Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

5.12.12

Ya pasó un mes...

Entusiasta como siempre me dijo esa misma noche "no te preocupes Mari, todo está bien y estamos muy cómodos en el carro. Será un largo camino. Voy a dormir un ratito, te escribo mañana temprano". Nos despedimos no sin antes decirnos "hasta mañana".

****

Era enero de este año que a trancas y barrancas ya está por terminar y yo entraba en una nueva oficina. Había pasado tres meses imposibles en un lugar que prefiero no recordar, todo por una mala decisión que hasta hoy me trae ingratos recuerdos. Esta sería una oportunidad para renacer, y es que no hay como comenzar en un lugar de cero. Hasta hoy recuerdo el día que la conocí, siempre me decía que ella estaba muy contenta de aprender cada vez más. Eso era lo que más me motivó a enseñarle todo lo "poco" que aún conozco de esta vida "comunicadora". "Asu Mari, tú has trabajado en varios lugares. Qué mostro poder escuchar nuevas ideas", me dijo el día que le conté mi trayectoria. Noté sus ganas de aprender, su miedo por no haber tenido mucha experiencia en el rubro antes, sus ganas de hacer las cosas de la mejor manera. Me gustó mucho esta chica...

Tuvimos oportunidad de reír juntas sin parar hasta cuando las cosas iban mal, estresarnos con algunos temas que por nada del mundo querían inclinar la aguja para el lado positivo y hasta llorar alguna que otra vez. Cuando la veía un poco preocupada, lo cual era un poco raro porque siempre trataba de lucir tranquila, le decía que no había problema si algo salía mal, que nosotros venimos al mundo con varias cartillas en el bolsillo para equivocarnos libremente. "Alguna vez en tu vida la vas a cagar. Y es en ese momento en el que vas a aprender mucho más que un día cualquiera. Si te contara toooodas las veces que la he cagado", le decía para que se arriesgue y no se hunda si pisaba mal, o si el viento soplaba en contra. 

Una vez, tuvo que cancelar algo que ya había coordinado. La pena por llamar y decir "mil disculpas no podremos hacer lo que planeamos" le quería ganar. Me decía con los ojos gachos "Mari pero voy a quedar pésima con la persona! Cómo le voy a decir que sí y luego que no!", creo que si hubiera podido hacerlo por ella lo hubiera hecho, pero no era lo correcto. Debía levantar el teléfono y decir las cosas directamente, "a la vena", como se lo dije. 

Hasta hoy, antes de ir a algún evento importante, cierro los ojos y me acuerdo esa vez que nos dirigíamos a uno de los tantos eventos que organizamos juntas. Era un viernes, y encima era 13, un día que se grabó en nuestras memorias como "el viernes de terror del año". Todos los invitados nos cancelaron a sólo unas cuadras de llegar al destino. La cara de la tranquila Mari se transformaba cada vez que llamaban a su celular. Se agarraba la frente y empezaba a sudar frío. No nos quedaba más que mirarnos y reír. Era una real pesadilla.

Cada almuerzo con ella era divertido. Sentada en su lugar especial, siempre con las manos entre las piernas por el frío que hacía (aunque hubiera sol) esperando ansiosa su plato de comida. Y si pedía mayonesa y no se la traían, por Dios que corrieran todos antes de terminar su último bocado. La vi preocupada, estresada, angustiada, pero jamás la vi tan molesta como cuando de esperar la comida se trataba "pero ya mejor no me traiga la mayonesa señora porque ya voy a acabar mi plato" decía muy seria. "Mejor pégale", le decía luego de cambiar la cara seria, por una amplia sonrisa cuando le traían la esperada mayonesa. 

Portadora de una sonrisa espectacular. Y una risa realmente cotagiosa por cierto. Una vez recuerdo que atracada en el tráfico regresaba de una reunión y ya no me daba tiempo de ir a la oficina, cogí el teléfono y la llamé apurada antes de que el reloj marcara las 7 pm "Mari ya no voy a volver a la oficina, por favor antes de irte apágame la TELE", la escuché suspirar ahogando una risa oculta "no te preocupes Mari, yo ahorita te apago LA COMPU supongo", simplemente exploté con una carcajada, como siempre volada yo. Cada vez que me confundía o le cambiaba de nombre a las cosas ella me decía "eres una candidata a tener alzheimer de vieja Mari".  

