Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

19.12.12

Cuanto cambio

Alguien me dijo por ahí que le gustaría ver más fotos contigo siendo yo más grande. Y las tengo, sí que las tengo, pero no en cantidades industriales como hoy hubiera querido tanto. Pues a veces los hijos crecen y le dan menos importancia a esos "recuerdos" que luego valdrían más que todo el oro del mundo para un corazón ya no tan chico. Esos que se aferraban a las piernas de sus papás para que no se vayan al trabajo y esperaban con ansias que sean las ocho de la noche para estar por fin en familia van cambiando con el tiempo. Ese amor infinito sigue ahí, creciendo cada vez más pero los pequeños detalles que más deberían importar pasan a ser un subtitulo más. Sin la intención de hacerlo por supuesto. Esos mismos que decían sin parar "papito y mamita los quiero mucho" ya no lo dicen sólo porque es algo tácito, algo obvio que no es necesario decir. Cuando lo correcto es decirlo cada vez que los ven a los ojos y si es posible.

Ahora, no me queda más que vivir una y otra vez en mi mente todas las etapas lindas que pasamos juntos y los recuerdos que te dedicaste a impregnar sabiamente en mi memoria por muchos años. Y aunque tenga sólo algunos registros visuales de ello, nunca se borrarán de mi mente y menos aún de mi corazón. Sé que mis hijos conocerán quién fue su abuelo, al que le decían "polvorita" y ese que sin un disfraz ni antifaz era todo un súper héroe. Te verán en fotos, en los videos tan lindos que antes registrábamos casi todos los fines de semana. Que aunque luego podíamos ver una cara puñete que decía "no me filmes papiiiiiiiiiiii" eran momentos especiales, con todo y berrinche. Porque siempre fueron especiales.

No podré tener las fotos que quisiera contigo, un álbum por año lleno de divertidos recuerdos, tampoco aparecerás en las fotos de mi matrimonio, pero estoy segura que estuviste ahí. En cada una de las velitas que prendieron los invitados en tu nombre. En cada uno de ellas y a mi lado también. Dándole la mano a mi mami y alcanzándole tu pañuelito del bolsillo del pantalón para limpiarse los ojos. Ya no veo muchos hombres con pañuelo por cierto. No estarás físicamente en las fotos, pero te encargaste de todo desde arriba, eso vale más que cualquier rostro en un álbum.

Tengo fotos, sí que las tengo. Pero por alguna razón pienso que las que muestro aquí son de cuando yo era más chiquita porque aún siento que quisiera tenerte aquí para colgarme de tu pierna en las mañanas, para esperarte con mi examen en la mano y esperar tu golpecito en la cabeza diciendo "qué bien hijita", aún siento que quiero que se haga de noche para poder caminar de puntitas a tu cuarto y meterme entre tú y mami para sentir ese calor que es único y verdadero, todavía pienso en esas veces que llorando por alguna razón desconocida para ti me tratabas de consolar con un chocolate y mágicamente las penas se iban. Todavía pienso en esos momentos donde los problemas no eran tan grandes, no existía mucho de qué preocuparse y lo único que importaba era que tú y mi mami estén ahí. Siempre "ahí". 

Supongo que para ti fue igual. Las preocupaciones empezaron cuando crecimos. Cuando cada uno de tus hijos empezó a hacerse grande y tomar sus propias decisiones ahora sin pedirte permiso para cruzar la pista del frente.

No tendré la colección infinita de fotos a tu lado cuando empecé a crecer. Pero tengo el mejor recuerdo tuyo en mi mente, y como siempre lo digo, también en el corazón.

Previos antes de un matrimonio 
-siempre servicial con mis amigos-
(Diciembre 2007)

18 comentarios:

Mina Treintañera dijo...

De verdad que cuando crecemos nos volvemos medio huevones no? A mí me pasó igual cuando crecí. Pero igual te quedan las fotos guardadas en tu cabecita y en tu corazón.

Igual creo que él sigue aquí, pero de una forma distinta. Te acuerdas de lo que publicó Lissy ayer, eso de la vida después del parto? Para mí es algo así, son como niveles o etapas, él llegó a lo máximo en este nivel y pasó al siguiente, no puede ser que todo se acabe así no más, no me entra en la cabeza.

Sabes que mi Ale ahora se muere de miedo porque dice que ve en el baño a la abuelita de Perú? Mi mami está vivita y coleando, pero ella dice que la ve y que tiene cabello gris blanco. Yo asumo que se refiere a mi abuela, primero me hice la pichi, pero luego digo yo, no sería raro no?

Hay que aprovechar cada minuto no más, no desperdiciar el tiempo con roche, ni orgullos. Siempre le digo a mis bebas que le digan que quieren mucho a sus profes y amigos, no sabemos cuándo no podremos hacerlo de la forma en la que estamos acostumbrados. Y las apachurro y besuqueo hasta hartarlas y les tomo fotos por las huevas, aunque se me quedan en el móvil sin ningún propósito, hasta que se me llena la memoria y las tengo que descargar y ahí están archivadas en una carpetita de mi lap, crecen tan rápido, que las del mes pasado parecen de hace aaaaaños. Algún día ellas ni se reconocerán :0(

Besitos amiga, te quiero un montón! :0)

Edch dijo...

Me has hecho reflexionar mucho. Yo tampoco tengo fotos con mis padres recientes, la navidad será excusa para tomarnos algunas :)

Muy hermosa tu entrada como siempre.

Un abrazo.

Elbert Valentin dijo...

Mira que tu post también me puso a pensar, creo que al igual que Edch, yo también usaré la navidad como excusa para tomar fotos de la familia :)

Me hubiera gustado tomarme alguna foto con mi abuelo, antes de su partida.

