Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

28.9.11

Montaña rusa?

Después de intentar respirar pausada y tranquila, hoy lo logré gracias a un sabio consejo que llegó a mi subconsciente en el momento menos esperado.
El fin de semana se fue como si nunca hubiera llegado. Me desperté y de pronto estaba con fiebre un día antes del brunch y no podía creer que fuera posible. Por eso a veces digo que la vida parece un sueño y los sueños tal vez sean la vida misma. Es relativo a lo que pase en la vida como en el sueño. En fin, pueden ser dos mundos paralelos. La fiebre, sumado el malestar nasal, las ganas de dormir y de los ojos cerrar por el día entero hicieron que mi dolor de uñita sea más fuerte de lo que era. Me había pasado de todo justo antes de la primera GRAN FECHA para que empiece el conteo para EL GRAN DÍA. Pero se lo dejé todo en manos del señor destino. Que a veces pienso que debe ser un gordo glotón que no avisa cuando se le da la gana de cambiar el rumbo de las cosas, o borrar un capítulo de la vida. Otras tantas me lo imagino simpaticón y buena gente. Pero es fin que pasó me dejó pensando en muchas cosas a la vez.
Llegó el día y me sentía princesa. Todos hablaban de lo linda que me veía y de lo orgulloso que estarías con el babero en el pecho de ver a tu última hija rodeada de tantas tías, primas, amigas y conocidas que con el corazón fueron ese día a celebrar conmigo. Mi mami estuvo feliz de ver que tanta gente aun nos recuerda con cariño. Pero tuvo que pasar lo que tuvo que pasar. Para la verguenza y malos momentos los tropezones de una mala organización se empezaron a sentir. Mi cara cambiaba conforme iba pasando el tema y mi sonrisa iba decayendo con la cara de malestar de mi mami. No entiendo por qué cuando todo está marchando perfectamente tiene que pasar algo que sea la cereza podrida sobre la torre de deliciosos helados. Pero bueno, nadie es perfecto y todo tiene una salida. Ya veremos cómo solucionaremos esos "pequeños grandes errores". Solo te pido que ilumines a esas personas que, seguramente con todo el corazón del mundo, cometieron errores en su momento y quiero pensar que NO QUIEREN volverlos a cometer. Pues no creo en el corazón marchito. En las ganas de querer embarrarle el sueño que recién empieza a pintar mi mente en un lienzo totalmente en blanco.
Ese día vi a mis amigas, las mejores del mundo. Las que conociste desde chiquitas, y con las que me llevaste a mis primeras fiestas: Itala, Katia, las locas de siempre Eliana, Pity, Brendita, Liesel Gaby; la tierna Muñoz que siempre recordabas con cariño a pesar de no vernos por la distancia entre provincias. Las amigas que recién se metieron en mi alma como si fueran sembradas por tus manos "las fursias". Las ya inseparables de la universidad Lu, las Vanes, Astrid, Kari, Romi, mi otra Romi; las hermanas más lindas del mundo, las de sangre Karina y Lissy y las de casi sangre Rochi, Pia, Moni y Mafe; la dulce Mariafe que conociste y siempre te acordaste como la hermana del Palma; todas reunidas por mí papi; la Rich, Ofe, Eli, Lore, todas! Fue increíble verlas a todas juntas haciéndome algo especial. En verdad una emoción muy grande. Rematarla luego con tus chocheras Clau, Maje y Andre fue genial también. Sin duda estoy rodeada de ángeles. Como siempre digo, ángeles sin alas que ya tienen un espacio ganado allá arriba.
Al día siguiente me tocó vivir momentos un poco difíciles. Le encontramos una casa a Ramón y conocimos a los dueños. Todos tenían razón. Tú te ibas a encargar de ponernos esa oportunidad que no podíamos desaprovechar. Verlo correr, saltar, comer pastos sin que lo riñan, tirarse a la laguna y nadar como pato me hizo derramar algunas lágrimas. De felicidad y de tristeza a la vez. Lo extrañaré mucho pero ahora, con solo 3 días ya me dicen que es un miembro más de la familia. Espero que no piense nunca que lo hemos abandonado porque moriría de pena. Además, hemos prometido siempre ir a verlo. Lo cumpliremos sin duda.
Una montaña rusa de emociones después de todo.
Creo que un buen inicio para prepararme para lo que viene.
Esperemos que todos los angelitos con los que cuentas ahora allá arriba me den una manito y controlen todo desde el cielo.
Esta semana que se viene será fuerte.
Muy fuerte pero cargada de momentos vivos.
Solamente para sonreír de felicidad y prepararme para una de las mejores etapas de mi vida.
Ayer me vi al espejo con lo que llevaré puesto ese día.
Fue inevitable no pensar en ti e imaginarme agarrada de tu mano.
Espero que ese día me acompañes de esas locas maneras que solo tú sabe cómo hacer.
Me olvidaba de algo... creo que muchas de las razones por las que quise dejar de escribir, además del tiempo, es porque sentí muchas ganas de verme un poco triste a mi alrededor... pero creo que eso merece ser contado en otro post. No en este que al final tuvo un solo objetivo: sacarme un poco de la mezcla se sentimientos que llevo hace unos días dentro.