Pasaron unos 10 meses y cuando me senté a hablar con ella para poder hacer un "status" general le dije que quería escuchar sus impresiones acerca de nuestro trabajo juntas. "En verdad siento que de enero a la fecha, he aprendido mucho más de lo que pensé" yo también lo notaba así. Ya no era la misma chica tímida, insegura y demorona. Había crecido un poco más y estaba contenta por haber sido una partecita de ese crecimiento. 

****

Le mandé una alerta al nextel el día sábado y no contestó. "Fácil está juergueando", pensé, "mejor la llamo mañana para ver si ya tiene todo listo". Hablamos un poco antes de que oscurezca y ya deba salir hacia la oficina. "Ya tienes todo listo no? No te olvides de tu repelente para los mosquitos y tu cámara para que te tomes muchas fotos. Me llamas antes de salir y cuando llegues también así sean las 5 am". 

En la sala de la casa miré el reloj, y sólo faltaban algunas horitas para su partida. Me sentía un poco ansiosa, pero creí que sería pasajero, quise que se me fuera esa angustia, traté de controlarla y me quedé dormida. Me desperté unos minutos después un poco exaltada y miré mi celular. Un mensaje de ella figuraba expectante en la pantalla principal "Ya estamos partiendo Mari, todo está muy bien. La gente es super buena onda, demasiado buenas personas. Estamos muy cómodos y con ganas de llegar". Hablamos un poco, nos reímos otro tanto y me dijo que aprovecharía en dormir. "Hasta mañana Mari, me llamas ni bien lleguen. Descansa".

Jamás imaginé que esa sería la última conversación con ella. Que ese "mañana" no llegaría nunca, y que hoy, hace un mes recordaría con millones de sentimientos encontrados a esa chica blanquiñosa de pecas y pelo castaño que siempre respondía ante cualquier problema con una gran sonrisa y un sincero "no te preocupes Mari". 



Trata que allá arriba, en donde seguro ya te la debes de haber encontrado, se sienta contenta. Que desde el cielo envíe señales a su familia, tal como tú lo sigues haciendo con nosotros. Cuéntale tus historias y mira esa linda sonrisa. Sé que debe tener familia por ahí, pero de todas maneras quería darte ese encarguito. Hace un mes tomó ese vuelo sin retorno y recién hoy me atrevo a hablar de ello. Se abrieron heridas que mi corazón aún no sana, y me costará mucho poder pasar este capítulo. Pero creo que es hora de dejarla volar. Sé que vas ayudarla en todo lo que necesite, no la dejes sóla porque seguro, debe extrañar a su papito.


Es imposible no cuestionar,
no reclamar a la vida misma.
Es difícil.
Pero quiero seguir pensando que allá arriba, 
Dios está armando un batallón de ángeles.
Ángeles que sólo vinieron a la tierra por poco tiempo,
para hacernos creer que el bien existe.
En esta vida...
O en la otra...

18 comentarios:

Anónimo dijo...

No la conocí, pero que bello tu post. Cuando vemos que se van chicas tan lindas, jóvenes, llenas de vida, no podemos explicarnos el porqué. Simplemente ver hacia arriba y pensar que ahí están, que por algo las quisieron antes.

Besooooosss de chocolate Reese.

FrancHis

Darío dijo...

Mierda, siempre nos conmueve la muerte. Es que esa sonrisa contagia, no? Un abrazo.

Mariela Garcia dijo...

Nunca pensé que ese sería el final... y entiendo perfecto, es imposible no cuestionar cuando la "muerte" parece hacerse tan familiar... pero está allá arriba con tu papito, bien que se la encargas.
Esos angeles solitos se encuentran entre ellos allá arriba en su hogar.

beso enorme.

Hombre de Neanderthal dijo...

La muerte, generalmente, llega sin previo aviso y esto suele alterar nuestros planes. Ojalá puedas superar esta pérdida lo más pronto posible.
Saludos.

Mina Treintañera dijo...

De hecho ese batallón de ángeles debe ser enorme, siempre se lleva lo mejor de lo mejor.

Un beso amiga, te quiero un montón :0)

Pancho dijo...

que se dice cuando las alabras se atoran en la garganta?..solo aqui andamos. que bonita sonrisa tenia.

besos

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy hermoso post.

