Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

24.1.11

Lalo, te presento a tu suegro...

Las ganas de escribir sobre lo que viví el fin de semana me carcomen desde el mismo viernes por la noche...

Hace muchos meses, a pesar de caer mal, le pedía a mi Tía Mary con insistencia de ladilla empedernida, que por favor me llevara a la casa los videos que solíamos grabar desde 1990 en las reuniones familiares, viajes y paseos de fines de semana y cumpleaños también. Cuando llegaba los viernes a la casa sin ninguna bolsita cargada de grandes y gordos cassettes de filmadora antigua, me sentía un poco más lejos de recordar tu voz y tu linda sonrisa bromista de siempre. Pero entendia la razón de mi tía: ella no quería que me ponga triste viendo esos lindos videos que aunque grabados también en mi corazón y memoria era distinto revivirlos con mis propios ojos. Sé que lo hacía porque no quería verme triste, como tú tampoco lo hubieras querido nunca.

Es aquí donde viene el gran PEEEEEERO, como soy insistente hasta los huesos, el viernes pasado lo intenté una vez más. Una llamadita a Maje y listo. Unas horas más tarde, vi a mis tíos llegar a la casa como casi todos los fines de semana para jugar cartas con mi mami y mi tía Martha, con una gran bolsa de papel llena de antiguos cassettes. Me las dio y fue inevitable que la sonrisa se me desbordara de sus esquinas normales. Me puse simplemente FELIZ, subí corriendo como niño con regalo nuevo, limpié el cabezal de mi viejo VHS que antes era mi fiel compañero de series que hasta hoy veo, y esperé con mucha emoción a que llegara Lalo.

"Hoy vas a conocer a mi papi. Ya no solo verás un papel con su cara impresa, sino por fin te enseñaré cómo caminaba, cómo era su voz, cómo era el inicio de sus bromas y su contagiosa risa. Vas a conocer a mi papi". Le dije con una emoción tan grande que parecía como si realmente lo fuera a conocer.

Pasaron unos cuantos minutos para encontrar esos videos que tanto tenía en mi cabeza. Hasta que lo vi. Dejé de avanzar la cinta y puse pausa unos segundos. Te estaba viendo de nuevo papi. Le di play y empezaste a hablar. Tan feliz como siempre fuiste. Tan divertido y risueño haciéndole bromas a mi tía Mary, imitando a mi tío y molestando tiernamente a mi mami. Las lágrimas empezaron a salir de mis ojos automáticamente. Como si algo se hubiera activado casi por inercia. Seguía escuchándote y viéndote. Bailando conmigo y mi mami en uno de esos tantos cumpleaños de tu "compadre de toda la vida" que celebraban en la casa de San Miguel hasta que canten los gallos. Y hasta que me cargabas dormida para meterme en el asiento de atrás y llevarme a la casa junto con mi mami. Los tres en el carro.

Abracé fuerte a Lalo y con solo tocarme el pelo me dijo todo. Sentí su corazón latiendo tan fuerte como el mio. Era la primera vez que te veía en vivo y no tan directo. Pero es lo más cercano a la realidad que pude conseguir para presentarle a su suegro.

Miramos la bolsa llena de cassettes aun sin desempolvar. Será una semana de recuerdos que permanecerán para siempre en mi mente y ahora, podré verlos con mis propios ojos... una vez más.

3 comentarios:

Bren dijo...

Me imagino la emoción de ver esos videos y que lindo compartirlo con tu novio :) tantos recuerdos, tantos momentos que siempre permaneceran en la memoria de tu corazón,las lagrimas seran inevitables pero la sonrisa sera mas grande...un abrazo y que disfrutes mucho esta semana :)

Mr.d dijo...

Un lindo gesto de amor. Ese amor que trasciende las barreras de lo visible y palpable haciéndose perdurable y eterno. De tu padre a tu novio, de tu novio a tu hijo(cuando venga). Una interminable cadena de amor filiar.
Hoy has abierto una ventana para todos, la ventana de tu corazón.
Muy lindo Marité...

Mu.- dijo...

wow. espero que esos videos te hagan sonreír.

El heroe de mi vida