Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

4.4.12

Todo por un "tuuuuc"

Papi y qué tengo que estudiar si quiero ser cajera de "Santa Isabel"???

Hace unos días, cuando fui a comprar con Lalo a Vivanda (que antes era Sana Isabel, y antes de eso Top Market, y antes de eso Monterrey), compramos esas cosas que antes no me hacían gastar tanto como ahora (cuanta razón tenías con lo del papel higiénico, se gasta como el agua!!!! sobre todo con alérgicos como yo!). Terminamos la lista de cosas extrañísimas para mí hasta el día de hoy: lejía color, detergente, pinesol, lejía normal, asu! Si mi mami no me hace la lista de lo que píde Marti una vez al mes no la hacemos. Pero bueno, ahí le vamos. Cada día se aprende algo nuevo, no todos saben que los huevos tienen la fecha de vencimiento escrita en el cascarón. 

Al pasar a ver cada una de las cajas, una estaba más llena de la otra, hasta las preferenciales (como para decir que Lalo está embarazado o es de la tercera edad - mentirita - jejeje) nos quedamos en una sola y me acordé lo que siempre me decías. Sonreí y me fui a la del costado. Lalo me miró a lo lejor preguntándome "qué fue?" y el truco era ese, mientras él intentaba avanzar más rápido en una, yo en la otra. Así pasaron algunos minutos. Aburrida pensando en la nada. Cuando ya estando casi a la altura de una caja vacía me quedé mirándola. Esos botones tan grandes y con ese sonido característico de las cajas de super mercados "tuc tuuuc tuc" me trajeron recuerdos...

"Hijita ponte en esa cola y yo espero en esta, si llegas más rápido me llamas para ir a pagar por allá". Corrí hacia una de las cajas con menos cola. Quería ganar como sea. Miraba impaciente por los costados, empinándome para ver cuánto faltaba para llegar.  "Ya me faltan 2 papi" gritaba hacia el otro extremo de cajas. Sonriendo me mirabas y hacías un gesto con la mano como diciendo sutilmente "callate". Al faltar solo una persona, cogiste el carrito y corriste hacia mi fila. Yo estuve a punto de voltear y decir un fuerte Papi YA!!! Nos toca" cuando me dijiste "ya shhhh, ya sé ya sé, ya estoy acá". Esperamos unos minutos más y listo. Empezamos a poner cada paquete en la caja. La cajera apretaba los botones de una forma tan "rica" que me daban ganas de decirle "puedoooo???" y saltar para apretar al menos uno solo. Pero me contuve. Cada "tuc" me daba más ganas de tocar uno. Unito solo!!!! Y cuando nos fuimos, antes de recoger las bolsas, cuando ella estaba distraída metiendo los paquetes, salté y con el dedo índice apreté la primera que pude. "TUUUUUC". Y después de eso salí corriendo sin mirar atrás. Al salir, me dijiste sonriendo "te morías por darle una tecleada no?". Te conté que no pude aguantar más las ganas y lo tuve que hacer. Nos quedamos callados al salir de la tienda y en el carro,  ya llegando a la casa te pregunté: "Papi qué tengo que estudiar para ser cajera de Santa Isabel???". 

Recuerdo tanto ese día que casi puedo escuchar tu risa. Pero sé que no pasó hace poco porque ya tengo una carrera. Ya no compro chicles ni gomitas porque los cambié por papeles higiénicos y útiles de aseo para la casa. Además porque ya no tengo que sentarme en tus piernas y simular que sé manejar mientras tú presionar el embrague.

... y porque ahora las cajas de super mercados ya no son como antes...

32 comentarios:

Mariela Garcia dijo...

Marite, amiga! =) .... primero... me reí un montón! jajajajajajaja no te quedaste con las ganas! como decimos aquí... eras una niña picara... :D. y bueno.... luego pues me dio nostalgia... tal vez mucho menor a la que tu sientes... pero nostalgia al final... de pronto crecemos y dejamos de lado ciertos sueños... de antes... claro que a veces los cambiamos por sueños mas grandes... como en tu caso... pero a veces los vamos achicando... me encanto tu recuerdo... me encanta que sigas recordando cada detalle! Besote! =)...♥

Pequeña Biatch dijo...

oyee, q bonito este post.

la MaLquEridA dijo...

Jaja me has traído recuerdos, mi hija decía que cuando creciera estudiaría para vendedora de naranjas jeje.

Que bonita anécdota.

Beso.

Bren dijo...

