Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

28.10.11

Se va, seeeeee va...

Hace unos minutitos sentí algo así como un temblor. Digo algo así porque al principio quise pensar que no era nada. Miré a mi alrededor y al ver las caras de mis nuevos compañeros de oficina no pude hacer nada más que dar vueltas sobre mi lugar con la mano de arriba abajo haciendo la mueca de (uy uy uy). Respiré un poco, miré la oficina de mi jefa (quien también le tiene temor a esos malditos de los temblores) y al verla salir diciendo luego de un zamacón más fuerte: ahora sí vamos! directito detrás de ella me fui. 

Dónde estaban esas escaleras! Tengo recién una semana en esta oficina y aun no me acostumbro a la nueva "logística" pero todo llega a su momento. Y hoy, llegó el momento de hacer un alto, ver las señales de escape, correr, y llegar hasta el piso 1 desde el 12. Al final, felizmente respiré profundo al pisar suelo y al ver a tantos locos como yo a las afueras esperando alguna "réplica".

Vi mi celular aun sin mucha señal y los mensajes, twits, taggeadas en facebook y demás palabras que no entenderías si estuvieras aquí, no paraban de llegar. Algunos preocupados, otros burlones, pero todos en buena honda querían solo saber si estaba bien. Creo que ya se me hizo costumbre eso de llegar a un nuevo trabajo y que la bienvenida me la de nada más y nada menos que un señor temblor. Como el del terremoto de Ica que me dio la bienvenida en McDonald's y me colgué del cuello de la Gerente de Operaciones para cruzar Larco. 

"¡Qué me diría mi papá si me hubiera visto bajar así las escaleras!" No dejaba de pensar en las mil oportunidades que tuviste para decirme que me cuidara porque tu mayor preocupación era que pase algo parecido estando fuera de la casa y yo sin documentos tirada en una esquina desmayada del miedo. Me lo repetías tanto que ahora ya hasta me da risa. Y además del miedo y del cansancio de bajar corriendo desde el piso 12 en taco 10 cogiéndome el palo de fierro y saltando de tres en tres como bombero llegué al suelo y pensé en ti. En lo feliz que debes estar desde allá arriba por mí y por lo que en este momento siente mi corazón a pesar del temblor.

Se va un mes lleno de ilusión, alegría y sueños por construir, pero comienza también uno cargado de sorpresas y momentos especiales. Se fue octubre, mes precioso lleno de amor, que aunque tenga aun un fin de semana más y un lunes por terminar ya está casi casi llegando al final. Se fue con lindas historias y fotos que enmarcar en mi gran pared de sueños, algunas lágrimas que salieron sin timidez se van con él también, pero sobre todo se va un mes que dejó en mi mente y mi corazón la mejor de todas las intenciones del mundo: vivir feliz.

Después de todo, octubre es el mes de los milagros... pero también de los temblores.

14 comentarios:

Mina Treintañera dijo...

Jaaaaaaa!!!!!!!!! Justo entré a tu muro ahora mismo, leí el estado de un amigo sobre el temblor, estuve fuera toda la tarde en el pediatra con mi reina. De solo imaginarte saltando con tus tacotes, me morí de risa, jajajaja, niña, cómo haces para treparte en esos zapatos cada mañana??? Pobre columna!!! Ya me imagino, intentando no quedar como una rayada delante de tus nuevos colegas, y el brinco que habrás pegado al ver a tu jefa correr.

Pero bueno, al fin se va octubre, viene noviembre, vientos de San Andrés decía mi abuela, o sea, más temblores, peorsitos ah? Ya quiero que sea diciembre, quiero navidad!!!!

Besooooossssss!!!!!!! Buen fin de semana!!!! Muacks!!!!

Pd. Cómo va lo de Ramoncito?

Wílliam Venegas dijo...

Amiga.

Describes de forma muy simpática este relato, me gustó

Saludos, ya me apunté de seguidor a tu blog.

Bren dijo...

Como leí en el facebook de una amiga por ahí "Si hubiese un terremoto, todos morirían aplastados porque antes de evacuar, deben escribir TERREMOTO en Facebook y Twitter..." creo que tiene razón, yo estaba almorzando pero a la hora que abrí el face vi hartos msjs del momento del temblor jajaa en fin...

Bueno ya casi casi nos deja Octubre, de hecho que este mes fue mas que especial e importante para ti me alegra que sobretodo marque la decisión de VIVIR FELIZ :o)

Un fuerte abrazo amiga bloggera y q tengas un lindo fin de semana!