22 comentarios:

FrancHis dijo...

Vi tus fotosss, que linda reunion (con las ovejitassss, liiindiii el detalle, todas super guapasss, me contó Lissy que fue un mega success... dicho sea de paso, muchas gracias por la invitazao... gracias API por entregarmela el lunes, RE PLOP! >:( ). ... pero igual que chevere que salio re lindo y fue un éxito! :D Los detalles, pues bueno, nunca se pueden controlar de todo, la cosa es pasarla chevere con los que una quiere :)

Ay que linda noticia que le hayas encontrado nuevo hogar a Ramoncio! Seguro era la cherry de tu pie. Estoy segura que será muy feliz. :)

Mina Treintañera dijo...

Son tiempos felices, pero también de muchísimos cambios, y todo cambio es bueno, pero asusta. Es normal que estés más sensible. Cambias de casa, de estado civil, Ramoncito cambia de casa también, tu hermana hace poco se fue, tu papi que no está, pero que si está. Es mucho y eso cansa, cansa el cuerpo y cansa el alma. Aférrate a todo aquello que te haga feliz, ya sea escribir o lo que sea que te guste, por muy pequeño o tonto que parezca. Y que no te queden dudas de que ese día ahí estará, pareceré loca por estar tan segura, pero sé que así será.

Besitos!!!

Eduardo Rodriguez dijo...

vaya montaña rusa de emociones. como siempre te digo no te distraigas en detalle, lo importante es que estás o vas a estar con la persona que amas y que te ama. Y que todos tus amigos y familiares está ahí porque quieren verte feliz. Los detalles, malas organizaciones, etc. son anécdotas, no te distraigas del objetivo.

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Como dice Eduardo, vaya montaña rusa de emociones vividas. Lo importante es que lo vivas bien e intensamente por lo especial que es el momento que se viene. No dejes que nada se perturbe por razones no atribuibles a tí. Tu eres MAS grande que todo eso.

Te mando un abrazo gigante.

LUCHO

OKIPERU ® dijo...

Esas sensaciones que vives en cada uno de estos momentos deben ser increíbles, inolvidables. No sabes la emoción que llegas a transmitir.

Abrazos.

ludobit dijo...

que bueno ver que sigues posteando, marite. ojala la montaña rusa de emociones traiga consigo emociones placenteras. un abrazo

Mariela García dijo...

Lo bonito de la montaña rusa... es q como a veces te siembra un pokito de sentimientos incomodos en tu corazon... tb te puede hacer sentir la persona mas dichosa del mundo! Saludos Marité!...♥

Jo dijo...

a veces es bueno dejar de escribir
a veces aislarse en una especie de autoexilio impuesto...

a veces llorar en silencio o aqui. Que telo digo yo detras de este ordenador.

lo mejor es que uno siempre tiene algo que decir y lo mejor es que lo compartes. Tal vez seamos una bola de desconocidos pero entre lineas a veces hay quien comprende y te puede dar consejo o una opinión.

no es ningún consuelo que te diga yo lo que es extrañar si tiene sus bemoles y su encanto. Lo mas extraordinario es que las letras salen a borbotones y eso es lo que vale tanto como llorar por alguien porque le amas y te hace mucha falta

Marité dijo...

