Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

7.6.13

Las cosas malas solo suceden una vez

Problemas, problemas y más problemas...


Cómo me gustaría regresar a esos tiempos en que mi estrés más grande era las bolitas que me quedaban en la cabeza cuando mi mami me hacía una cola. 

O volver a asustarme por las tonterías típicas cuando uno es niño y le dicen que es el adoptado de la familia o fue recogido debajo de un árbol.

Recordar que los máximos insultos eran "tonta cacona", como siempre recordabas que Karina le decía a Lissy.

O que la máxima enfermedad era tener fiebre y se curaba con un plato de apanado y papas fritas con palta aplastadita.
Llorar porque no quedaban más figuritas en el kioskito del frente y correr a pedirte que me lleves de la mano al de la esquina.

O cuando el más grande y anhelado deseo era tener un perrito que camine por toda la casa y duerma conmigo.




A veces olvidamos que lo que de verdad importa es eso que queda en la memoria.
Y que los problemas del día se van en la noche.
Que los que nunca te dan la espalda, son los que salen siempre en las fotos.
Y los que las toman, también.
Que lo malo no pasa dos veces si no lo permitimos.
Y que siempre hay que estar preparados para todo.
Especialmente, para lo MEJOR.


24 comentarios:

Jo dijo...

a veces deberiamos de ser un poco mas niños, aunque claro está se dice que en la inocencia se es felizpor cierta ignorancia o poca importancia a las cosas...

no se a veces nos complicamos la vida demasiado

FrancHis Neumann dijo...

Muy cierto eso de estar preparado para lo bueno, y para lo malo. Para lo bueno, ten cuidado lo que deseas, puedes obtenerlo. Lo que sí, creo que para lo malo uno nunca está realmente preparado.... :(

Y qué fácil era la vida cuando éramos peques, no? Se añora eso.

Un abrazote inmenso, tqm!!!

Mina Treintañera dijo...

Oh my God! A quién le decía que lo habían encontrado debajo de un árbol!? Ja! Maldad de la pura! Jajaja.

Así es amiga, hay que dar gracias por lo que tenemos, por lo que tuvimos y aún guardamos en nuestro corazón, porque nadie nos lo quitará. Y también por lo que viene, si bien se presentan ciertos especímenes que se empeñan en jorobar la paciencia a una, no olvidar que está en uno encontrar la mejor solución, todo pasa, de a poquitos, o muy rápido, pero pasa.

Tonta cacona, jaaaaajajajaja :D Me hiciste la tarde :D

Besoteeeeeee!!!! Te quiero un egg!!!

Daria dijo...

que coleccionar álbumes o ver tu dibujo favorito todos los días puntual, era tu felicidad máxima, que dormías temprano y despertabas sin ojeras, que todos te decían que eras lind@ y no veías imperfecciones en ti.

cómo pasa el tiempo, pero hay que recordar que no se tropieza dos veces con lo mismo, que de los errores se aprenden y que cada vez las cicatrices (más aún las del alma) van haciéndose más dañinas y dolorosas con el paso de los años.

Saludotes!

Marcelo Gasan dijo...

A mi hermana la fastidiábamos que era adoptada y que su verdadera mamá era una amiga morenita de mi mamá.
Para nosotros era un trauma cuando rompíamos un foco en la casa con la pelota. Hemos roto tantas veces el foco del pasadizo que ya practicamente era imposible poner otro porque ya no había cable.
Me acuerdo también que mi hermana mayor me decía cuando yo tenía unos 4 ó 5 años (la verdad no me acuerdo exactamente) que la pared de la casa la habían construido los incas y esos puntitos que brillaban era oro... también un tiempo me dijo que me iba a morir porque ella había visto una mariposa negra que iba volando tras de mi. Vivía traumado.
A veces esas cosas que de pequeños no styraumaban hoy nos da risa.

Damian dijo...

te recogieron de debajo del puente... y mi hermana se ponia a llorar

que momentos ♥

Mina Treintañera dijo...

Damian, eres un sádico :D

Darío dijo...

Igual, no permitamos que los días pasen si pena ni gloria, Marité. Un abrazote.

Marite Alarcón dijo...

Jo, me parece super real loq ue dices. A veces nos complicamos tanto...
Un beso sis!

Francis, es que lo malo nos hace crecer, mejor prepararnos para celebrar lo bueno que esperar lo malo no?
Te quiero mas!

Lenyis, mi hermano me decía!!1 Y lo peor esta que yo me lo creía y le iba a preguntar a mi mamá!!! jajajaja
Tonta cacona!
Te quieroooooooooo!

