla negra y murió. Qué hacemos?". Algo me dijo que te la habías creído, la primera prueba había pasado. Lo llevaste al día siguiente y en la noche te esperaba con la sonrisa dibujaba con plumón, porque de nuevo tendría mi celular en mis manos. Te vi muy serio entrar por la puerta y temí lo peor.

"Marité, estás segura que no pasó nada más con el celular?"
Me dijiste Marité, estaba en problemas.
"Claro papi. Como te dije, fue de la nada"
Esperaba que mis ojos no me delataran
"Qué extraño porque cuando lo abrieron delante mio el rastro de que por ahí había pasado agua era imposible de pasar por alto"
Sentí cómo los pelos de mis brazos se erizaron por completo.
"¿¿¿Aguaaaaaaa??? Eso sí que es raro, cómo pudo haber llegado el agua hasta ahí"
No había salida, faltaba poco para soltar la verdad.
"No te hagas que no te queda bien ser  mentirosa. Además, desde el principio se notaba que era mentira que por arte de magia el celular se había malogrado".
Se pudrió todo...
"Pérdoname papiiiii! De verdad que me olvidé que lo tenía en el bolsillo, no sabía que no me lo había sacado, y quería ir al baño apurada por mis clases, y me hacía la pila, y corrí al baño, y......"

Sonreíste y me tocaste las manos diciéndome con tu voz siempre tierna.
"Por eso te he dicho siempre que no puedes estar tan distraída. Ya lo arreglé. Toma".
Mi celular estaba de vuelta. Nunca me lo dijiste pero era evidente que era uno nuevo.

La historia de la muerte de mi nuevo celular, te la escribo la próxima semana. Aún estoy muy triste para recordarlo, pero sólo te puedo decir que murió de la misma manera, ahogado. Pero esta vez, por la culpa de la chicha morada. BUAAAAAAAAAAAAAAAAAAA!!!

18 comentarios:

[Maxwell] dijo...

Nunca se me han perdido celulares ni robado menos mal, pero si alguna vez me pasa ya no creo que tenga un smartphone u.u por eso lo cuido.

He tenido dos hasta el momento. Espero que estés bien. Estás bien?

Un abrazo de gato x)

Mina Treintañera dijo...

Jajaja, más mosca tu papi. No recuerdo que se me haya caído algún celular al water, siempre lo tengo en el mismo bolsillo que tú, porque odio llevar cartera, y se me ha caído varias veces al ir al baño, pero siempre al suelo. Si me lo han robado, una vez en Las Palmas y otro me lo malogró María Pía cuando era chiquita, creo que lo mojó pero no recuerdo cómo. Yo le metí el cuentazo parecido a mi esposo y él si se la creyó :D

Espero que esté mejor amiga, te quiero mucho :0)

Besoooooooooooooo!!!!!!!!!

Mariela Garcia dijo...

=) pobre celular!!! el mío se me cayo al inodoro una vez pero lo seque... lo deje al sol y luego lo encendí y perfecto! :D, mi dad solo me compro celular una vez... lo perdí como 6 meses después, y me dijo: Nunca mas... mi costumbre ha sido dejarlos al sentarme en algun lugar, lo ponía entre mis piernas y luego me levantaba y lo olvidaba, he perdido como 7 celulares... pero solo uno me compro mi padre... los demás yo no mas. :D
jajajaaj no sirves para mentir! que bueno! :D beso enorme, que pases buen finde.

Gary Rivera dijo...

QUINTO! En 6 meses??? DIOS MIO!! El séptimo tendrá que ser uno baratísimo, de esos Nokia antiquísimos que podías usar incluso para clavar en la pared!! Bueno al parecer tienes un karma con esos equipos, yo sugiero que te compres una cadenita y misma Larisa Riquelme lo ubiques ahí! Para evitar que se te pierda o caiga! Y como siempre estará a la vista! Jejejeje

DRACO dijo...

disculpa que no te acoimpañe en tu dolor, pero cuentas las cosas de tal manera que no he parado de reirme. je.
un beso.

Elmo Nofeo dijo...

Una pita en el cuello resuelve el problema.