Franchis, no puedo creer que tu papá te entregó recién la invitación!!! DE LOCOS!!!! Pero ya se viene el 8 wujuuu!
Beso!

Marité dijo...

Mina, son felices de todas maneras. Pero con altos y bajos para hacerme acordar que no todo es sueño. Es bueno a veces pisar tierra.
Un besote!

Marité dijo...

Eduardo, una montaña de esas que tienen pares en las que vas de cabeza pero luego la sensación de volver a estar derecho es lo máximo.
No me distraeré, gracias por el consejo!
Besote!

Marité dijo...

Lucho, gracias por los ánimos. Esas palabras son justo las que necesito!
Beso!

Marité dijo...

Oki, lo son. Son increíbles e inolvidables. Gracias por lo que me dices.
Un abrazote tb para ti!

Marité dijo...

Ludobit, sí, aquí sigo contra viento y marea ;)

Marité dijo...

Mariela, es que esos sentimientos son los que nos hacen sentir vivos! Creo que sin ellos no podríamos vivir no crees?
Un besote!

Marité dijo...

Jo, qué lindo todo lo que puedes llegar a transmitir en un comentario. Gracias por dejarte conocer y créeme que sé que ese "mar de desconocidos" al final pueden ser incluoso más cercanos que mis amigos que tengo a solo un metro.
Un beso muy grande!

Mimy dijo...

Estas en una montaña rusa.., pero tienes la enorme bendición de ir acompañada por tanta gente que te quiere en la tierra ..y desde el cielo :).
Debes verte preciosa con tu vestido de novia..que emoción!!, tén la certeza que alguien caminará a tu lado en tu día especial..no podría perdérselo, creo que ya pidió permiso...o eso me informaron unos angelitos allá arriba :).
Un besote.

Humberto Dib dijo...

Has hecho bien en sacarte de encima los sentimientos, la catarsis a veces es muy necesaria. Son momentos muy importantes en tu vida.
Besos.
HD

Aldo Rubén dijo...

Me perdí unos días, querida Marité, me pidieron el usb milagroso :( pero ya está conmigo de vuelta y ya me estoy poniendo al día con tus profundas y tiernas entradas.

Me alegra que escribir este post haya servido para sacudirte un poco.

Un fuerte abrazo.

Marité dijo...

Mimy, ayyyyyy Mimy!!!!!!!!!!!!!!! Tengo nerviosssss! Cada vez me doy cuenta que estará conmigo de una u otra manera, por más loca que sea! Un beso enorme!

Humberto, qué bueno que te hayas dado un tiempito para leerme, lo valoro mucho. Muchas gracias por tus palabras!
Un fuerte abrazo!

Aldito, bienvenido de nuevoooooooooooo!!! Me sacudí y me quité la mala vibra! Es bueno de vez en cuando.
Un besote!

Bren dijo...

Tu post ha sido una montaña rusa sin duda...y encima creo q nos quedamos arriba :/ jaja no sabes cuanto me alegra saber que encontraron casa para ramon! y que el es feliz ahí, no creo q piense q lo abandonaron nada q ver...

En cuanto a las malas organizaciones si bien es cierto a todos nos sacan de quicio bueno ya paso y a partir de ahora que eso no malogre un momento especial, trata de ver como se puede resolver pero sin tantos nervios y luego ok son cosas q a veces se escapan y pasan pero no merece q arruinen un momento que debe ser de felicidad plena asi como el fue reencontrarte con tantas amigas :)

abrazo y buen fin de semana mi estimada y amiga blogera te quiero mucho se felizzzzzzzzzzz :)

Marité dijo...

Mi Bren!!! no sabes qué montaña ha sido este fin QUE MONTAÑA CARAXITO!
Ya te contaré!
Un beso enorme!!!

El heroe de mi vida