Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

30.11.12

Sana sana colita de rana

Hoy me pincharon 5 veces seguidas cada media hora. Alternando los brazos para no saturar a la vena. Suena gracioso, pero ahora hasta las venas se saturan. No manejan, no escuchan quejas del mundo, no se pelean con otras venas, no tienen que decidir qué ponerse hoy, pero se saturan. En fin, es la segunda vez en la semana que me hago estos análisis que odio tanto, pero nada, gajes del oficio. 


Recuerdo que desde que estaba chiquita me solías dar ánimos antes de cada análisis de sangre, vacuna o inyección cualquiera. "Es sólo un pellizcon" acercabas tus dedos a mi bracito y con las uñas me dabas un piquete "y ya está". Al no sentir nada más que tus uñas, a pesar de apretar los dientes y tener algo de miedo, no sentía nada. Me sentía más tranquila.

Al ingresar al consultorio y sentarme en esa silla con brazo robótico para poner el codo te miraba siempre a los ojos y me decías que sólo serían unos cuantos segundos, que contara en voz alta junto contigo. "Ya, ahora respira profuuuuundo y cuenta: uno, dos, tres, cuatro, cinco.... ya ves???? Ya terminó". Abrí los ojos despacito, no podía creer que haya pasado tan rápido todo y aún pensaba que cuando los abriera iba a ver la jeringa succionadora de sangre en plena acción. 


Saliendo del consultorio mi mami me pregunta si tenía hambre, más de 12 horas de ayuno de todas manera iban a ocasionar un revoltijo de tripas alocadas por algo de comida. Era mi parte favorita de cada vez que me sacaban sangre: la cafetería con ustedes dos. Un jugo de naranja y tostadas con mermelada era lo máximo para mí. Siempre simple. Así como la milanesa con papas típica en cada salida dominguera. Ya comiendo me contabas tus "alucinantes" historias de cuando te sometías a algunas pruebas clínicas. "Alucinantes" digo porque me parecía increíble que compararas ese líquido asqueroso llamado glucosa con una inmensa torta de chocolate. Recuerdo que decía "qué rico papi! Que me hagan esa prueba a mí!!!". Te reías por horas, tal vez pensando en que ese brebaje tenía parecido a todo, menos a una torta de chocolate. Igual, me decías que te habían hecho alguna vez también la prueba de algo, en la que te hacían comer pura palta antes de sacarte sangre. Era la prueba perfecta para mí!!! Pero años después, preguntando a todo el que podía dicha prueba no existía. Te saliste con la tuya, me agarraste de inocente una vez más sólo por verme sonreír y no pensar en el pequeño pinchazo que me acababan de hacer en el brazo derecho.

Hoy recordé esa torta de chocolate, y al tomarla pensé en ti. 
Sólo faltaba tu sonrisa y el característico ¿ya te lo terminaste sin invitarme?.
Te extrañé una vez más.
Como siempre...

18 comentarios:

Mina Treintañera dijo...

Qué lindo tu papi!!! Siempre encontrando una manera de hacerte olvidar las preocupaciones, se podría hacer un libro con sus "tips" para sacar sonrisas :0)

Besoooo!!! Te quiero amiga!!!

Esta noche le pediré algo a tu papi ;0)

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Linda historia. Siempre tu padre pendiente de que no te fuese a doler. Y al final lo lograba.

Un abrazo muy grande.

LUCHO

DRACO dijo...

que la colita de rana sane muy rápidamente y que aquellos análisis lleguen a ser todo lo rutinario que quieran sin ningún tipo de complicaciones.
un beso.

Munani dijo...

Me hiciste acordar de mi primera inyección consciente. Me eché sobre las rodillas de mi mami, me bajaron el pantaloncito, me dijo "hijito mira ese dibujo" y luego "AHHHHHHHHHHHHHHH!" y después las lágrimas T.T

Marcelo Gasan dijo...

Soy alérgico a las agujas... nunca me pongo inyecciones... aunque ahora último he superado el temor a las vacunas... por el trabajo me han puesto vacuna hasta por gusto... un día me pusieron 6, llegué condecorado a mi casa con 3 parches en cada brazo... mi hija también ha pasado por esas cosas, por ejemplo no quería que le saquen los dientes y abandonó el tratamiento de bracktes... después de tanto la convencimos... bueno ahora ya pasó mucho tiempo... ya creo que le van a sacar dentro de poco.

camino roque dijo...

siendo muy pequeña, durante un mes entero tuve que recibir inyecciones todos los días excepto los domingos. recuerdo esperar a la enfermera detrás de un sillón azul. siempre aterrada. todos los días.
no recuerdo que nadie me hiciera reír...

Boris Estebitan dijo...

Hola, que pases un lindo fin de semana, un gusto visitar tu lindo blog, te invito cordialmente a que visites el Blog de Boris Estebitan y leas un escrito mio titulado “El corazón extraviado”, saludos :)

Elmo Nofeo dijo...

¡NO TOMES AGUA!, si lo haces vas a terminar como una regadera de tanto pinchazos.

Jo dijo...

hay ciertos recuerdos.. que pinchan tan fuerte qwue duelen...
en cambio otro s
son como nyecciones de puro subidon....


pd. perdona la ausencia no he andado muy al tanto

un abrazo

Mu dijo...

tanto pinchazooooo no podría.
un abrazo.

ludobit dijo...

solo pensar en agujas ya me pongo nervioso. tantos avances tecnologicos y aun no inventan alguna forma menos dolorosa y menos traumatica de introducir sustancias al cuerpo :p
un beso, marite

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, si amiga. Era tan lindo ir con él a hacerme esos anpalisis.
Besooooo! Te recontra quiero!!!

Lucho, lo lograba con éxito! yeah!!!
Beso!!!

Draco, pasaron los análisis. Y los resultados me los leen mañana. Pero todo bien, lo tengo claro! Tienen que ser buenos!
Beso!!!

Munani, pobreeeeee!!! Pero lo bueno es que tu mamita estuvo ahí!
Beso!

Marcelo, esas vacunas del maaaaaaaaaaaal!!!! Pobre condecorado, pero sin duda el héroe para los hijos!
Beso!

Camino, todos los días? Ay caminito... te mando un beso!

Boris, se te extrañaba por aquí!
Lo leeré sin falta!

Elmo, jajajajajaja no terminé como regadera, pero sí con el bracito morado! auch!

Jo, si mi reina, es muy cierto lo que dices.
Besoteeeeeeeeeee!

Mu, me acordé de ti y de tu post de terror! jajaja
Beso!

Ludobit, si!!! Tienes razón! Les falta ah!!!
Beso!

Yosoy Xhabyra dijo...

5 veces seguidas y cada media hora???


por eso tanta gente esta en contra de los experimentos con humanos,....

X-P


ya me esta cayendo bien tu jefecito, casi lo siento como parte de la banda,... tienes una forma de recordarlo que lo inmortaliza.

xhaludos!

Amapola Azzul dijo...

Ánimo, con esos ánalisis, seguro que es por una buena causa.

besos.

Que todo salga bién.

[Maxwell] dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
[Maxwell] dijo...

No me gusta cuando me sacan sangre, duele mucho el brazo u.u mi.

Es extraño pero siempre mi mamá estuvo presente cuando me hacían eso u.u

Marite Alarcón dijo...

Xhabyra, qué bien que te esté cayendo bien... era super!!!
Beso!

Amapola, gracias por leerme!!!
Hoy es mi cita, esperemos que todo bien!

Marite Alarcón dijo...

Max, es horrible... lo mejor viene después, cuando puedes comer rico!
jejeje

El heroe de mi vida