Daria, sin ojerassss por Dios la perfección!!! Sí, el tiempo se va como agua entre los dedos.
Un beso grande!

Edu, jajajaja los incas! A mí tb me decía cada cosaaaa no sabes, habían como unos globos que se forman en la pared, y me decían que por ahí nos íbamos a escapar cuando entraran a robar la casa... jajaja
De locos!!!

Dammy, que malooooooo!
jajajaja

Marite Alarcón dijo...

Darío, no lo permitamos!
AMEN!

DRACO dijo...

el título de tu post me hizo recordar mis propios días malos, en que ocurre problema tras problema (unos manejables y otros no) hasta el final del día.
pero, ¿sabes qué? los sueños me avisan si voy a tener un día malo después de despertar. esto no me evita los problemas pero los soporto con total estoicismo hasta la hora de volverme a acostar.
un beso.

la MaLquEridA dijo...

Lo mejor tarda en llegar pero llega.


Un beso, no estés triste por favor.

Pancho dijo...

El mayot insulto que se decia en casa era: "caca aguada". jojojo, ai si que sensilla la vida cuando es niño! y ahora cuando los problemas bombardean, como dices, hay qu recordar lo qe realmente importa en la vida, y esas personas que han sonreido contigo...

te mando un besotee

Norma2 dijo...

¡Cómo me gustaría volver a ser niña! Muchas veces lo pienso y cuando lo era quería llegar a mayor, a tener mi fiesta de 15.
Beso Marité

camino roque dijo...

eran otros problemas, pero cómo nos hacían sentir era muy parecido

yo no echaría marcha atrás

[Maxwell] dijo...

Problemas van, problemas vienen; problemas solucionados, problemas por solucionar.

La vida es un ciclo u.u

Gary Rivera dijo...

bueno, son etapas que vamos cruzando, ya hemos disfrutado de esas epocas, donde no teniamos nada de que preocuparnos, es lo que nos toca vivir ahora. Es cierto a veces queremos que todo sea como antes, pero podemos añorarlos nada mas.

Ahora que estoy con mi sobrino veo que su vida es tan sencilla y bonita! hago mi mejor esfuerzo para que conserve buenos recuerdos y cuando sea grandote y tenga el stress encima pueda sentarse y recordar su infancia feliz y bonita! Para luego ponerse de pie y continuar con su vida de adulto!

Acsa Guillen dijo...

toda la razon ! , esos tiendo donde los problemas no eran nada , la niñez , que linda Dios. quien eres tu de la foto? , la mama ! jeje

saludos.

Elmo Nofeo dijo...

Ya has descubierto que duele crecer, pero duele más resistirse a hacerlo.

Marite Alarcón dijo...

Draco, lo mejor es ser estoico en tus actos y pensamiento. Es lo mejor.
Un beso! Espero sea una buena semana!

Malque, no lo estoy, te lo prometo. Y tienes toda la razón.

Pancho, no calculas cómo me reí con ese insulto! Jajajjajaja
Un besooooooooo!

Norma, es que eran épocas lindas! En las que no existía lo malo! Solo tontos miedos, pero ahora es otra la historia. Lo bueno es tener lindos recuerdos.
Beso!

Camino, no claro. Yo tampoco, porque viví mi infancia bien vivida, pero a veces se extraña.
Beso.

Max, es un ciclo. Es verdad. A ver si bajan un poco los problemas entonces.
Beso!

Gary, sí es verdad. Son etapas y si hemos disfrutado cada una, bienvenidos los recuerdos! Veo fotos con tu sobrino, qué lindo momento estás viviendo con él!
Beso!

Acsa, no! jajaja esa es mi mamá! Yo soy la más chiquita... jajaja
Beso!
A veces no puedo comentar en tu blog!!! No sé porque no me deja!

Elmo, no me resisto, sólo que esas épocas se añoran :)
Beso!

ludobit dijo...

las cosas malas solo pasan una vez (y cuando pasan no duran 100 años) pero las cosas buenas si pueden repetirse infinidad de veces.
besos marite

Marite Alarcón dijo...

Mejor dicho, imposible Ludobit.
A esperar solo lo bueno entonces!

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Es cierto, cuando éramos pequeños, nuestras preocupaciones eran un chancay de a medio, comparado con lo que vivimos hoy día. Se supone que hemos madurado, pero las preocupaciones aparecieron para ser parte del ciclo de esta vida.

Un abrazo.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Lucho, esos tiempos no?
Pero con eso crecemos :)

El heroe de mi vida