Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

16.9.10

Otra vez hormonal

Ya pasó una semana entera que no piso el gimnasio. Así como soy de cumplida para ir cuando me lo propongo también lo soy cuando digo que "he congelado" unos cuantos días.

Esos cuantos días terminaron el lunes y estamos jueves y sigo congelando los días pero solo en mi mente. En la pantallita del gym ya no estoy congelada. Demonios! Y eso cuesta!

No tengo ni ganas ni fuerzas ni tiempo ni ropa para ir pero sí abundantes cantidades es grasa acumulada que quemar. Eso no es suficiente???

Parece que mis partecitas del cuerpo - llámese uñas, dientes, ojos y todo lo que es chiquito de un cuerpo común - chillan "no vuelvas noooo" pero mis partezotas - como panza, poto, piernas, caderas y mofles en general - me dicen "siiii, vuelve ya gorda", pero tengo una justificación válida para no ir hoy por ejemplo. Y cuál es? La regla por supuesto.

Pero ese es otro temita que me tiene un poco estresadita, para variar mi estado normal. No puedo ser normal ni cuando se trata de la regla? Hace meses que la maldita no viene de forma normal!!! No es azul como me dijeron ayer, pero sí es extraña! La verdad es que tengo que ir de una vez a donde siempre me da miedo ir. Odio el doctor en cualquiera de sus versiones. Pero no hay de otra. Tengo que volver a ser la hormonal normal que solía ser.

Hasta tal vez yendo al gym se me pase la anormalidad de mis hormonas que antes de ayer se despertaron un poco despistadas y fuera de tiempo. A veces eso pasa y el gimnasio cura todos los males. Sí, creo que iré con mi pañalón sin importarme la incomodidad.

Pero qué feo... mejor no.
Que feo es estar incómoda.

Estoy hormonal y eso es entendible y justificable.
En esos días no provoca hacer nada de nada.
Solo sentarse, y comer dulces.
Más puntos para la grasa.
Qué asco!!!

Hoy mismo vuelvo.
Pero mejor cuando se me vaya la regla.

Será mañana?
No creo... los días hormonales nunca duran tan poco.

Si estuvieras aquí, me dejarías en la puerta del gimnasio con un "ya desahuevate que no estás pagando por las puras".

Cómo te extrañooooo!

3 comentarios:

Mr.d dijo...

Bueno ya no estés regalando tu money ponle voluntad y vaya al gim mujer, de paso que te distensas un poco. Por hoy que sea una excepción a causa de tu ruler. Hasta que se disipe, entonces aprovecha en asilarte en tu blog...
Besitos!

Mu.- dijo...

Lo más dificil de ir al gym, es ir. Pero una vez que estás ahí, bien que te gusta!!!

A mí me cuesta un montón ponerme las zapatillas, pero qué rico es correr un rato en la máquina o hacer una clasesita de spinning (como lo extraño, acá las clases son a las 6pm y yo no puedo hacer deporte en la tarde, no puedo!).

Marité dijo...

Yo TENGO QUE IR EN LA TARDE!!! O sea tipo saliendo de la chamba, a enfrentarme con el tráfico de Lima, una mierdita completa, y listo. Tarté de ir en las mañanas, a las 5:30 am para que me alcance el tiempo. Pude solo 3 días, 3 miserables días!!!
En fin, hoy empiezo!!!

El heroe de mi vida