Por otro lado, engañar a los padres no es tarea fácil, que se hagan es otra cosa.

camino roque dijo...

cinco en seis meses es una pasada. pues sí que tu padre era un bendito... yo creo que no te los hubiera comprado

Marcelo Gasan dijo...

Creo que la perdida de celulares es un mal de las mujeres. Janecita es campeona. Ya lo ultimo que le he comprado es un celular basico. Apoyo el consejo de elmo jajaja.

Acsa Guillen dijo...

a mi se me perdio la cartera , y mi papi ,, me dijo lo mismo,,,, despues aparecio por que Dios ha si lo quizo y el la fue a buscar..

que vivan los papis...


saludos...

Munani dijo...

A mi también se me paran perdiendo los celulares. Felizmente no me llama nadita la atención los nuevos modelitos para chatear, ver face, buscar lugares, etc. Que llame y envíe mensajes y punto! Saludos!

la MaLquEridA dijo...

No sé si compadecer a tu pobre padre o a ti por descuidada jaja.

Marite Alarcón dijo...

Max, si estoy bien, solo que me da cólera ser tan piña con los teléfonos! jajaja

Lenyis, hubiera querido q mi papá se la crea pero mi cara me delató jajaja, lo máximo mi papito!
Beso!!!
TQM

Marielita, nos parecemos en eso!!! Yo tb lo he dejado entre mis piernas!!!

Gary, quinto en ese año! jajajaja He perdido más en toda mi vida, a veces te juro que desaparecían de mi propia cartera!!! No quiero acordarme! buaaaaaaaaaaa!!!
Beso!

Draco, no te preocupes, yo tb me divertí recordándolo, jajajaja

Elmo, pero bien que se hacía el que se la había creído ah!!!
Beso!

Camino, yo tampoco lo haría!!! En realidad me pasé de la raya pero era sin querer!

Marcelo, a los hombres también les pasa oe oe oe oe!!!

Acsa, lo peor es cuando se van con toda la info!!! Sí, los papás son los máximo!
Beso!

Munani, jajajajaja es una buena idea. Creo que ayuda a vivir con menos estrés no?
Besito!

Malque, soy descuidada buuuuuuuuuuuuu!!!

Edch dijo...

Conozco a mucha gente como tú, han perdido muchos celulares por descuidos :/ Mi enamorada me dice que a las mujeres les sucede más porque los jeans femeninos no tienen bolsillos a los costados y es cierto, no les queda otra que guardarlo en la mochila o en el bolsillo trasero como tú.

Qué comprensivo tu viejito, aún después de haberte advertido, te dio un nuevo celular ^^

Saludos!

Roger dijo...

y si te lo cuelas bien bonito en el cuello como esos que alquilan celulares, hasta puede ser un accesorio, es que son demasiados celulares en tan poco tiempo

carlosmxax dijo...

me recuerdas a mi novia siempre termina "lavando" los celulares, o tienen el complejo suicida de tirarse al vacío, si el ultimo que tiene esta todo pegado con cinta adhesiva...

saludos!

ludobit dijo...

si los celulares pudieran soñar, sospecho q tu serias su mayor pesadilla :p
un beso, marite

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Que brava eres para perder celulares, ja ja. Tu viejo se las olía, de hecho. Pero lo bueno es que admitiste que pasó eso. Peor hubiera sido seguir en la mentira.

En mi caso he tenido 3 celulares, pero felizmente ninguno ha muerto ahogado. Ya murieron de viejitos. Y soy bien cuidadoso y siempre me lo pongo en el bolsillo izquierdo de adelante.

Un abrazo muy grande.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Edch, tu enamorada tiene toda la razón! Pero nada, sigo triste por mi celu fallecido! bua!!!

Roger, jajajajajajaja me imagino alquilando llamadas en las calles!
Beso!

Carlos, qué buen comentario!!! Lavé mi celular, eso diré! jajaja
Besito!

Ludobit, sería la Elvira (la delos looney tune) de los celulares dices. jajaja
Un beso!

Lucho, claro! los papás saben cuando mentimos sin duda! Qué bueno que solo hayas tenido 3! Eso dice mucho de ti!
Beso!

El heroe de mi vida