Me encanta la manera en la que recuerdas a tu padre y nos hablas de él, él debe estar muy orgulloso de ti :)

Silvani Reyes-Vassallo dijo...

Querida Mayte:

He vuelto a leer tu blog y como siempre no puedo evitar una serie de sentimientos encontrados cada vez que comienzo a descubrir cada anecdota entre tu y tu papa. No puedo negar que te envidio bastante y hubiese querido que la relacion que llevo con mi padre sea almenos ligeramente parecida a la de ustedes.
Tienes un hermoso blog producto de un hermoso amor en tu familia, ha sido una magnifica idea crearlo, pues muy aparte de generar este tipo de melancolias en gente como yo, nos inspiras a que en el futuro querramos darle lo mejor a nuestros hijos.

Bendiciones.

Silvana.

Gary Rivera dijo...

Recordar es un ejercicio, Yo recuerdo mucho a mis abuelos y mis padres, y las cosas que a veces olvido las relleno con mi imaginación. Obligate siempre a recordar, pero no mires ni te ates al pasado, tu papacito esta vivo en ti y cuando sostengas a tus hijitos, habrá algo de tu papa en ellos. Dicen que los padres ven el futuro a través de los ojos de los hijos! Un besote para ti!

DRACO dijo...

los recuerdos son las fotos que llevarás guardadas en el corazón por siempre. tu padre estará allí con todo su amor para ti y los tuyos.
un beso.

Darío dijo...

Es que en ese lugar están las mejores fotos, las que hacen que algo se acelere y retumbe eb tu pecho...Un abrazo.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy bello post.

Es cierto, son etapas de la vida, cuando crecemos, nuestra prioridad con nuestros amigos, nuestra "mancha", o la enamorada o enamorado. Con los años, uno vuelve a la familia y la valoras mucho más cuando tienes la tuya. Y ello se refleja en el tema de las fotos. De chibolos nos toman fotos para todo, solo falta que nos tomen sentados en el water. Pero al crecer, no es nuestra onda.

Te mando un abrazo muy grande.

LUCHO

Kikin Rispa dijo...

ASi es, muy bonito post. Madurar no quiere decir que tenemos que dejar de decir "te quiero" a las personas, madurar es demostrarlo y decirlo con mas ganas.

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, eso que publicó Lissy me hizo pensar mucho, tiene mucho de cierto y lo creo también así. Lo de las fotos, te entiendo a la perfección. A veces yo ni sé donde guardar las miles de fotos que tomo cuando estoy en grupo y en momentos bonitos. Pero nada, sabemos que todos tenemos etapas en nuestras vidas medio huevonas no?
Beso enorme!
TQM

Edch, aprovecha este 24!!! Será lindo!

Elbert, es bueno pensar en eso y aprovechar el tiempo. Te va a gustar mucho.

Silvani, realmente me encantó tu comentario. Tanto así que lo colgué en mi facebook porque cosas como las que tú me dices me inspiran cada día más. Gracias por leerme y por decirme tantas cosas lindas!
Bendiciones para ti!
Beso!

Gary, exacto. No me ato, pero mi blog trata de mantener vivo el recuerdo de mi papá y bueno pues, inevitablemente tengo días y días, y estas echas son cargadas de pura nostalgia.
Un beso!

Draco, ese disco dura jamás se borra ni se formatea. Eso es lo bueno!
Beso!

Darío, y vaya que retumba!
Un beso!

Lucho, jajajajaja si te dijera que mi papá me tomó varias sentada en el water! jajajajaja se moría de risaaaaaaaaaa!!!

Kikin, exacto. Se trata de no perder esa tan bonita costumbre.
Un beso!

Munani dijo...

Que bonita foto, eso es lo bonito, que al verla te transporta a ese momento y crees que nada ha cambiado aunque sea por unos segundos. Al final todos cambiamos pero lo importante es conservar lo mejor de cada año, tus recuerdos y el siempre saber decir a tus seres amados, te quiero.

Un saludote!

[Maxwell] dijo...

Bueno sirvió la pregunta y te salió uan entrada genial! Si a veces dejamos pasar muchas cosas que luego ons arrepentimos poco.
bonita la foto que muestras :)

la MaLquEridA dijo...

Es la vida, cuando crecemos nos da pena hacer muchas cosas que hacíamos cuando éramos pequeños.



Cuídate

Acsa Guillen dijo...

creo que mis padres sienten lo mismo ,, que ya estamos grande , estamos tomandi nuestras decisiones y siguiendo nuestro camino , pero siempre vamoz a estar para ellos , comoe ellos estuvieron con nosotrros.

saludo.s

camino roque dijo...

qué diferencia hay entre las familias! cuando te leo me cuesta encontrar parecidos...

Marite Alarcón dijo...

Munani, es cierto. Por eso es que me gusta escribir sobre él, porque lo mantiene vivo :)
Un beso!

Maxwell, gracias por tu apoyo. Me inspiraste eh!
Beso!

Maque, sí. Es verdad, pero no debería darnos pena, pena nos daría luego cuando ya no podamos hacerlo más.
Un beso grande!

Acsa, de todas maneras lo sienten, pero también conocen que es un tipo de "ley". Los hijos son prestados, me dijeron un día.
Un beso!

Camino, espero que aunque no hayan muchos parecidos igual te guste lo que lees.
Un beso grande!

ludobit dijo...

sospecho q tus amigos tambien han querido mucho a tu padre. y lo extrañan tambien.
un beso, marite

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, de todas maneras. Estás en lo cierto. Siempre se acuerdan de él.
Beso!

El heroe de mi vida