Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

29.11.11

Semillas

Quisiera ver una semilla antes de ser plantada.
Dura como piedra pero indefensa como un bebé.
Quisiera verla chiquita.
Como si tuviera miedo a crecer.
Quisiera ver como dos manos cuidadosas la toman.
La toman con cariño y la levantan con cautela para darle un espacio.


Quisiera ver esa pequeña semilla y comparar el antes con el después.
Ver el proceso del cambio en su vida.
Quisiera ver cómo lucha con lo lógico y lo ilógico para abrirse camino.
Sentir sus ganas de crecer sin importar el ambiente.
Quisiera ver cómo se alimenta de solo agua para vivir.
Poder ser parte de un proceso completo desde el principio y dejarle el "fin" al tiempo.


Quisiera estar en el preciso momento que los rayos de luz dejan salir un viso verde.
Ver cómo a pesar del tiempo y contratiempos se hizo posible la salida.
Quisiera verla salir airosa, con los brazos en alto como si sintiera el viento.
Ver cómo crece ante todo y ante todos con el tallo estable,
consciente,
maduro,
fuerte como piedra.
Como estas mismas piedras que obstaculizaron su salida.
Ver cómo a pesar de la lucha no guarda rencores.
No castiga ni deja que la castiguen.


Quisiera conocer semillas y comparar sus antes y después.
Para luego ver cómo todo es posible.
Quisiera creer que es posible creer entre tanta mentira.
Ver que el mundo está hecho de semillas que luchan entre ellas.
Quisiera conocer semillas y tocar su alma.
Que no solo crezcan pisando a los demás...
sino que dejen crecer para seguir creciendo.


¿Es parecido allá arriba?
lo dudo...
Debe ser un lugar perfecto.
Donde tú mereces estar.
Creciendo y dejando crecer...




18 comentarios:

Mina Treintañera dijo...

Desgraciadamente, estamos en un mundo en el que parece ser, que la gente vive comparándose y compitiendo con todo el mundo. Por eso existen las envidias, inseguridades e intentos de pisotear a los demás. Porque hay personas que no se miran en el espejo y se miden consigo mismo para seguir creciendo, sino que miran a los lados y quieren lo de los demás, quieren ser como tal o cual y eso no existe, porque Dios es tan maravilloso, que nos hizo únicos y especiales a cada uno de sus miles de millones de hijos y es algo que al parecer, no se ha aprendido a apreciar aún. Mi papi me decía cuando era niña, para una carrera de no sé cuantos metros planos, que no mire a los lados para ver si me van a pasar. Mira de frente, si miras a los lados, dejas de avanzar y entonces te pasan. Siempre he intentado aplicar eso a todo. Mídete contigo mismo, para crecer y ser mejor que tú mismo, es la mejor manera de crecer y no fregarle la existencia a los demás, y a ti mismo, porque no hay peor sufrimiento que el de esas semillas que no dejan crecer a las otras, porque nunca crecerán, se quedarán en el camino y vivirán a la sombra de los arbolitos en que se convertirán las semillas que se supieron abrir camino.

Un besote semillita linda!!!

Mariela García dijo...

Marité, que bonito... una semilla y luego verla crecer... el antes y el despues... te imaginas cuan grandioso se siente cuando un padre mira una foto de su pequeña y luego la ve salir profesional... ve los cambios que tuvo... ve la manera en que extendio sus ramas... debe ser increible!, yo no soy aun madre... pero al ver a mis pequeños hermanos... cada año me sorprenden mas... me siento a veces impotente al ver q no se riegan lo suficiente, por asi decirlo... y me muero de felicidad cuando veo que su forma de pensar a veces sobrepasa a la mia!... Me hiciste pensar en muchas cosas amiga! =) me encanto este post!...♥

Damian dijo...

no se tu, pero cuando estaba en el cole nos hacian plantas una habita en un vasito y cuidarla hasta que saliera una plantita. Ok no es igual pero es lo más parecido q recuerdo :D

Anónimo dijo...

Que lindo!! Me encanto muy pronfundo pamela

Marité dijo...

Lenyis, gracias por siempre darme tus los mejores consejos. Qué sabio el ejemplo de tu papá. Lo voy a aplicar para TODOS mis días.
Te quiero de aquí a la luna!
Besos!