Amiga bloggeraaaa que chevre post, lo que si creo que no debiste mencionar Monterey porque eso ya suena a que tiaza q eres ajajajja
Gracias por compartir una vez mas con tus lectores momentos simples pero tan tuyos :)

Gracias por dibujar una sonrisa en mi rostro con este post, te quiero :)

Marcelo Gasan dijo...

Espero que mi hija me reuerde así. Casi todos los fines de semana estamos metidos en el supermercado también.
Uno va cambiando "sus compras" de acuerdo a la edad o la etapa que estés viviendo. Pronto empezarás a comprar cosas para bebés y conocerás un mundo distinto de "ene" cosas que hay.
Saludos cajewra

Edch dijo...

Uno piensa que se va a acabar el mundo cuando estás solo en una cola y está a punto de ser tu turno y tu progenitor que no se aparece jaja. Lindos tus recuerdos, Marite, me sacaste una sonrisa.

Saludos.

La sonrisa de Hiperión dijo...

Encantador blog el tuyo, un placer haberme pasado por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

Marite Alarcón dijo...

Marielita, que bueno que te gustó!
En serio es un recuerdo recontra vívido, y bueno, ahora ya no son las mismas cajas que antes... jejeje
Un beso!

Biatch, gracias!!!
:)

Malque, jajajajaja es que los niños tienen unas cosas!!!
Gracias, que lindo que te gustó!
Un beso!

Bren, recuérdalo siempre: krimpy bocaditos kriiimpy jajajaja!
Yo tb te quiero!!!
Un besote!

Marcelo, te apuesto que tu hija te recordará así, y como un superheroe, el mejor de todo!
Un beso!
Cuando vayan a ser tíos les contaré de inmediato!

Edch, qué bueno que te hice sonreír!
Te mando un super beso!

Hiperión, bienvenido!!!
Será un gusto tenerte por aquí!
Me pasaré por tu blog ya mismo!
Un beso!

Jose Ramon Santana Vazquez dijo...

...traigo
ecos
de
la
tarde
callada
en
la
mano
y
una
vela
de
mi
corazón
para
invitarte
y
darte
este
alma
que
viene
para
compartir
contigo
tu
bello
blog
con
un
ramillete
de
oro
y
claveles
dentro...


desde mis
HORAS ROTAS
Y AULA DE PAZ


COMPARTIENDO ILUSION
MARITE

CON saludos de la luna al
reflejarse en el mar de la
poesía...




ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DE TITANIC SIÉNTEME DE CRIADAS Y SEÑORAS, FLOR DE PASCUA ENEMIGOS PUBLICOS HÁLITO DESAYUNO CON DIAMANTES TIFÓN PULP FICTION, ESTALLIDO MAMMA MIA,JEAN EYRE , TOQUE DE CANELA, STAR WARS,

José
Ramón...

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy bello tu post.

Todos tenemos nuestros deseos cuando somos niños. Me acuerdo cuando tenía 7 años, quería ser taxista, ja ja.

Te mando un abrazo muy grande.

LUCHO

DRACO dijo...

también cuando hay mucha gente en los supermercados ocurre que mientras una persona va llenando la canasta de mano o el carrito, la otra espera en la fila y le avisa que se apure mediante el móvil porque ya está muy cerca de la caja registradora. es lo que se llama "todo un trabajo en equipo". un beso.

Elmo Nofeo dijo...

Para cerrar esa "herida" anda a una tienda de esas un domingo temprano y tomate una foto sentada en una de las cajas vacias.

Marite Alarcón dijo...

Jose Ramón, me encantó lo que escribiste!!! Gracias!!! La última parte del rápido recital de películas no entendí muy bien pero qué lindo tenerte por acá!
Me pasaré por tu blog ya mismo!
Un beso!

Marite Alarcón dijo...

Lucho, jajajajaja en verdad sí, mi sobrino quería ser "servidor de la comunidad" así me dijo a los 4 años y le dije un qué? Un pintor pueeees tía! jajajaja
Beso!

Draco, así es... un trabajo en equipo. Es lindo cuando se hace en conjunto!
Beso!

Elmo, si!!!!!!!!!!!!! Buena idea!!! Lo haré y se las enseño al toque!
Beso!!!

cArlosmXaX dijo...

me gusto mucho, inclusive imagine los dedos pequeños y gordos tratando de teclear, para hacer sonar el TUC a la maquina registradora...
muy lindos recuerdos...


saludos!

Gary Rivera dijo...

wow que buen recuerdo, yo a veces recorro lugares que antes visite con mis padres y me pongo nostalgico!
Que buena entrada!

Daniela Muente dijo...

qué linda historiaaaaaa!!

te cuento que acabo de volver del supermercado, lo divertido fue que estaba en un supermercado turco (la carne es más barata ;)) y me faltaba detergente para baño... BOYFRIEND! cuál parece para bañoooo? Porque si mi holandés está re bad, mi instinto de productos de limpieza en turco van peor.

