Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

20.9.11

...y pasó...

Ha sido una semana cargada en todo sentido:
eventos
discusiones
tristezas
alegrías
emociones
despedidas
lágrimas
reuniones
saludos
llamadas
tareas
viajes
...

Pero no creo que sea "una mala racha" como a veces uno puede pensar. Simplemente, puede que en estos días, la hoja de ruta (como tú dirías) del avión de la vida, no fue por el camino recomendado por el piloto. O sea, son temas que pasan porque sí y no por una razón en especial.

Creo que el recibir tantos mensajes bonitos y sentir ese apoyo que muchos me demostraron ayer me dieron ese empujón que necesitaba para ir a esa inesperada despedida ...

Llegué con un poco de miedo. Las manos heladas, las piernas entumecidas y con un poco de alergia para ser sincera (la nariz me juega mal cuando me pongo nerviosa y tú lo sabes muy bien). Con mi papel enrolladito en la cartera (a falta del pañuelo que siempre quisiste que lleve) y mis celulares en silencio, caminé con la mirada fija hacia donde tenía que ir. Saludé con un fuerte abrazo y no dije nada. Creo que ese momento las palabras sobran. No hay frase, verso, estrofa, palabra ni tan solo letra alguna que pueda acariciar ese corazón que se siente golpeado por mil quinientos puñetes de titán. Las palabras no curan. Por eso solo lo abracé para que sienta la fuerza que le quisiera pasar. Tal vez no la pudo sentir pero esa era la intención. Me paré a su lado como un soldado. Sin palabras, sin gestos, solo con la mano en su hombro mirando en cielo. Hacía donde se fue él hacía unas horas. En donde ahora estás con él poniéndolo al día de todo lo que se ha perdido. De lo que tú te has perdido no digo porque creo que todo lo sigues viviendo pero un poco más de lejos. Pero así pasaron unos minutos. Los suficientes para sentirme lista para partir a la casa. Dejando un pedacito de mi corazón en ese lugar. un lugar que no es de nadie. Porque simplemente es de todos.

Días como este vendrán de nuevo, y tendré que afrontarlos de la misma manera. Aunque sepas que por dentro pido a gritos escapar, por fuera puedo ser fuerte si quiero.
Así como lo digo, lo puedo.
Y así como lo puedo, lo hago.
Sobre todo si ahora yo, y todos los de la familia, llevamos tu nombre de recado para hacerte presente de alguna manera en este espacio. Que aunque prestado, fue tuyo, y es nuestro ahora.

16 comentarios:

Mariela García dijo...

Marité... de sobra se siente q eres una mujer fuerte! te sigo mandando animos desde este rinconcito del mundo!... Saludos niña!...♥

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy sentido post.

Es cierto, nunca dejan de presentarse esos días lluviosos que amenazan con perturbarnos de pies a cabeza. Y no es fácil encararlos al principio. Pero, también hay circunstancias que contribuyen a sobrellevarlos mejor. Muy bueno el ejemplo ese, de la hoja de ruta. A veces se dan así las cosas. Ayer por ejemplo tuve un día de perros y al menos, quería que hoy no fuese tan malo, y bueno, al menos, está mejor que ayer.

Te mando un abrazo gigante.

LUCHO

mar - dijo...

Gracias por firmarme siempre, de verdad, admiro como escribís y tu forma de pensar, siempre que puedo lo leo y trato de seguir tu blog! Muchisima suerte, y muy buena vida

Paty dijo...

Fuerza Marité...(aunque no sé por qué te la doy si noto que eres de esas chicas fuertes, aunque al mismo tiempo sensible)

Mina Treintañera dijo...

De verdad no hay palabras en momentos así. La actitud que has tomado es la mejor, no tratar de entender o buscar razones, porque ellas vienen solas con el tiempo. Lo bueno de esto, es que ahora tú sabes, que aunque no puedas tocarlo con las manos, ni hablarle mirándole a los ojos, aun así, aquí sigue y seguirá junto a ti y a quienes le quieren. Y la prueba más contundente, es tu papi. Pienso a veces, que la gente que se va, es porque ya hicieron tanto aquí, que se les quedó chico el mundo y tienen que subir un nivel, desde donde puedan hacer más por quienes aman. Sabes que una vez me atreví a pedirle ayuda? Una vez que estaba realmente asustada y contra mis ideas de no temer, pues Dios siempre nos cuida, entré en pánico, porque sentí que lo que más quiero en este mundo, que son mis hijas, estaban en peligro. Justo tenía en la ventana de la lap tu blog, justo había parado en la foto en blanco y negro, en la que aparece junto a su avión, que es la favorita de María Pía, y era precisamente ella por quien estaba preocupada en ese momento. Le pedí en silencio, precisamente por cuanto ama a su familia y lo protector que fue siempre cuando eran pequeños, que me ayudara a cuidar a las mías. Fue cosa de un segundo y escuché las palabras que necesitaba escuchar. Y más, y aunque era algo que me dejó más asustada que al principio, era algo que tenía que saber, para poder proteger a mi enana. Fue increíble de veras.

