Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

25.11.13

Sabios que no escriben libros

A veces quisiera cerrar los ojos para llegar a una determinada fecha, pero luego me pongo a pensar y no sería tan divertido. 


"El viaje de está haciendo largo, pero todo tiene una recompensa", dijeron por alguna vez los "no tan" sabios. Pero qué razón tenían sin necesidad de tener un renombre ni portada en los libros más vendidos de las tiendas. Aún recuerdo ese día en que me lo encontré en la calle, jalando sus trapos viejos acompañado de Billy, su perrito de orejas desiguales y mancha negra en el ojo izquierdo. Sin casa y sin ropa limpia iba dando consejos a todo aquel que aparcaba en "su zona". 
- Le cuido el carro señorita.
- Sí bueno. Está bien.
- Su voluntad nada más. Todo lo recibimos con cariño.
Me intrigaba saber por qué hablaba en plural, y un día le pregunté.
- Señor, tiene familia trabajando con usted?
- No señorita. Soy solo yo y yo solo.
- Mmmmm y por qué siempre hablas en plural.
- Ah pues señorita, no ve a Billy? Él es mi único amigo. No discrimina. Él me acepta como soy.

Esa forma de hablar me impresionó porque soy yo la que tiene esa premisa como lema "al perro no le importa si eres gordo, flaco, bonito o feo, él es el único que todo lo aguanta y todo lo perdona". 
- Qué bonita forma de pensar señor.
- Gracias Señorita, le cuido su carro.
- Claro, está bien. No me demoro. 

Al llegar lo encontré lavando sus manos en el balde agua sucia con el que estaba limpiando los carros.  El perro lamía los restos que caían a la pista haciendo pequeños charquitos de agua aún más sucia.
- Tenga señor.
Antes de abrir el carro le regalé una botella de agua y un paquete de galletas. A Billy, le di un puñado de la comida para perros que llevaba siempre en la maletera de mi carro. Ambos quedaron muy felices. 
- Ay gente bien mala señorita. Pero no les hago caso. Ellos discriminan.
Repetía siempre lo de la discriminación y ya entendía de donde venían esos comentarios. 
- No has pensado buscar trabajo o ir a vivir a otro lugar.
- Lo he pensado. También he pensado que podría cerrar los ojos y dejar que la vida pase. Pero no lo haría sabe? Creo que algo estoy pagando, por eso vivo aquí, en un lugar sin techo y sin alguien que me espere al final del día. Solo Billy. Así pensaba cuando perdí la estabilidad y así pienso hoy. Se me está haciendo largo el camino, pero de qué sirve seguir andando si no lo observamos con detenimiento. Esta agua sucia en la que me lavo tiene una razón de ser. Y estuviera con los ojos cerrados, no sabría que está sucia, pero ahora que sé que lo está mi forma de ver lo que viene cambia.

Confieso que no entendí lo que dijo, porque hablaba un poco extraño, y además no tenía mucho sentido ene se entonces. Fue en mi casa y pensando en el señor del estacionamiento que aprendí que la vida nos conduce por el camino que debemos estar ahora si es que hemos sabido escucharla. Y aunque esperemos por buenas noticias mucho tiempo, es porque aún no nos toca recibirlas. 

Todo tiene un por qué.
Y todo llega, cuando tiene que llegar.

30 comentarios:

aristio dijo...

Leer tu entrada me ha hecho olvidar del fuerte temblor que acabo de sentir (estoy en un edificio del Centro de Lima) la mayoria salio corriendo.

Saludos.

Daniela Muente dijo...

a veces no recibir buenas noticias es mejor que recibir malas... o es que solo estoy mirando el vaso medio lleno. todo pasa por algo!

Eduardo Rodríguez dijo...

eso dicen, que las cosas llegan cuando tienen que llegar... aunque a veces hay que ayudarlas un poquito a que lleguen más rápido.
A veces las personas que menos pensamos son las que tienen más claras las cosas.

Alex dijo...

Los perros lo son todo, en verdad no entiendo como hay personas que los tratan mal U_U.

Cuándo escucho algo así, es como si nuestro camino o destino ya estuviera escrito y eso me da mucho miedo :S!

Saludos.

DRACO dijo...

a veces por más que lo intentamos el destino nos lleva por derroteros que ni imaginamos que existían.

siempre se aprende algo en el día a día.

un beso.

camino roque dijo...

prefiero creer en la lucha que creer que lo que tenga que pasar pasará haga lo que haga.

el equilibrio anhelado entre la resignación y el conformismo...

la MaLquEridA dijo...

Una pregunta que me hago cuando veo a indigentes es ¿que fue lo que les paso para llegar a donde están? Obvio nadie responde.

Cuanta razón hay en que los perros no discriminan.

Beso Marite

Juan Carlos Mina dijo...

Los perritos siempre están ahí, siempre estarán, a mi me apena la situación de muchas personas en indigencia cuando está a mi alcance los ayudo, peor con todos no se puede, amigos de la India me dicen que todo sucede por por la ley del karma... de todos modos no es justa tal situación.

