Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

17.4.12

Días en chepi

Ayer y hoy, he podido ver el momento preciso que el sol se colaba entre las persianas de mi cuarto. 
Pude sentir el calor de estar echada a su lado, el lugar más cálido que puedo encontrar en el mundo.
Quise mirarla sin decir nada.
Solo escucharla pasar las páginas de un catálogo diciendo qué compraría mañana para la casa.
Me puso el termómetro y me preguntó mil veces si me sentía mejor.
Quiso preparar algo para el almuerzo que no me haga daño.
Me cuidó como siempre. Como cuando estaba en el colegio y le pedía que ponga el canal de los dibujos.
Pude sentir ese olor a casa que hace unos meses quería volver a sentir.
Abrí cajones.
Desempolvé recuerdos.
Aunque sin dejar mi computadora con mail de la oficina abierto, pude sentir de nuevo, eso que se llama: estar en casa un día de semana.
Aunque enferma hasta el tuétano con visita al doctor y pinchazos a la vena incluidos, sentí que estas cuatro paredes que vivieron tantas cosas conmigo, volvían a mostrarme lo quería ver hace mucho.

Creo que en la noche de ayer, me di cuenta que solo me faltó un pequeño detalle.
Un detalle que a pesar de no poder volver a vivirlo lo tengo más presente que nunca cuando cierro los ojos.

Me faltó sentir ese "hundimiento en mi cama", al lado izquierdo de mi espalda. Seguido de una caricia en la frente con una mano suavita que más parecía la mano de un ángel. 
Una vez.
Dos veces.
Para luego sentir tu frente sobre la mía. Nunca dejando de acariciar ahora mi cabeza. 
Gesto acompañado de la famosa frase que me acompañó cada día que caía enferma: "cómo quisiera ser yo el que está enfermo y no tú mamita. Pásame tu dolor de panza a mí que soy más grande y fuerte que tú ya? Pásamelo a mí y tú juega tranquila". 

Momentos que nadie me roba.
Y aunque no los pueda volver a vivir... sé que siempre que me vuelva a enfermar, alguien desde el cielo pide que le pase todo mi dolor, para yo poder seguir, jugando feliz.

 

30 comentarios:

DRACO dijo...

eso sí, sin ninguna duda; no existe para los padres ningún obstáculo para seguirnos cuidando donde quiera que estén. espero de todo corazón que te mejores. un beso.

Renzo Portales dijo...

De cuando en cuando es bueno volver a ser nuevamente niños, únicamente para sentir ese calorcito maternal que recibíamos atentamente y con regaños.

Saludos. =)

Elmo Nofeo dijo...

Espero que esa visita al doctor no haya sido por nada grave.

camino roque dijo...

los recuerdos ya son tú
tú eres ellos

Mina Treintañera dijo...

Ay amiga! Qué penita que estés malita, pero qué rico es poder quedarse metida en la camita, como tú dices, un día de semana. Se siente más rico todavía, que si fuera un fin de semana. Los papis siempre nos cuidan desde donde estén, y no importa la edad que tengamos, para ellos siempre seremos sus hijitos.

Un besito amiga, espero que te mejores prontito. De seguro tu papi, se lleva todito tu dolor :0)

Marcelo Gasan dijo...

Qe bonito recuerdo y como lo describes tú. Los padres dan todo por nosotros y ahora que yo también soy padre trato de hacerlo lo mejor posible para que algún día me recuerden como tú recuerdas a tu padre.
Un abrazo

[Maxwell] dijo...

Oh que bonita frase la de tu padre-
Seguro él está alli, velando por ti.
Espero que te mejores pronto y cuidate.
Un abrazo

Mariela Garcia dijo...

Siempre el esta pendiente de ti amiga! así... pidiendo el sentir lo que tu sientes! =)... que bello! beso amiga!...♥

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

Puxa, anoche repetí esas precisas frases a mi chica.

Saludotes Marité

Marite Alarcón dijo...

