Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

15.2.11

Primer 14 en nuestra casita

Estuve pensando en la primera vez que mi mami te cocinó. No me ha contado exactamente cómo y en qué momento fue pero me acuerdo perfectamente cuando me contaste que al principio, cuando recién se mudaron juntos después de casarse todas las ollas eran desfondadas por el agua hirviendo que mi mami ponía por horas sin darse cuenta que se evaporaba hasta que la olla empezaba a consumirse poco a poco. Pero cómo aprendió no? A los pocos meses, con la ayuda de mis abuelitas supongo, te hacía platos riquísimos y ya sin desfondar ninguna olla.

Ayer intenté algo parecido pero no tuve tiempo ni de poner arroz en la arrocera. Al final, lo que importa es el detalle. Y como siempre, mi detallito lleno de amor casi casi le saca lagrimitas a Lalo. Como sabrás, nuestra casita está siendo construida de a pocos, con el esfuerzo más grande del mundo, y estamos tratando de hacerla 100% "nosotros" en todo sentido. Estarías orgullosísimo de vernos trabajar en ella, poniéndole todo el amor del mundo en cada ladrillo, cada viga y cada madera colocada. Sé que lo estás desde allá arriba donde todo lo ves. Pero ayer sentí por primera vez que tanto esfuerzo está valiendo la pena.

Debo reconocer que a veces lloro, pataleo, me peleo con el mundo, me frustro y desespero por no ver lo que espero ver o porque siento que no me escuchan o entienden. Pero ayer me importó tan poco todo lo que pasa en el día a día con este tema que cuando subí a poner las velitas, a tender la mesita improvisada con las copas de vino y los platos de lasagna bajo la luz de la luna que ayer salió especialmente para nosotros, me sacudió el mundo en dos segundos. Esa es mi casa, esté o no con techo, tenga o no tenga piso de lujo, con o sin puertas, esa es la casita que estoy segura nos regalaste desde el cielo junto con mi mami dirigiendo tus deseos aquí abajo.

Imagino cuchareando el plato de lasagna y con una gran sonrisa pidiendome que te cuente qué dijo Lalo cuando vio las velitas. Lo imagino y siento tu felicidad. Siento lo contento que estás por mí, por ver que por fin pude salir y ser feliz aunque me haya costado creer que podía serlo después de todo lo que nos pasó. Nunca me abandonaste y lo mejor de todo fue que desde allá arriba me hiciste entender que aunque no estés aquí me seguirás enseñando mucho. Me ayudarías a encontrar la felicidad sin ni siquiera yo saberlo.

Lo mejor de la noche fue cuando subió y vio lo que le había preparado. Se sentó a mi lado y con los ojos aguita me dijo: aun así me hayas preparado arroz con huevo frito hubiera sido perfecto. Si supiera que lo pensé!!! Y que si no lo hice fue porque no tuve tiempo pero como dije, lo que importa es el detalle! Fue nuestra primera comida en el lugar perfecto.

Nada como un 14 de febrero para enseñarme una vez más que con amor, todo se puede.

Aunque estemos sin techo y sin abrigo,
bajo la luz de la luna,
siempre y cuando estemos juntos, 
todo será simplemente perfecto.

4 comentarios:

Bren dijo...

Que hermoso detalle, es verdad mientras esten juntos todo será perfecto, los detalles asi lo hacen,que bello post Marité felizmente que no sabias que escribir sino ya me imagino jajajaj linda foto, pucha cuando sean viejitos y vean esa foto lo maximooooo me emociono que viva el amor verdadero como el de ustedes como exiten pocos, de hecho es una bendición de Diosito con ayudadita de tu papi :)un abrazote!

BocaDelcielo dijo...

Bien!

Sólo te faltó tener a un albañil de mozo.

En serio, te felicito que todo va de acuerdo a tus planes.

Marité dijo...

- Bren: Linda como siempre!!! Y sin falta comentando. Tú sabes que tú y yo somos como el anticucho, PURO CORAZÓN! Aunque a veces nos salgamos un poco del guión más pegado al persojae del "loco calato" en el fondo somos amor del bueno! Y no va seeeeeer!!!

- Boca: JAJAJAJAJAJAJAJAJAJA El albañil estaba abajo del tanque de agua esperando que le toque la campana para traer el postre! jajajajaja No sé si están saliendo tal cual, pero ahí vamos... siempre con demoras, pero qué le vamos a hacer...

Anónimo dijo...

Marité, me has hecho llorar en mi chamba. No puede ser!!!
Estoy segura de que serás muy feliz!!! Te deseo lo mejor de este mundo... es hermoso lo que escribiste y mejor aún si así lo sientes y transmites.
Un fuerte abrazo!!

Rosa Terrones

El heroe de mi vida