Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

4.8.11

"Perfecto"

Entiendo que nada puede ser perfecto, y que nada de lo que parece perfecto dura mucho tiempo. Pero te imaginas lo perfecto que sería tener un día, solo uno, en el que cada hora, minuto, segundo y microsegundo que pase todo y absolutamente cada detalle sea perfecto?

Imposible!
Pero si ando con la billetera flaca y las ganas un poco lamiendo el suelo, nada pierdo soñando.

Soñar no cuesta, no cansa y no aburre. Y bueno, no necesariamente tenemos que estar dormidos para hacerlo. Hace algunos días, o noches más bien, mis ojos parecen haber decidido quedarse de par en par sin titubear en la oscuridad. Pues no quieren cerrarse por nada del mundo por lo menos hasta pasada la 1 de la mañana. Lo peor es que quien paga pato es mi cara de momia al día siguiente, y los carros que esperan que me despierte en cada semáforo rojo.

Un día perfecto es imposible, pues algo siempre irrumpe en el camino para que eso que parecía un sueño se convierta en la mera realidad.
Un lamento,
un quejido,
un problema no resuelto,
una cara triste,
una llamada de atención,
un cruce de miradas,
de palabras,
de llamadas bloqueadas,
de pensamientos perdidos,
de recuerdos hallados,
-malos quizás-
de momentos recordados,
-amargos tal vez-
de platos rotos,
de cuentas en blanco,
de pendientes complicados,
de injusticias,
de asombros,
...
Luego leo de nuevo mi lista de piedras en el camino y me digo a mí misma "felizmente ahora no es todo perfecto, porque así aprendes y  te das cuenta una y otra vez por si lo has olvidado, que la vida no es fácil y si uno se cae, se agarra de lo que pueda y se levanta. Esa es la única manera de crecer".

Después de eso miro al frente y veo el largo camino que me falta por recorrer y me siento bien. Porque si no fue perfecto, mejor. Si me la ponen fácil, me acostumbro. Y lo peor de todo es volverse una persona con complejo de camarón dormido... sin hacer nada y simplemente ir con la corriente.

Quisiera tantas cosas que podrían hacerme sentir capaz de tener un día perfecto, que estoy segura que si mañana me levanto con esas ganas, lo será. Pero nunca será completamente perfecto, porque lamentablemente, el único mal, problema o metida de para que no tiene solución, la conocemos bien.

Y el mejor de mis deseos, tal vez el único que haría cualquiera de mis días uno perfecto, es tenerte a mi lado para verte,
hablarte,
darte la mano y sentirla suavecita,
reírme contigo,
presentarte a Lalo,
hablar contigo,
mirarte... y grabarte por última vez en la "vida".

Por eso sé que no tendré nunca un día perfecto. Pero al menos lo intento.
Y aunque no mucho lo noten, lucho mucho con mi entorno día a día.
Eso, por las noches, me obliga a respirar profundo y decir: gracias.
Gracias por no hacer de este un día perfecto y permitirme ser cada vez un poco más fuerte.

9 comentarios:

Por el momento, anónimo dijo...

Es bueno ver tus días como retos constantes, yo quizá en los últimos años me dejé llevar un poco por la rutina y en sí, fue por mi profesión pero lo bueno y rescatable es que soy una nueva persona, y cada vez me sorprendo más por saber que he tenido la decisión y el optimismo para ser mejor, aunque haya sido tarde...al menos lo intenté.

Sigue con ese optimismo e invéntate retos. Últimamente tus post se me hacen muy motivadores. Un abrazo.

Marité dijo...

- Anónimo: es que creo que el tema es "tratar" de ser optimista para que no parezca tan difícil después de todo ;)

Un gran gran abrazo!

Daniela (aka Mu) dijo...

Perfecto es un poco too much.
Pero casiperfecto o lo suficiente como para acostarse con una sonrisa... de esos debe haber un montón!

Mina Treintañera dijo...

Claro, como bien dices, intentando ser optimista es una manera de ver las cosas más bonitas, tratar de rescatar lo bueno de cada situación. Ya sabes que eso que tanto deseas, no hay manera física de que se logre, pero lo bueno es que él está siempre guiando tus pasos y cuidándote. Antes, probablemente, le habría encantado reducirse como el chapulín colorado y meterse en tu bolsillo para saberlo todo! Ahora ya no hay sitio en que no esté, ni hay un solo pensamiento tuyo del que no esté enterado, así que si está aquí, siempre. Perfecto no existe, somos nosotros quienes decidimos como ver las cosas, intenta vivir un día a la vez.

Besitos Marite!!! Muacks!!!

Marité dijo...

- Dani Mu: así es... noches en que me acuesto con una sonrisa hay varios. Por suerte :)

- Mina: hace unos días me he venido sintiendo un poco sin fuerzas... aunque suene loco e ilógico, como si en la mañana cuando me siento en la cama antes de levantarme, una "nada" me succionara el alma desde el fondo. Me despierto sin ganas de nada. Pero bueno, supongo que será solo una etapa. Espero...
Un besote para ti tb!!!

Mimy dijo...

Precioso... me encanta tu sinceridad, se siente en tus palabras.
Perfecto...un día "perfecto" sería
ideal, como un sueño..
Imperfecto ... un día con platos rotos y errores y cuentas y llanto ... pero también con nuevos recuerdos, risas, amigos y amor.
Sin lo primero, tal vez no disfrutaríamos tanto lo último...tal vez ese es el balance ideal para vivir.

Un abrazo.

Marité dijo...

- Mimy: muchas gracias por lo que me dices. Gracias por darte un tiempo y leer mi blog.

Tienes toda la razón en cuanto a que un día que no es perfecto, puede serlo dentro de otra palabra (con risas, alegrías, y verdaderas ilusiones).

Un beso grande!

Bren dijo...

Como leí por ahi..."cuando no existe la posibilidad del fracaso, no tiene sentido celebrar el éxito"
En el clown uno aprende que en la dificultad está lo divertido.Creo que en la vida diaria es igual.

Un abrazo amiga bloggera!!!

Marité dijo...

- Bren: profunda frase... me encantó y como siempre tus comentarios me enseñan mucho.

Beso!

El heroe de mi vida