Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

1.11.11

Despotricando contra el tiempo

Estoy teniendo serios problemas con el señor tiempo...
Me llega que no me permita hacer todo lo que quiero:
Salir a correr aunque sea en el friecito de la noche,
cantar por horas en la ducha,
dejar que el viento sople en mi cara y sentir como se congelan mis facciones,
tirarme al suelo a simplemente sentir el tic tac de mi reloj,
oler el pasto y detenerme a mirar las hormigas,
contar los minutos que suena el teléfono sin importarme dejar de hacer cosas por conversar,
contestar las llamadas perdidas,
dejar que hablen, que hablen sin cesar y poner cara de indiferencia,
mirar a las personas aturdidas y no sentirme parecida a ellas,
simplemente vivir despojada del reloj.

Ese "tirano" que a veces ayuda y a veces desconcierta, hoy no está siendo grato.
Sin embargo, pienso que esta etapa que me toca vivir hoy, es especial.
Siento que aunque ande a zancadas contra ese tiempo soy feliz.
Me encanta el nuevo trabajo en el que estoy,
amo vivir a mil por hora mi vida de casada,
vivo cada segundo aprovechándolo al máximo,
disfruto de mis dolores de espalda! Oh sí! Masoquismo a mí!
No me alegro de que me duela, sino disfruto del dolor.
Aunque parezca loca, ese es el que me empuja a seguir adelante.
Contra todo y contra todos.

No estuviste conmigo el día que marcó una etapa nueva en mi vida.
Al menos no en cuerpo.
Pero sentí tan presente tu alma que ahora creo firmemente en ese más allá.
En ese más allá en el que vives.
Desde el que me miras y proteges todos los días.

Gracias por darme esas fuerzas que aparecen de la nada.
Y aunque esté con los ojos de huevo duro hace unos días, y me sienta la mujer ballena, soy feliz.
Y me encanta!
Le duela a quien le duela!

12 comentarios:

Jo dijo...

el tiempo... es el que dicen que a vece da la razón
le dan tanto poder...

creo que prefiero a veces no tener conciencia de el

abrazo *calmado*

:)

BELLARTE. dijo...

Y terminas con fuerza... "porque soy mujer, con defectos y virtudes, con amor y desamor........ Le duela a quien le duela" jajjajaa. Siempre tan linda. Un abrazo Marite.

Eduardo Rodriguez dijo...

Te han venido tantos cambios a tu vida que todavía quizás no te acomodas bien. Con el "tiempo" (valga la palabra) se te van a acomodar los horarios y te acostumbrarás y otra vez te quedarán espacios para que vuelvas a hacer lo que más te gusta.
... Y anda a revisar tu espalda con el médico.
Un abrazo.

[Maxwell] dijo...

tiempo al tiempo y que bien que estes feliz!

Mina Treintañera dijo...

Lo más importante es que seas feliz!!! Y que disfrutes de todo lo que ha llegado a tu vida. Todo poco a poco, así es al principio, ya te adaptarás y tendrás tiempo para las otras cosas que también te gustan y ahora deber postegar.

Besoooossss!!!!!!!

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Es cierto el tiempo muchas veces se pone en contra de nuestros gustos y planes. Hay que tener en cuenta que estás en una etapa de cambio en todo el sentido de la palabra y allí ese tirano que es el tiempo, está ajustando sus horarios contigo.

Me parece que mientras no tengas dominado al tiempo, es mejor prevalecer la calidad que la cantidad y si es poco el tiempo que tienes para algo, que sea algo con calidad y que cada segundo de ese momento valga por todo.

Te mando un abrazo muy grande.

LUCHO

Bren dijo...

OMMMM inhala, exhala...
ajaja amiga blogera quien te entiende? comienzas quejándote del tiempo pero finalmente eres feliz... entonces talvez no necesitas como crees esos momentos de mirar hormigas.

Aunque la adrenalina de estar full finalmente te gusta, si creo deberías un día detenerte a mirar hormigas.
Solo mirar.

Que noviembre se porte bonito contigo y los que amas, un fuerte abrazo :)

Paty dijo...

Soy feliz…y me encanta! Duela a quien le duela…

Esa frase queda para la posteridad ;) a mí también me encanta.

Mimy dijo...

El tiempo es medio tirano y medio amigo fiel... queremos que se quede y a veces le pedimos que se vaya :).
Si somos felices podemos considerarlo nuestro pata del alma ;).
Un beso.

Marité dijo...

Chicos, si supieran cómo ando... pero nada, gracias por siempre apoyarme!!!

Jo, sí. Opino lo mismo. Prefiero no saber en qué minuto va...

Bellarte, gracias de corazón.
:)

Eduardo, es que es como una avalancha no? Pero bueno, a ponerle buena cara nomás... beso!

Maxwell, espero me dureeee!!!

Lenyis, lo disfruto! Pero sí que cansa el tiempo que pasa a velocidad rayo.

Lucho, lo dominaré... ya verás! y luego, pues reiremos juntos ;)

Bren, adrenalina a mil pero con poquitos segundos de descanso. Eso agota!

Paty, gracias!!! Ahora solo a aplicarla todas las mañanas! le duela a quien le duela!
Besooooo!

Mimy, tirano y amigo casi fiel. Bonita descripción. Hay que tratarlo bien porque no vaya a ser que luego se las agarre con las caprichosas como yo!
Beso!

Victor Falconí™ dijo...

Ando peleado con el señor tiempo, también. Ojalá que pronto puedas hacer todo lo que quieras. Saludos!

Marité dijo...

Victor, es una ladilla ese señor tiempo, pero nada. A mostrarle la buena cara nomás, no hay de otra.
Besos!

El heroe de mi vida