Besitos Marité, te quiero un re montón!!! Muacks!!!

bellarte dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Jo dijo...

se lo que sientes... y nunca e deja de experimentar aunque pasen años... sobre las mimsas sensaciones y sentires...

realmente a veces entre tanto murmullo dorlor y abrazos por momentos parece que uno quiere ahogarse... pero hay que ser valientes

Bren dijo...

Te lo dije tu ya no eres la misma ahora eres mas fuerte y ser mas fuerte no significa no llorar ni evitar mostrar frágilidad sino enfrentar aquello que nos duele si es necesario romper, llorar, gritar pero seguir adelante, mirar siempre hacia el frente y eso es lo que demuestra que una es fuerte, sabes que te admiro y tu blog es un buen compañero del mío pero Marité es un gran ejemplo de valentía y fortaleza :)

Abrazo amiga bloggera!

Eduardo Rodriguez dijo...

A veces nos toca pasar por pruebas más duras. Pero como siempre te digo, estoy SEGURO que más allá las cosas son mejores, nos espera otra vida más tranquila, más sosegada, encontrarnos con tooodos los que ya partieron antes que nosotros debe ser una experiencia sensacional.

Marité dijo...

Todos, toditos ustedes me han hecho derramar una lagrimita de felicidad con todo lo que me han escrito. Son lo máximo.

Mariela,gracias señorita. Es usted muy linda!!!

Lucho, siempre que pueda escribir algo que deje una huellita es un regalo para mí.

Mar, te sigo y me gusta tu modo a estilo de diario. Sigue siendo auténtica como eres. Gracias por leerme tb.

Paty, gracias... espero no defraudar nunca a todos los que confiaron en mi fuerza! un besote!

Mina, te escribí un mail... Me respondes en cuanto puedas Lenya. Te quiero en serio y siento nuestros corazoncitos cada vez más unidos a pesar de la distancia.

Bellarte, me encantó ese pensamiento. Es genuimo, real y muy tú. Un besito Bellarte, gracias!

Jo, gracias. Si somos dos el dolor a veces se hace menos pesado no? Un beoy gracias!

Bren, mi amiga bloggera. La que siempre me hace reir, llorar, y hasta a veces renegar por el chat de facebook con conversaciones "tontas"... obesas no? jajaja Te quiero Bren!

Eduardo, es cierto. Espero que ese lugar sea como todos lo imaginamos. No solo un paraíso sino un lugar lleno de esos ángeles que nos ganaron en la partida. un besote!

bellarte dijo...

Mi comentario esta mal.
Escribí : los recuerdos son como alas de mariposa... Una vez que vuelan a tu alrededor no puedes tocarlos. Solo disfrutar de sus colores.

Cada escrito lleva parte de ti, un corazón abierto, y se mantiene fuerte a pesar de los "golpes dados por mil quinientos puñetazos de titán"

Mi aparatejo se auto corrige. Según el esta bien pero no dice lo que escribo espero entiendas esta vez.

Marité dijo...

Bellarte, claro que si. Lo entendí desde el principio.
Me gustó mucho lo que pusiste.
Un beso!

Aldo Rubén dijo...

Ánimos linda, mente positiva, se acerca el GRAN DIA!!!

No sabes lo feliz que estoy por ti, ya estamos a puertas de la tan esperada fecha, siento que estoy viviendo contigo estos 'últimos' días que darán inicio al un despertar diferente y eterno.

Un abrazo Marité.

Marité dijo...

Aldito, es cierto! ANIMOS!
Gracias por recibir y compartir mi felicidad!!! En serio se siente lindo!
Un abrazo para ti también!

[Maxwell] dijo...

Hay días en que pasan lo que nombraste en la lista.
A veces hay días dificiles, cagones, normales y donde brilla la felicidad.
A veces la despedida es dificil.
saludos
PD: Quita ese boton del 20blogs peruanos, ya pasó.

Marité dijo...

Maxwell, es cierto. Esos días parecen como de cabeza. Pero lo bueno es que siempre hay un mañana!

Gracias por el dato, se me había pasado por completo! jeje

El heroe de mi vida