Un fuerte abrazo

Jo dijo...

me quedo con esto

"El viaje de está haciendo largo, pero todo tiene una recompensa"

Marite Alarcón dijo...

Aristio, pucha yo me paré en pleno post a correr! jajaja
Beso!

Dani, así es. A veces el silencio es mejor!
Beso!

Edu, las cosas llegan cuando tienen que llegar. Así es!

Alex, son lo máximo! Yo daría la vida por mi perro, es como mi hijo!

Draco, cada día nos enseña algo diferente, eso es cierto.

Camino, la lucha día a día es lo que cuenta.

Malque, eso yo también me lo pregunto sabes? Cuál fue su punto de quiebre?

Juanca, es que son los únicos que no nos abandonan!!! Son fieles y los mejores amigos!

Jo, mi sis. Esa frase es para las que tenemos el alma cálida como nosotras :)

Jossep dijo...

Que estupendos esos pequeños momentos, la vida trae sorpresas y las da a conocer en su determinado tiempo, que agradable que su amigo sea el perrito.
un abrazo Marite

Elmo Nofeo dijo...

Supongo que después de ésta lección nunca más vas a comprar libros de autoayuda.

sabores compartidos dijo...

Bueno uno tiene que seguir su camino ya que seguramente esta marcado, quiza si hay posibilidad de cambiar hay que buscarlo.
unos besotesssssssss

Mariela Garcia dijo...

Cuando te leo siempre pienso! que lindo papi que mandes tantos angeles al lado de Marite!!!! porque eso son! estas rodeadaas de personas que aportan a tu vida, aun sin que ellas sean importantes! que SABIO lo que te dijo aquel... en verdad!!! Besote enormeeee

Marite Alarcón dijo...

Jossep, es que hay personas sabias que parecen caídas del cielo y aparecen cuando uno menos lo espera :)

Elmo, cero! Para que comprar esos libros si tienes personas reales que te dicen mil cosas lindas!

Sabores, es verdad. Todo es posible en esta vida al final de cuentas.
Beso!

Marite Alarcón dijo...

Mari, qué lindo lo que me dices. Es verdad. Pero esto me pasó hace mucho, y hoy lo recordé porque necesitaba oír nuevamente esas palabras.
Un besote!

[Maxwell] dijo...

wowowowww!! me sorprendió mucho ese señor, tan sabio, caray!

Como digo, hay gente sabia por todos lados y no necesariamente tiene que ir a la Universidad o tener doctorados, etc. Algo así me pasó con un taxista.

Todo tiene un por qué.
Y todo llega, cuando tiene que llegar. Excelente frase

Marite Alarcón dijo...

Max, es cierto. A algunos nos cuesta aceptarlo, pero todo llega a su momento. Es verdad absoluta.
Beso!

Geraldine H. Gamarra dijo...

Qué bueno que sepas escuchar a las personas que parecen que no tienen qué ofrecer, como dice Edu, a veces las que menos aparentan son las que más saben.

A mi me encanta escuchar historias de taxistas, vendedores de emolientes, anticuchos, o ambulantes en general, todas sus historias son demasiado motivadoras.

Abrazos.

FrancHis dijo...

Waw Marité. Que persona para tan iluminada. Realmente sabe de lo que habla. Los seres humanos tenemos que ser como un chiclecito, como una plastelina: maleables a todo lo que nos venga y adaptables a todo. Me fascinó tu entrada! Un besotototote!

Marite Alarcón dijo...

Geraldine, a mí también me encanta escuchar esas historias! Son los que más tienen que contar!
Beso!

Marite Alarcón dijo...

Franchis, cierto no? Esa frase es como una premisa de vida. Lo que tarda, igual llega!
Beso!

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Realmente las cosas deben llegar en su momento preciso, ni antes ni después. Y realmente los animales son fieles y leales compañeros y lo demuestran siempre.

Las cosas suceden por algo y si para llegar a una meta, pues hay que recorrer ese camino. Acordémonos de "El Mago de Oz" y el camino amarillo a Ciudad Esmeralda.

Un abrazo muy grande.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Qué lindo Lucho!
Amo el Mago de Oz! Está tan lleno de mensajes!!!
Gracias!

Mina Treintañera dijo...

Ay carajito Mari, me conmovió mucho este post. Es increíble la forma en que nos llegan los mensajes que necesitamos recibir, de quien menos nos lo esperamos. Es cierto, siempre pasa todo por algo, para aprender, para moldearnos, para hacernos mejores y más fuertes. Siempre nos espera algo mejor, sin lugar a dudas.

Un besote amiga. Te quiero mucho!

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, es que uno puede escuchar de todo en la calle!!!
Yo te quiero más!

ludobit dijo...

como dijo algun sabio: mientras más conozco a la gente, más me gusta mi perro

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, es cierto. Los perros son de verdad lo mejor que habita en el planeta!

Amapola Azzul dijo...

Es fundamental respirar. besos.

Marite Alarcón dijo...

Gracias Amapola :)

El heroe de mi vida