Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

11.7.12

Cambio manzanillas por malas caras

Empecé a recordar que por las mañanas, antes de irte a trabajar, siempre salías de la casa, cruzabas la pista y le pedías a la viejita del kiosko de toda la vida un Perú21. Le dabas una rápida ojeada, sin leer a profundidad, y subías nuevamente a mi cuarto para dejarlo justo frente a mis ojos cuando por fin los abriera para irme a bañar. Sabías que ese era mi pasatiempo preferido, y te gustaba tanto que llenara los crucigramas que no querías que perdiera la costumbre. Pero luego de un tiempo, por una razón que solo mi cerebro entiende, dejé de hacerlo. Mi rutina cambió de buenas a primeras tanto así que hasta dejé de dormir con pijama. Solo llegaba la noche y me acostaba con la misma ropa que llevaba puesta durante el día. Las manzanillas de las 5:00pm que acompañaban el crucigrama ya no se juntaban más. 
...
Ni la manzanilla ni el crucigrama. 
Ni las ganas de leer. 
Ni escribir. 
...
Después de un tiempo decidí empezar de nuevo. Pero no era lo mismo, leía pero sin entender. Mi cerebro parecía viajar a otro mundo mientras mi ojos recorrían miles de palabras que no tenían sentido. Una vez, dos veces, tres veces releyendo el mismo maldito texto sin captar una sola idea. Paré de hacerlo. No dejé de escribir, pero empecé a hacerlo de otra manera. Antes podían ser escritos a mano alzada, prosa libre si quiero decirlo más bonito. Pero desde ese momento el tema dio un giro de 360 grados. Escribía a diario, luego quise dejar de hacerlo por algunos consejos (déjalo ir) que para mi son nulos, después ya no era a diario, y ahora cada vez que puedo. Empecé de nuevo con los crucigramas. Tengo un esposo que se encarga de hacerme feliz y de regresarme momentos que perdí en el último cajón de mis recuerdos. Pero muy en el fondo sigo sin encontrarme con mi "yo" de hace unos años. Y a veces la extraño un poco... 
Solo un poco...



Como si el café fuera manzanilla...


12 comentarios:

Mariela Garcia dijo...

Lo bueno es que lo cambiaste por Café!!! delicioso... y bueno, hay algunas cosas que no volveran a ser porque pues... el tiempo no respeta nada ... eso es lo que siempre digo!... Beso enorme Marite! ojala puedas encontrarte alguna vez mas con tu viejo yo!...<3

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy bonito post.

Bellos recuerdos que forman parte de una etapa y hay momentos en que la motivación la sientes arranchada de tu ser. Te entiendo perfectamente porque yo también era de hacer los crucigramas de Perú21, diario que hasta ahora compro. Y a fines del 2005, me gané un DVD y un TV en un sorteo semanal. Pero igual que tú, la flojera y la falta de tiempo hace que no me ponga a resolver los crucigramas.

Un beso grande.

LUCHO

DRACO dijo...

de lo único que estamos seguros en esta vida es que todo termina; y sólo hay que tratar de ser uno el que de por terminado las cosas y no esperar a que el destino decida.
(este pirata está filosófico hoy, je)
un beso.

camino roque dijo...

yo antes desayunaba haciendo crucigramas. ahora desayuno leyendo blogs.

ludobit dijo...

es inevitable, pasa el tiempo y vamos cambiando, a veces para bien, otras para mal. mientras tu esencia no cambie, mientras esa personita de hace años viva aun dentro de ti, siempre sera posible que resurja.
un beso, marite

Mina Treintañera dijo...

Marité! Me vino tan a pelo este post. Creo que son etapas nada más, todo lo que realmente somos y amamos, se queda dentro de nosotros, solo que a ratos necesitan un descanso para que luego renazcan dentro de nosotros.

Yo estoy en algo así, intentando reencontrarme conmigo, después de aprender a ser mamá, esposa, etc., ahora quiero rescatar al menos parte de lo que siempre fui.

Al fin estoy de vuelta, ya me pusieron la línea e internet y vuelvo a ser feliz, aunque eso fue hace una semana, pero hay mil cajas que abrir, organizar, guardar, desembalar, buuuuuuaaaaaa y las babies de vacas, pero ya vine para quedarme porque extraño mucho bloggear y sobre todo a mis amigos, empezando por ti.

Beso! Te quiero muchísimo!

Darío dijo...

Quizá, para el esposo, la esposa sea el crucigrama más difícil, y viceversa, quizá quizá quizá...Un abrazo.

Marcelo Gasan dijo...

Las cosas cambian con el tiempo, así no las querramos. Es bonito extrañarkas y recordarlas. Pero ya otras "costumbres" otras "tareas" las reemplazan. Hay que quedarnos con eso y valorarlas. Joaquín Sabina dice "uno no debe volver a los lugares donde fue feliz".
SAludos

[Maxwell] dijo...

Komo dicen los de arriba, las cosas cambian, aunque queramos hacer lo mismo de antes no conseguimos hacerlo y si lo hacemos ya no es como antes y lo dejamos.
Que usted tenga un buen fin de semana y resuelva un crucigrama de PUBLIMETRO, SIIII YA TIENE WIIIIIII

Marite Alarcón dijo...

Marielita, no me gusta mucho el café, solo cortaditos. Pero bueno, tienes razón en lo que dices.
Un beso!

Lucho, qué éxito!!! Yo quiero hacer un libro de crucigramas, o sea un libro con todas las opciones que te pueden tocar en uno. Como un diccionario!
Beso!!!

Draco, filosófico sabio... estás en lo cierto querido!
Beso!!!

Camino, es rico llenarlos, además te ayuda a ejercitar el cerebro. Lástima que ahora el tiempo parece jugarnos en contra.
Un beso!

Ludobit, eso es lo que nunca debe cambiar, la esencia. Es como tu etiqueta, tu insignia.
Un besote!

Lenyis, si pudiera expresar todo lo que siento, muchas personas no me hablarían, me juzgarían, dirían muchas cosas y a veces por eso no escribo directamente lo que siento, pero sí me desahogo. Y me alegra pensar que para otros también es algo que sirve, como por ejemplo tú. Que dices que te vino a pelo. Te extrañé mucho! Y aquí estamos juntos de nuevo!
Te quiero!

Darío, jajajaja es cierto... muuuuuy cierto. Pero es el más entretenido de completar no crees?
Un beso!

Marcelo, cambian totalmente y a veces de buenas a primeras. Qué grande Sabina. Gracias por la frase.
Beso!

Maxwell, sí!!! Ese es el que estoy llenando desde hace podo! Por eso me acordé de las costumbres que tenía mi papá. Parece como si le hubiera dicho al oído el editor "oye metele un crucigrama a la contra caratula pues".
jajaja
Beso!

Elmo Nofeo dijo...

Regresa a la manzanilla, es más saludable.

Marite Alarcón dijo...

En esas ando Elmito.
Beso!

El heroe de mi vida