Finalmente, salimos triunfantes. Acabo de terminar de limpiar y si huele a eso, debe estar limpio. ABRAN LAS VENTANAS!

[Maxwell] dijo...

Oh que bonito recuerdo. Claro yo recuerdo SANTA ISABEL con su osito panda de mascota =). Yo tambien fui eso que tengo 21 años.
Antes las cajeras tenian que memorizar los codigos, precios, etc. Ahora todo está en la compu y te dan hasta el vuelto.
Buen post

ludobit dijo...

me hiciste acordar q de chibolo yo queria ser basurero porque me parecia genial eso de ir colgado detras del camion de la basura tocando una campana :D
un beso, marite

Mina Treintañera dijo...

Qué lindo post amiga! Jajaja, a mí me gustaban los uniformes de las cajeras, alguna vez se me pasó por la cabeza ser cajera también, esos gustos que tenía!

Me has hecho recordar esas tiendas de antes, Monterrey, Tía (me encantaban las galletas que vendían en esta), Scala, Oeschle, buuuuuu, volví a mi niñez, qué simple era todo y qué distinto pensábamos no? A veces quisiera seguir viendo las cosas con la misma simpleza con las que era capaz de verlas antes. Cuando somos chiquitos lo pequeño es tan grande y maravilloso y nos puede hacer tan felices. Ahora queremos todo y todo parece poco y queremos más y más, es lo malo de crecer.

Un besote amiga, lindo post! Te quiero!

Mina Treintañera dijo...

Yupi! Ya me puedo suscribir a los comentarios!

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

En días como esos nada me hacía más feliz que subirme al carrito abrazado a mi barra de medio kilo de mantequilla cajamarquina.

Saludos.

Marite Alarcón dijo...

Carlos, jajaja o sea me dijiste mano gorda... mentira!
Gracias por leerme!
Un beso!

Gary, que lindo que te gustó! me trajo muchísimos sentimientos es recordarlo.
Un beso!

Dani, es un mundo tan grande el que empezamos a recorrer cuando nos volvemos independientes... te mando un super beso!

Maxwell, gracias! Sí, ese osito panda no se olvida!
Beso!

Ludobit, basurero! jejeje solo por ir viento en popa!
Lo máximo!

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, es tan, pero tan cierto lo que dices. Pienso que si tuviéramos un día a la semana "en mente siquiera" la oportunidad de volver unos años atrás, todo sería más sencillo. Mientras tanto... recordemos no?
Un beso enorme!
Te quiero MIL!
*Por qué no podías suscribirte????

Oki, si!!! Subirse al carrito era LO MEJOR!
Beso! Oki in loveeeeeeee!

Mina Treintañera dijo...

Es que hace poco con los cambios de blogger, no encontraba por ningún lado ese cuadradito para marcar si quieres que te lleguen todos los comentarios a tu correo. En la mayoría de los blogs no lo encontraba, incluso en el mío, salvo en 3 blogs, en los demás no había manera, recién ayer que entré a comentar a tu blog, encontré nuevamente ese cuadrito :0) Es que me encanta el chisme xD

Marite Alarcón dijo...

Yo tampoco lo encuentro en ningún blog!!!!
Donde está!!!!

Mina Treintañera dijo...

Ahora lo veo donde siempre, no lo ves? Lo que si acabo de notar en tu blog y el de Edu, es que no se ven los comentarios completos, blogger está hasta el egg...

Marite Alarcón dijo...

Tu misma lo has dicho... hasta el EGGGGGGGG!

Mr.d dijo...

Hola Marité!
Ha pasado tiempo, lo deseos de emitir tus sentimientos a través de un par de lineas han hecho de tu blog tu mejor amigo. Y de quienes te siguen una catársis diaria. Te felicito, no te leía en meses.
Saludos!

Marite Alarcón dijo...

Wooooooooooow!
Gracias Mr. D... a los años! Qué gusto leerte x acá.
Besos!

Alexander Strauffon dijo...

Qué bueno que lo tomó con humor. Algunos se infartarían de oir a la pequeña decir eso.

No me gustaba que me pusieran a hacer fila. Ni en la tienda, ni en los bancos (Odiaba ese pensamiento de: "Andale, ponlo a hacer fila para que se enseñe")

Marite Alarcón dijo...

Alexander, gracias por visitar mi blog. Haré lo mismo el tuyo!

Sí, era fastidioso hacer las colas por otros... pero qué nos quedaba! jajaja

Un beso!

El heroe de mi vida