Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

26.6.13

En un segundo

Pasar de la risa al llanto, y viceversa es tan fácil como respirar. Un momento lindo nos puede tumbar al suelo solo con una palabra, una llamada o o tan sólo un simple recuerdo. Aunque prefiero pensar en esos momentos tristes que son opacados por un ataque violento de cosquillas que hacen que uno se olvide del mundo que lo rodea. Ese mismo mundo que sigue girando a pesar de todo.


Recuerdo esa vez que discutimos hace mucho tiempo, no recuerdo porque, pero seguro fue un permiso negado, de todas maneras. Es que ya me parecía un exceso el no poder cruzar la pista a los 11 años sin ayuda de alguien mayor. Me sentía la más marciana rogándote el permiso para subirme a una combi y poder ir a la universidad. Ni siquiera colegio, universidad! Ahora me da risa, pero en ese entonces me moría de la cólera. Entonces, en una situación parecida debimos de haber estado para discutir. 

- No veo las horas de irme a otra casa y poder hacer lo que quiera.
- Las puertas están abiertas...
- Ayyyyyyyyy!!! (molestísima)

Caminé a mi cuarto y tiré la puerta. No era una puerta completamente de madera, sino tenía cuadritos de vidrio pavonado. Es decir, no se veía nada sólo sombras por si alguien deambulaba por ahí. 

(toc-toc-toc)
-  No voy a salir papi, estoy viendo televisión.
- No quieres frunas, aquí tengo algunas.
- No gracias.
- ¿Vas a seguir molesta?
- No molestes papi...
(Hasta ahora me río de eso. A pesar de estar reventando te decía siempre "papi")
- Bueno... (decías entre risas)
- Ayyyyyyyyy, qué pesado! De qué te ríes!!!
- Nada, nada, ya me voy...
(Escuchaba tus pasos alejarse)

Abrí la puerta para ir al baño y al salir me di cuenta que estabas pegado a la pared del pasillo. ¿Tratando de escuchar algo tal vez? Según tú, para nada, estabas a punto de bajar las escaleras y te quedaste por ahí mirando tu teléfono. Seguro...

Al entrar nuevamente a mi cuarto, dejé la puerta abierta y prendí la tele. Llamé por teléfono a una amiga para contarle que no me habías dejado ir (no sé a donde, pero el permiso fue negado). Empecé a decirle que había discutido contigo y que de ninguna manera te convencería. Me asomé a la puerta para ver si seguías apoyado en el marco como un "agente encubierto" y sí, ahí seguías. Escuchándolo todo, tratando de ver si hablaba de ti o si contaba algo que "no querías escuchar". 

- Ya te corto, porque tengo "MOROS" en la costa.
- ah????
- Nada, te llamo luego, chau!

La sombra, desapareció como por arte de magia. "Ay, mi papi", decía en mi mente. Me recosté nuevamente entre las almohadas. Y de pronto escuché un sonido lejano... abrí los ojos como si estos trataran de "escuchar" mejor el sonido y salí disparada... "TEMBLOOOOR!!!!", iba corriendo por el pasillo diciendo "papi, papi, papi tembloooo..." ah no... más molesta todavía estaría después de descubrirte con las manos como puños en la pared dando pequeños y fuertes golpecitos seguidos. Era la misma broma de todas las semanas, y yo, como siempre, caía.

- Papi, en verdad qué pesado eres!!! Ya nadie cree que es temblor!
- Ah no? Y por qué saliste corriendo de tu cuarto entonces (atacado de risa).
- No sé, pero no te creí.

Regresé a mi cuarto, pero no sin antes pedirte una de tus típicas gomitas. Esas que les quitaban la molestia hasta al más gruñón.


Es muy fácil pasar de la molestia a la risa.
Hasta ahora, sigue resultando fácil para mí, felizmente.

24 comentarios:

Adrianna Rossi dijo...

Siempre me cautivan tus anécdotas, que hermoso ejemplo de padre tuviste, en serio. He reído y llorado contigo, leyendo tus entradas, siempre me clavo más de lo que espero, y te envidio, como lo he dicho en anteriores ocasiones.

Gran hombre tu padre, gran padre ese hombre.

Besos.

[Maxwell] dijo...

Me gustó mucho esta entrada!!
Es verdad, esos sentimientos son muy fáciles de sentirlos de un momento a otro.

Así son los padres, de protectores, preocupados, etc. Seguro te sentirás así cuando seas madre.

Fruna!! :)

Elmo Nofeo dijo...

Tu papá sí que sabía como ganarte.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité.

Es cierto, hay situaciones que nos pueden llevar de la tristeza a la alegría en un solo segundo, y viceversa. Sobre la historia, los padres son así y uno revalora todo eso que criticó de niño, cuando la situación se pone a la inversa y es uno el que asume ese rol que tantó criticó. Y allí uno se da cuenta que no fue nada fácil para los viejos.

Un abrazo.

LUCHO

Tigreton dijo...

aaw que bonita anecdota!! me encanta, es qe no entienden las hijas q un no es un no y es por su bien...ay, que bueno que aun no paso por eso jajaja...

saludos

DRACO dijo...

lo cuentas tan bien que haces que visualice toda la escena como si la estuviese viendo.
es un gran recuerdo.
un beso.

FrancHis dijo...

ay Marité too much tu papi! Ya me provocó gomitasss!!!

Un besototototte, tqm!!!

camino roque dijo...

me llama mucho la atención la preocupación de tu padre por el enfado causado. no en palabras, sino en el hecho de estar pendiente de ti, todo el tiempo cerca de tu cuarto. amor sí.