Draco, es cierto. Creo que no hay obstáculo para eso. Ya estoy mejor. Gracias!
Un beso!

Renzo, es buenísimo! Ese niño que llevamos dentro a veces merece salir!
Beso!

Elmo, no fue grave :(
Solo que estuve malita pero ya va pasando. Gracias por los deseos :)
Beso!

Camino, es cierto... yo soy mis recuerdos y ellos me hacen lo q soy.
Un besote!

Lenyis, mi bella Lenyis. Es rico, y más cuando te engríen. Ya estoy mejorcita, pero me faltaron días de descanso. No es lo mismo DESCANSAR, que trabajar enferma desde la casa bu!
TQM!!!

Marcelo, espero darte ideas para que la enana te recuerde dentro de muchísimos años. Porque seguro le vas a durar miles de millones de años a tu pequeña. Además, estoy segura que eres un excelente padre.
Te mando un beso enorme!

Maxwell, espero que desde arriba me cuide igual como lo hacía aquí abajo.
Un beso!

Marielita, gracias mi reina.
Beso!

Oki!!! Qué es de tu vida chico enamorado!!!
Besoooo!

Jo dijo...

mientras te iba leyendo...
me iba pensando que este es un post como para los 5 sentidos

:)

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy bonito post.

Es cierto, cuando uno se queda en casa por estar enfermo, como que ve la casa con algo de nostalgia. Y si ello va ligado a recuerdos imborrables, mucho mejor.

Espero que te recuperes pronto.

Un beso grande.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Jo, ahora que lo dices, es verdad! Como para los 5 sentidos!
Besos!

Marite Alarcón dijo...

Lucho, esa es la palabra precisa... nostalgia.
Gracias por los deseos.
Un beso grande.

Bren dijo...

Espero que ya estes mejor amiga bloggera, este clima loco que al parecer ya está cambiando al fin, me alegra que sintieras ese loro a hogar de niñez, a veces es necesario para recargar energías y sonreír con tan bellos recuerdos, un abrazo! :)

ludobit dijo...

sana, sana, sana, colita de rana, si no sanas hoy, sanaras mañana :)
un beso y pronta recuperacion, marite

Caƒeιnomana dijo...

Si sigues escribiendo así, este sera el último post, que lea. (mentira)

Me dejaste con un nudito en la garganta.

Marite Alarcón dijo...

Bren pareeeeece que el clima va cambiando, pero no... mira el sol de hoy!!! QUE HORRIBLE!
Beso!

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, graciaaaaaaas! ME siento un poquito mejor, pero ahora se me complicó con otra cosa.... ayyyy los achaques.
Un beso!

Marite Alarcón dijo...

Cafeinomana, pensé que era cierto!!! Nooooo no dejes de leerme! jejeje
Un beso!

cArlosmXaX dijo...

Sin mentir, me robaste una lagrima...

Marite Alarcón dijo...

En verdad Carlos??? uy :(
No era mi intención hacerte llorar...
:(

cArlosmXaX dijo...

no, si tan solo fue una, pero de esas que caen por el rostro y se dejan sentir, bebo un poco de agua y a seguir en el laburo...

Marite Alarcón dijo...

A veces cuando cae una, caen mil... a mí me pasa a veces en los lugares MAAAAAS incómodos! jejeje
Besos!

Bren dijo...

Si lo veo, pero ya no me calienta...

Marite Alarcón dijo...

Qué bueno... x acá a mi sí... puaj!

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Es hermoso cuando algo te cuida cuando estás enfermo, no siempre es posible... pero hay recuerdos de la infancia imborrables que siempre aportan paz.

Un abrazo

Ximo Segarra "ACAPU" dijo...

Vaya, quise decir "cuando alguien te cuida", no "algo"... Bueno...

Marite Alarcón dijo...

Ximo, imborrables!
Tú lo has dicho!

Marite Alarcón dijo...

Ximo, jajaja ya decía yo... bueno alguien de hecho!
:)

El heroe de mi vida