Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

13.7.11

Ceteris Paribus: IAC!

Fui tan tonta...

Eran días de parciales y me acuerdo que estaba con los pelos de punta porque no me entraban las mil fórmulas de economía en la cabeza. Nunca te preocupó el tema de mis notas porque me veías estudiando, por eso no me exigías nada. A veces dormir un poco y dejar el teléfono, eso sí. Pero en esos días era como "mírame pero no me toques" porque simplemente era insoportablemente nerviosa. Sobre todo si se trataba del curso al que más le tenía miedo. Ceteris Páribus... qué asco esa palabra.

En fin, una noche, cansada ya de leer y practicar y tachar problemas no resueltos y demás, me di un descanso y prendí la compu para entretenerme en el boom del momento: el messenger! Ahora eso ya es casi obsoleto, pero era lo máximo en ese entonces. Me acuerdo que veía el monitor concentrada y hasta a veces me reía con alguna tontería que leía, de pronto escuchaba tus pisadas con tus sandalitas de dormir cada vez más cerca. Minimizaba las pantallas y al verte entrar al cuarto con tus lentes y tu tarjetita en la mano diciéndome "hijita me ayudas a entrar a ver si me han depositado? No entiendo de estas cosas, me dijeron algo de una página en internet, pero no sé". Daría todo por borrar la forma en que te "ayudaba". De mala gana recibía la tarjeta y te preguntaba de qué banco era y cuál era tu clave. Te daba la respuesta y tú te quedabas ahí mirando atento con tus lentes casi a la altura de la punta de la nariz. Seguro querías saber qué estaba haciendo. Y yo no abría nada y te miraba de reojo. Lanzabas una risa burlona y yo decía "queeeeeee, de qué te ríes??? Qué chismoso", y te dabas media vuelta para volver a tu cuarto.

Hoy, pienso tan diferente. Podría enseñarte tantas cosas, estarías tan entretenido viendo tus videos de aviones y miles de temas que te apasionaban tanto con solo abrir la computadora y hacer click. Hasta estarías enterado de todo lo que pasa con los demás. Y conociéndote, atarías más de un cabo suelto por más que hayan pasado años de algún acontecimiento que marcó tu vida. Por algo soy tu hija.

Es chistoso cuando me acuerdo lo sorprendido que te quedaste una vez que me viste hablando por el teléfono de la casa y mandando un mensaje por celular a la vez. Me mirabas y te reías. Cómo olvidarme de esa risa de ilusión, de orgullo y felicidad al ver a uno de tus hijos haciendo algo loco. O al menos algo que sabías nos llenaba de felicidad.

Cómo es la vida, que a pesar que no te pagué como debí hacerlo, explicándote bien si quiera cómo entrar a la web del banco a ver si te depositaban, me dejó los mejores recuerdos del mundo. No los tristes sino los mejores. Y cuando hay uno como este, que me arruga un poquito el corazón, llega a mi mente un momento parecido que me hace sonreír y darle totalmente la vuelta entera al triste y culposo momento.

Cómo es la vida que a pesar que ya no estés aquí, me sigues enseñando mucho. Incluso me puedo dar cuenta que aprendí tanto de ti sin darme cuenta, que ahora pienso que si la vida hubiese tomado otro rumbo, tal vez no estaría donde estoy ahora...

Siempre lo pienso y le agradezco a la vida la decisión que tomó sin pedirnos permiso.
Sin enseñarnos tampoco a cómo enfrentar lo que parece imposible.
Pero se lo agradezco a pesar de eso y mucho más, porque me dio la dicha de conocer el verdadero amor. Ese que une a la gente a pesar de la distancia.

...ese que dura para siempre...

7 comentarios:

Daniela (aka Mu) dijo...

y es que la vida no es tan mala, no? :)

Marité dijo...

- Mu: No... no es tan mala después de todo.

Gracias :)

Bren dijo...

Lindo y entretenido post, aparte que me llevaste a recordar la primera vez que todo esto del msn me parecía tan raro...luego lo de los celulares con msjs de texto...

Y ahora por mas tecnología que sale , ya nada sorprende, almenos no mas de lo necesario.

Un abrazo amiga bloggera, que tengas buen día :)

Marité dijo...

- Bren: maleado no? algo sale y salen mil cosas más actualizadas u con un millón de nuevas aplicaciones. Un mareo total!

Gracias!!! Estoy sudando cual chancho xq ando en un evento de aqui para allá pero bien xq hoy es mi prueba de vestidoooo! Ya te contaré! Buen día para ti tb!!!

Ricardo Miñana dijo...

Lo mas importante haber conocido la dicha del amor.
un placer pasar a leerte.
feliz semana.
un abrazo.

Por el momento, anónimo dijo...

Leía entre tus comentarios, prueba del vestido? pregunto...te vas a casar?? en caso sea así, felicitaciones Marité.

Saludos

Marité dijo...

- Ricardo: Gracias por leer!!! En serio lo aprecio mucho!

- Anónimo: siiiiiiii! me caso en octubre!!! Gracias por las felicitaciones, siempre alegran el día por más gris que se vea :)

El heroe de mi vida