Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

30.6.10

Feliz cumpleaños perruno!

Hace 7 años nació ese regalito que me diste. Ese día cuando llegaste a la casa como siempre, con ganas de verme sonreir después de uno de esos días amargos. Justo cuando Jerry, luego de 10 años de vivir con nostros y recibir todo el amor que una familia le puede dar a su mascotita, se fue al cielo a vivir mejor que todos nosotros. En esos momentos, donde había perdido una partecita de mi corazón, me ayudaste una vez más a recuperar el aliento y a creer de nuevo en la vida.















Hoy no podré hacerle a Bruno lo que le hago todos los años. Obviamente, hablo sobre su reunión perruna (pero sin amigos perrunos porque mi mami se infarta) pero sí con harta comida canina que él ama, la cual nunca le damos por los ventarrones que se le escapan a causa de ese tipo de "bocaditos".

Mi vida no sería la misma sin él. Desde que lo trajiste metido en tu casaca, solo asomando sus orejitas y oliendo a bebé, "cuando parecía una ratita" como lo catalogó  mi mami a primera impresión, me ayudó poco a poco curar esa heridita que dejó Jerry cuando se fue de nuestras vidas. Eso me marcó mucho. Hasta ahora lo extraño, pero de una forma distinta. Seguro tú estás allá arriba jugando con él, engañándolo con la famosa frase de "a su cama" para que pele los dientes y haga el gruñido característico del perro molesto.

Sabes que Bruno te extraña mucho? Yo pienso que a veces él te siente cerca de nosotros, porque sin razón alguna levanta la carita como si estuviera mirando al cielo. No digo que estés en el cielo literalmente y mire arriba por lo mismo, sino es algo más abstracto. Levanta las orejitas como cuando alguien llega a la casa y no corre ni se mueve, sino que de la nada las baja y las pega a su carita como cuando "se pone cariñosito" y cierra sus ojitos muy lento. Como si estuviera siendo acariciado por una mano invisible. Estoy segura que te siente.

Cómo no va a extrañar jugar contigo! Tú eras el jefe de su manada. Tanto lo querías que los juegos a cuatro patas con sonidos similares a un perro algo extraño, nunca faltaron. Las mañana no son iguales porque ya no estás para fregarlo con el dedo "ataca bigotes" ni la sandalia "cacheteadora" pero estoy segura que de alguna forma siempre las revive en su cabecita.

Como repito, mi vida no sería la misma sin él. Es un amor que no puedo describir. Sí papi, se me cae la baba por él y sí, también estoy derramando lagrimones mientras escribo sobre él. Es increíble todo lo que puede hacer un animalito en tu vida. Es increíble la fuerza que te puede transmitir con solo una mirada. Sin duda, aunque suene trillado, es un amigo como ninguno. Es el que siempre me va a apoyar pase lo que pase aunque me lo demuestre solamente enroscandose entre mis piernas y abrigandome con su cuerpito.

Gracias por darme ese pedacito de cielo papi. 
Espero tenerlo muchos años más en mi vida y cuando esté más viejito, jamás lo dejaré solo. Aunque me duela verlo con achaques de "adulto mayor", lo acompañaré hasta el final.
Como lo hubiera hecho contigo.
Sin duda alguna.

Feliz cumpleaños Brunito!

2 comentarios:

geminis dijo...

que lindo perrito, estuve leyendo por aqui me gusto el blog y esas fotos familiares son lindas, tesigo y te invito a seguirme en historiasdelbus y diario de una geminis, saludos de mexico chao

Marité dijo...

Gracias!!! Te sigo Geminis! Un beso grande desde Perú. Yo también soy Geminis!

El heroe de mi vida