Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

1.8.11

Ecos y aullidos

El reloj marcaba casi las 6:00 pm y ya empezaba a oscurecer.
A lo lejos escuché los apresurados "click click click" que las uñitas de Bruno hacen sonar en suelo cuando se dirige hacia otra de las habitaciones de la casa.
click click click click...
Llegó donde estaba yo, tirada en mi cama viendo el techo esperando que llegue Lalo para ver qué haríamos. Por mientras, trataba de relajarme. Y encontré un recuerdo, esos que flotan por mi mente de vez en cuando.
Lo atrapé.
Y una vez más, lo hice mío.

Recuerdo que un día descubrí que Bruno podía imitar el sonido que yo hacía. Un sonido en particular. El aullar. No es que yo aúlle siempre así por loca no? pero cuando era chiquito y lo tenía en mis piernas una vez me dieron ganas de "hablarle" como él me hablaba y empecé con el "auu au auuu au auuuu" con el que siempre me recibe cuando llego de la calle con las orejitas totalmente pegadas a la cabeza (como cuando está cariñoso). Me miraba fijamente con los ojos brillosos y las orejitas en posición de "atención", después de unos segundos, pegó las orejas nuevamente, levantó el hocico y lanzó un fuerte y largo auuuuuuuuuuuuu finalizando en un pequeño llantito.

No lo podía creer. Estaba compenetrándose con mi aullido!!! Me dio pena porque lloró y seguro pensó que yo también lloraba. Desde ahí prometí no hacerlo más. Pero seguía sin creerlo. No quería volver a hacerlo llorar.

Llegaste del trabajo y te conté con asombro lo que había logrado con Brunito, y totalmente incrédulo me dijiste: no, que mentira. Y como no me pueden dejar con el asombro a mí sola, te dije bueno te lo demostraré pero solo una vez porque me da mucha pena. Y empecé a aullar como lorna otra vez. Te reías y yo con la mano te hacía señales de "silencio que ahí viene el aullido". Levantó la carita y "auuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu". Con la boca abierta me dijiste que no lo podías creer. Lo acariciaste y empezaste aullar para que te imitara. "No papi ya nooooo. No seas malo!!! Él sufre!!!". Te reíste aun más fuerte porque fui yo quien empezó y quien descubrió este "truco" si podríamos llamarlo así.

Desde ese día, algunas veces que estaba en mi cuarto te escuchaba aullar a lo lejos, luego a Bruno y luego una risa. Siempre terminaba con mi grito diciendo "Papi ya pues!!! No le hagas así". Pero ahora, me da pena no escucharte más jugar con él.

A veces pienso que te busca en cada cuarto, en cada esquina, en cada rincón de la casa.
A veces creo que te extraña cuando se sienta en el lado de tu cama y mira la ventana sin mirar a nadie.
A veces solo huele por tu mesa de noche, baja la cabeza y se va.
A veces pienso que se pregunta dónde estás.

A veces se para en la ventana y aúlla.
Pero ahora, sin necesitad de imitar a nadie.


4 comentarios:

FrancHis dijo...

Que liindis ta guiñando el ojo :D Y si, de seguro que el lo debe extrañar, pero al igual que cualquier persona, tb puede sentirlo cerca. :)

Bren dijo...

Anton Pavlovich Chekhov decía: "Las obras de arte se dividen en dos categorías: las que me gustan y las que no me gustan. No conozco ningún otro criterio".

*Me identifico y es así mi manera de pensar en cuanto a escritores, libros,cine, blogs, etc...existen blogs que me gustan y los que no me gustan...este me encanta!

un abrazo amiga bloggera y buen comienzo de Agosto!

Por el momento, anónimo dijo...

Qué tierno se ve tu perrito, en casa tenía 3 perros enormes, eran bastante obedientes y créeme que a mi también me sorprendía cuando alguien les pedía sentarse o echarse y ellos bien atentos obedecían, siempre he creído que los perritos son muy inteligentes, solo hay que tenerles paciencia.

Que tengas un bonito mes. No lo comiences triste, comiénzalo con una sonrisa.

Un abrazote de tu señor amigo blogger.

Marité dijo...

- Franchis: sí, bello no? Es mi hijito. No sabes como puedo adorar a los perritos y sobre todo a este pequeñuelo. LO AMO! Es el mejor regalo que me dejó mi papi... realmente me conocía como nadie. Sé que siempre lo vamos a sentir y que de una y otra forma vamos a "enterarnos" que aun está con nosotros por aquí. Pero como dices, siempre lo vamos a extrañar. Papá, solo hay uno después de todo no?
Un beso enorme y gracias por leerme siempre!!!

- Bren: qué lindo lo que me dices. Y en verdad, que sabio tu pata Anton, o es o no es. O rojo o negro... es así como debe ser la vida entera.
Y créeme que es totalmente recíproco, tu blog me encanta!
Gracias por siempre siempre estar aquí... Beso y que tengas una excelente semana!

- Anónimo: es bello mi Bruno! No sabes las fotos que tengo de él. Ya las irás viendo de a pocos. No empezamos tristes, para nada. Al contrario, empezamos transformando pensamientos vagos en recuerdos preciosos.
Gracias por los deseos. Ya verás que será un mes lleno de sorpresas para todos :)
Un beso grandote!

El heroe de mi vida