En tus anteriores posts habías dicho que era muy amiga tuya y que te había afectado su muerte. Pero no me imaginaba cuan cercanas habían sido ustedes y que hasta el final estuviste en contacto con ella. Este tipo de partidas sin retorno, impactan por lo inesperado y sobre todo, por lo injusto que es. Un caso más de alguien que se va antes de tiempo, mucho antes. Créeme que este 2012 ha sido complicado porque he visto desfilar a varias personas cercanas y realmente conmueve.

La única explicación que pienso y e la cual creo, es que probablemente cumplió con lo que había venido a hacer en esta vida terrenal y ya era hora de partir. Y no te sorprenda que desde el reino espiritual, esto ya haya sido planificado. Estoy seguro que ya deben haber cruzado caminos con tu papá. No tengo dudas de ello.

Te mando un abrazo muy grande.

LUCHO

DRACO dijo...

lo siento mucho marité.
no hay palabras suficientes para mitigar la partida definitiva de una amistad que era tan cercana y tan unida a ti.
un beso.

Anónimo dijo...

Marite, recien me entero la historia completa, he llorado leyendola, la verdad me da mucha pena que todo pasara de esta manera tan brusca, has vuelto a revivir lo horrible que fue la partida inesperada de mi papi, entiendo que te ha quedado una sensacion fea, la debes extranar mucho, compartias con ella todos los dias. Animos, ya sabes que las heridas tardan en sanar pero sanan, luego la recordaras ya no con lagrimas en los ojos si no con alegria por la gran persona que era y los muchos anecdotas juntas, tqm,
Lissy

Marite Alarcón dijo...

Franchis, es verdad lo que dices, arriba deben haber necesitado hartos angelitos. No vale la pena cuestionar.
Beso!

Darío, contagia sin duda. Esta fue la razón de mi post con lazo negro hace unas semanas. Difícil...
Beso!

Marielita, fue demasiado fuerte reina. Por eso hace unas semanas les pedí disculpas por el distanciamiento, era necesario.
Un besote!!!

Hombre de Neanderthal, llega sin avisar y nos roba el aliento... es cierto. Gracias por tus palabras!

Lenyis, esto era lo que me estuve guardando todo este tiempo. Necesitaba sacarlo algún día. Un beso grande y gracias por siempre apoyarme. Te quiero!!!

Pancho, así es. Era una sonrisa transparente, angelical sin duda.
Beso!

Lucho, es que no podía ahondar en el tema. Me superaba todo el acontecimiento, fue y sigue siendo aún muy muy fuerte. Gracias pro tus lindas palabras, es verdad.
Un beso grande!

Draco, la verdad es que con solo leer su apoyo me basta. Sé que no hay palabras.
Un beso grande.

Lissy, sí, no les había contado bien hasta ahora. Es fuerte recordarlo pero como dices, con el tiempo las heridas sanan y queda un lindo recuerdo. Te quiero también! Ya vennnnn!

Elmo Nofeo dijo...

Estas heridas tardan en cerrar y más aún cuando quien se va es una buena persona.

ES hermoso imaginar un encuentro entre tu papá y ella.

Marite Alarcón dijo...

Elmo, creo que al final nunca cierran. Sino, cambian, y enseñan a vivir con esa cicatriz. Como una herida de guerra.

Es hermoso imaginarlo, tienes razón.

Un beso!

BEATRIZ dijo...

Es durisimo sacar el dolor de la pérdida de un ser especial. Yo tarde más de veinte años para poder siquiera hablar de ello, y sí que entiendo que se reabren heridas mal sanadas.

Estoy en ello.

Mi sincero pésame y estoy contigo.

Saludos Mari

Marite Alarcón dijo...

Beatriz, gracias por leerme. Sí, es verdad lo que dices. Estoy de acuerdo!

Un beso!!!

Damian dijo...

Esto contesta una pregunta anterior.
Es una pena que tan joven se haya tennido que ir, asi lo querrá diosito pues.
Estoy seguro que cuidará a su familia desde donde esté.

Marite Alarcón dijo...

Damian, qué pregunta anterior era?
Sí, seguro debe cuidar a sus padres... estoy segura de ello.
Un beso.

ludobit dijo...

para bien o para mal el tiempo no se detiene, y nos toca hacer lo mismo, no detenernos. es lo q nuestros seres queridos que ya no estan con nosotros desean.
un beso, marite

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, cuesta pero hay que hacerlo. Eso es cierto!

El heroe de mi vida