Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

25.9.10

La chaqueta

Ella abrió el armario que hace mucho permanecía cerrado. Miró las camisas que colgaban ordenadas por colores. Como siempre lo hizo él. Pasó sus manos por cada una de ellas. Las tocó con cuidado. Cerró los ojos y hundió la nariz en una de ellas. Todavía olían a él. Su perfume.

Un aire frío le subió desde los pies hasta el corazón. Un agudo dolor le pinchó, y lo sintió. Sintió el dolor de la angustia. De la nostalgia. Del egoísmo de un poder supremo que se lleva todo lo que no debería. Y deja lo que más odiamos.

Ella se tocó el corazón y sintió sus latidos. Esta vez son sintió un poco más débiles, pero eran latidos al fin. Se llevó una chaqueta en las manos. Una de esas que estaban colgadas en el armario. La apretó fuerte contra el pecho y sonrió.

Ella se echó en su cama abrazando lo que quedaba de él.
Una chaqueta.
Y nació una lágrima rodó por su mejilla y desapareció.
Sobre su chaqueta.
Y ella se tocó de nuevo el corazón esperando no sentir más sus latidos.
Pero los sintió.

Ella...
no sonrió más...

1 comentario:

Mu.- dijo...

si se puede sonreir de nuevo.

sí se puede, no?

El heroe de mi vida