Marielita, qué linda comparación. No puedo ni pensar cómo se sintió mi papá cuando mis dos hermanas mayores se casaron y luego de unos años tuvieron sus primeros hijos. debe ser demasiado...
Gracias por siempre tener palabras tan bonitas.
Besos!

Damian, claro que me acuerdo! Pero esas habitas no crecían mucho. Yo quisiera ver una que se convierta en árbol si es posible. Esperaremos no?
Beso!

Pame, gracias!!! Te mando un super besote!

Mimy dijo...

Muy hermoso :).

Esa semilla que llega a ser un árbol enorme con el paso del tiempo y pese a la mala hierba, al clima, al terreno pedregoso, a las plagas.. termina sirviendo de cobijo a los que compitieron con ella, termina recibiéndolos debajo de sus ramas y brindando protección y sombra.
Crece y deja crecer a los otros, firme, libre y en paz con ella misma.

Un abrazote!

[Maxwell] dijo...

Siempre hacemos, sembramos algo para cosecharlas luego.
Solo el tiempo da la razón.

Oscar C. OKIPERU ® dijo...

...y que se convierta en un arbol enorme en el cual se pueda construir una cabaña en sus alturas.

Ya me hiciste alucinar.

Edgar Joaquin dijo...

Realmente somos como semillas, yo me puse a meditar sobre que tipo de semilla soy, y en que tipo de arbol me estoy convirtiendo, como dice mariela, debe ser tremendo para un padre ver como algo que parecia pequeño he indefenso, ahora conquista sus propias metas, pero tambien debemos recordar cuando eramos pequeños, los sueños que teniamos, como nos imaginabamos de adultos, y ver si fuimos fieles a nuestras promesas, si de niños soñamos ser un arbol de manzanas y hoy somos uno de naranjas.

BELLARTE *متخصص dijo...

Me recordó la parábola de la semilla.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy hermoso post. Es cierto, lo ideal sería que como las semillas, cada uno crezca por mérito propio y no porque pisoteó o pasó por encima de otros y a la mala. Estamos en una época en que se vive corriendo y en donde no puede ni siquiera detenerte a respirar. Está en cada uno de nosotros el saber cómo proceder.

Te mando un beso grande.

LUCHO

la MaLquEridA dijo...

¿Tu lo escribiste? Es muy bueno.

Buenos días, ¿cómo amaneció la mujer más guapa del mundo? jeje aí tá.


Besos

Marité dijo...

Mimy, pese a todo una semilla que crece fuerte, rompe y se hace camino como sea. A todo terreno.
Un beso enorme!

Maxwell, espero que el tiempo sea generoso y también de recompensas a los que esperaron pacientes dejándose pisar sin renegar.
Beso!

Oki, me gustó tu alucinada! Sería tan lindo tener una cabaña en un árbol (doble alucinada).

Edgar, qué lindo lo que has escrito. Gracias por pasar por pasar por aquí.
Besos y bienvenido!

Bellarte, ahora que lo mencionad. Sip... se parece no?
Beso!

Lucho, es tan lindo leer la cantidad de personas que piensan como uno.
Un besote Luchito.

Marité dijo...

Malque! Yeeee! Gracias por el piropo luego de mi reclamo! jajaja
Un besote!!!!

Eduardo Rodriguez dijo...

Por un momento pensé que venía el primer heredero!.
No pude dejar de pensar en mi hijo... como va creciendo aprendiendo, cada día más vivo... ya pronto estará diciendo "y a mi?" o "la cu chi..." wajajaja.

Marité dijo...

Nouuuuuuuuuu aun no viene el primogénito Eduardito, queremos esperar un poco. Tienes un bebin??? Qué lindo!!! Pensé que era una bebita pero ya más grandecita, o tienes dos???
Beso!

Bren dijo...

Es algo que últimamente me estoy preguntando ¿por qué hay gente que le joda que otros crezcan? ¿por qué hay personas que viven envidiando y alimentando sentimientos negativos hacia personas que no les hacen nada!

Mundo loco , gente loca!

Marite Alarcón dijo...

Por fin Bren!!!!!!!!!!!!!
Te extrañé!

El heroe de mi vida