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola querida Marité. Menudo sustito el generado por este temblorcito. A mí me agarró en la oficina y sentía como que el piso se movía un poco y al ver que la cosa era reiterativa, a pararse y calmar a algunas de las chicas aquí.

Hablando de ese tema, a mí me sucedió lo mismo con el terremoto del 2007. Fue mi primer día en esta empresa donde estoy ahora y saliendo de un segundo piso, me tomó de sorpresa. Con los años, he aprendido a calmarme, porque de chiquillo era un reverendo mariconazo que salía mismo bólido al leve movimiento. Algún día escribiré un post sobre ese tema en mi blog, al estilo Eduardo, je je.

Amiguita linda, te mando un beso grande y un mega abrazo. Que tengas un estupendo fin de semana.

LUCHO

Rubén dijo...

Fue tan fuerte que varios autos que estaban a mi delante se detuvieron en seco y mi camioneta comenzó a saltar, por un segundo creí que era el motor pero luego caí en cuenta que no. No me asusté pero si vi a mucha gente alarmada. Esperemos que no hayan réplicas y que nuestros hermanos de Ica no sigan sufriendo.

Saludos bonita.

Eduardo Rodriguez dijo...

Hola Marité:
De veras que andas también en nuevo trabajo. Lo mejor es mantener la calma. Bajaste desde el piso 12?!!! con tacos?!!! wow, creo que más te puedes lastimar bajando así apurada.
Hoy tuvimos una reunión con la gente del trabajo (Era un almuerzo) y la verdad nadie sintió el temblor. Me enteré porque mi hermano me llamó para decirme que mis papás estaban bien (mis papás viven en Pisco). Menos mal no pasó nada.
Un abrazote para ti y ya sabes, primero hay que calmarse y evacuar despacio. Si estás en una empresa nueva te tienen que dar una capacitación para que sepas por donde tienes que salir y que hacer.

OKIPERU ® dijo...

Se repitió el mismo movimiento ondulado que nos regaló el terremoto de Pisco, aunque en mucha menor intensidad.

Saludos.

BELLARTE. dijo...

"con taco del diez"?.... Ante todo no perder el estilo claroooo. Suerte Marite.

Mariela García dijo...

Como estuve desconectada de los bloggers y tweets apenas me entere de eso.... que pena amiga que hayas pasado por eso! a Dios gracias no paso a mayores! saludos!...♥

Paty dijo...

Uyyyy a mí el temblor me agarró en la universidad, justo en el momento en que estaba sentada en la computadora lidiando con el nuevo filtro que prácticamente no me deja entrar a ninguna página de internet (por decir que solamente me deja ingresar a mi bandeja de entrada….) y en eso siento un bamboleo. Supuse que era temblor y yo que soy más nerviosa debí haber salido corriendo…pero no! Fue raro porque me quedé tranquila continuando con lo mío y esperando que pasara. Yo siempre he sido nerviosaza, la primera en salir disparada (corriendo por mi vida y abandonando a su suerte a los demás) . Si me agarraba en la ducha fácil que salgo calata, pero últimamente me he dado cuenta que me he puesto bien serena.

Pero algo que siento como verdad es que, si en el momento del temblor estás con un ser querido, te sientes más segura, más tranquila. Por eso prefiero que los temblores, si los hay, que sean de noche, cuando ya estás con tu familia. En todo caso que sea en la universidad, donde están mis amigos :)

Marité dijo...

Chicos, parece que todos ya me conoces bien! jajaja!

Lenyis, gracias por acordarte de mí!
William, te sigo tb!!! Muchas gracias!
Bren, ya se me hacía raro que no me hayas escrito al respecto!
Lucho, es terrible cuando pasa eso en las nuevas chambas!
Rubén, fue fuerte Rubencito... fuerte en verdad :(
Eduardito, soy loca sismografa. Siento los temblores cual perro 2 minutos antes, y muero mientras vuelo bajando las escaleras! Felizmente tus papás están bien! nuestros vecinos necesitan nuestra ayuda en esto!
Oki, sí. Pensé que iba a ser igual. Dios quiera que no pase nada!
Bellarte, jajajaja siempre con taco mi reina... hasta en pijama! jajajaja
Marielita, gracias amiga. Un beso grande a lo lejos!
Paty, lo peor es que en Lima siempre nos agarra de noche! Desprevenidos total! Estemos tranquilos ante todo. Un beso!!!

Marité dijo...

Ah! dejemos todo listo al lado de la casa x siaca amigos.
Los quiero!

Rubén dijo...

Chiquita, dónde estás? Te encuentras bien?

Un beso, linda.

Marité dijo...

Todo bien Aldito, solo que sin tiempo! Buuuuu!

El heroe de mi vida