Darío dijo...

Según como lo mires, todo fue una especie de temblor. Un abrazo.

Gloria dijo...

¡ay los papis y mamis! si no fuera por ellos que incompletas serían nuestras vidas ¿verdad?.
Por cierto a mí tambien se me hubiese quitado el enfado con una "pastillita de goma" de esas.
Besos golosos.

Dooms Day dijo...

los padres son más sobreprotectores con sus hijas que con sus hijos, un detalle que recordaras.
Por lo menos tu papá quería amistarse, con gomitas de por medio, luego

Marite Alarcón dijo...

Adri, me encanta que te cautive lo que escribo. A veces pienso que sólo escribo para mí y tal vez puede ser aburrido para el resto.
Un beso grande!!!

Max, gracias! Es fácil cambiar de buenas a primeras. Es bonito también saberlo.
Un beso!

Elmo, a veces te diré ah! No siempre le funcionaba! jajaja

Lucho, cuando sea mamá seguro entenderé todo lo que él me decía y lo q mi mamá me dice hasta hoy! jajaja
Beso!

Tigrin, aprovecha que Naidee está chica y puedes aún "discutir" con ella sin mucha bronca.
Un besote!

Draco, qué lindo! Gracias!!! Ese es mi principal objetivo, transportarlos! Me gustaría hacerlo cada vez mejor.
Un beso!

Franchis, ya volviste yeeeeeei!!!! Ahora a leer tu travesía!!!
Besos!!!
TQMMMMMMMMMM!

Camino, no entiendo muy bien lo que quieres decir. Él era así con los 4 (somos 4 hermanos), siempre pendiente y siempre preocupado.
Un beso!

Dario, jajajaja es cierto. Todo!
Beso!

Gloria, cómo estás!!! Hace mucho no te veía por aquí!!!
Un beso grande!

Dooms, sí! Era la mejor parte, el amiste con gomitas!!! jajaja
Beso!

Mina Treintañera dijo...

Ay tu papi tan lindo siempre, siempre recuerdo su sonrisa y su voz, me caía muy bien, aunque me hiciera recordar a mi papá, él también me hacía renegar con los permisos, Dios!

Extraño las gomitas, acá no hay! Hay las gominolas, se ven muy parecidas, pero al morderlas parecen de hule! Ni frunas :( Quiero frunas de menta, eran buenazas <3

Me parece excelente esa facilidad tuya, cuando alguien está a puntito de fastidiarte tu lindo día, hay que pensar en cosas bonitas, una canción, lo que sea, pero hay que aferrarse a la sonrisa SIEMPRE.

Un besoteeeeeeee!!!!!!!! Te quieroooooo!!!!!!!

Marite Alarcón dijo...

Lenyis, las gomitas son buenotas y más las que compraba mi papá!
No es tan fácil te diré, pero en algo hay que trabajar!!!
Un besote!
TQMMMMMMMMMMMMM!

Gary Rivera dijo...

Jajajjaja eso de los golpes en la pared lo hago frecuentemente! Jajajaja es buenazo! Ver las expresiones de pánico! Jajajaja Que chévere tu viejito! Que gratos recuerdos!! Era un pillo! Con respecto a lo de cruzar la pista lo hacía para cuidarte! Y te cuidaba porque te quería!! Creo que esas cosas no llegaras a entenderlas plenamente hasta que tengas a tus propios hijos!! Mi hermana me lo dijo hace unos días.

Marcelo Gasan dijo...

Carajo todas las cosas que cuentas parece que escribieras lo que estoy pasando con mi hija, me dice porque me agarras de la mano para cruzar la pista si ya tengo 13años. Cuando se molesta y se mete a su cuarto y tira la puerta y hasta la asusto con eso de los temblores. Le hago bromas siemprele engaño diciendo que hoy hay kfc de almuerzo o le cambio de nombre a sus grupos de rock que escucha.

Jo dijo...

cuando ecrib es asi apòrreando el teclado mientras los recuerdos y el sentimiento se agolpa... me pongo alegremente triste...


Alexander Strauffon dijo...

Emotivo y sincero tu relato.

Marite Alarcón dijo...

Gary, malo!!! Eso es muy feo! Mi papá hacía eso casi a diario! jajaja No, claro, ahora comprendo y eso que aún no tengo hijos.
Un beso grandote!

Edu, jajajaja en serio se me puso la piel chinita... eso de los grupos era tan típico en él!!! Dios mio! Hasta a los actores les cambiaba el nombre!!!
Tu hija tiene seguro muchas historias contigo!
Beso!

Marite Alarcón dijo...

Jo, no quiero que estés triste hermana. Sonríe conmigo.
Un beso grande!

Alexandres, hace mucho no te veía por aquí!!!
Un besote!

Lita dijo...

Ahhww q lindo tu papi Marite... me he imaginado todo de principio a fin ... sin dudas un amor de padre, besos y abrazos Marite!!!!! siempre es un encanto leerte ;)

Edch dijo...

Te cuidaba de la misma manera que te fastidiaba, así seré con mis hijos también jaja.

Saludos!

ludobit dijo...

y q mejor q un poco de dulce para endulzar esos momentos amargos.
besos, marite

Marite Alarcón dijo...

Lita, gracias por siempre estar presente!
Un beso grande!!!

Edch, era una forma distinta de cuidarnos. Sobre protector hasta decir basta,
Un beso!

Ludobit, el dulce siempre es bienvenido.
Besito!

El heroe de mi vida