Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

1.7.11

Hola Julio

Me encantan los viernes y sobre todo si es uno como hoy.
Un día que amanece iluminado por el sol en pleno invierno y le da pase a un nuevo mes.
Julio.
El mes que muchos dicen que es el mes del Perú.
Para mí, es el mes de mi mami.
El mes de su cumple.

Me acuerdo que siempre cuando era chiquita, con un mes de anticipación me preguntabas qué regalarle a mi mami. En ese entonces, tus regalos eran también los míos porque lo único que vivía en mi billetera con pega pega, eran cartitas o figuritas para cambiar de algún álbum del famoso "Navarrete". Ya los otros tres hacían chanchita y le compraban algo más grande porque ya recibían la propina de los fines de semana.

Eran zapatos, joyas, perfumes o ropa. Pero al final cuando comprábamos algo era difícil al momento del "qué lo abra, qué lo abra", porque nunca sabíamos si le gustaría o no. Siempre decía que estaba lindo, pero a veces, sabíamos que no le habíamos achuntado. Yo siempre, con mi famoso cartel colgado en el cuello de Jerry escribía un "Feliz cumpleaños mami. Tu hijo Jerry". Era muy chistoso.

Este mes ha estado lleno de momentos un poco incómodos en todo sentido.
He tenido malos pero también buenos momentos.
Momentos en los que lloré y otros en que luego de llorar no me quedó otra más que reír.
Así me di cuenta que la vida no puede ser una línea recta.
Sino, una pendiente que de vez en cuando tiene momentos planos. Para caminar cómodo.
Algo así como el spinning - lo que ahora se ha convertido en mi desfogue diario- una carrera en un terreno no siempre confortable.

A pesar que no fue un mes de felicidad total como otros, toda señal de ilusión se vio opacada por la sombra del mal humor y del pesimismo. No fue un mes de esos en los que siento que soy una buena hija. He tenido malos tratos y malos ratos. Pero somos humanos no? En algún momento tú también te fuiste a dormir dándole la espalda a quien no tiene la culpa de lo que te agobia. Pero como ella misma lo dice, mañana siempre volvemos a estar como siempre.

Como dice la gran bloggera amiga, a la que n hace mucho conozco gracias a ti y a este blog, siempre hay tiempo para todo.
Hasta para tener un buen día, o uno malo también.
Hay tiempo para estar de mal humor, y respetarlo. Siempre y cuando no dure mucho.
Cuando el mal humor domina el cuerpo entero, esta se vuelve oscura.
La cara frígida, la mirada vacía, la postura gacha.
Es casi una sombra.
Y no puedo permitirme eso.
Sería totalmente distinta al hombre al que admiro.

Por eso este mes, el mes de mi mami, no prometo NO ver los huecos en mi llanta como posibles ataques de un "anonymus", sino trataré de verlos como simples y casuales huecos.
Tampoco prometo NO molestarme por lo que pase en el nuevo depa, pero sí trataré de pensar con la cabeza y no con mi versión cuco.
Menos prometo NO explotar cuando me dicen algo que me pone roja de cólera, pero sí trataré de respirar profundo para sentir el aire pasar por mis venas y contar hasta tres.

No prometo no pensar que contigo a mi lado todo sería distinto...
Sino trataré de pensar que tal vez desde el cielo, estés tratando de hacer las cosas que no pudiste hacer desde aquí.

No prometo porque las promesas se las lleva el viento, o en este caso, el cyber espacio...
Pero sí lo intento.
Así, aprendo a vivir de manera distinta.

3 comentarios:

Bren dijo...

Linda amiga bloggera por la mencion...pero no lo digo yo lo dice el libro del elesiastés capítulo 3 de la biblia:

Hay un momento para todo y un tiempo para cada cosa
bajo el sol:
un tiempo para nacer y un tiempo para morir,
un tiempo para plantar y un tiempo para arrancar lo plantado;
un tiempo para matar y un tiempo para curar,
un tiempo para demoler y un tiempo para edificar;
un tiempo para llorar y un tiempo para reír,
un tiempo para lamentarse y un tiempo para bailar;
un tiempo para arrojar piedras
y un tiempo para recogerlas,
un tiempo para abrazarse
y un tiempo para separarse;
un tiempo para buscar
y un tiempo para perder,
un tiempo para guardar y un tiempo para tirar;
un tiempo para rasgar y un tiempo para coser,
un tiempo para callar y un tiempo para hablar;
un tiempo para amar y un tiempo para odiar,
un tiempo de guerra
y un tiempo de paz.

*Es verdad las promesas se las lleva el viento...es mejor hacer las cosas de frente lo que nos proponemos sin muchas palabras y mas hechos.

Un abrazo, feliz dia del amigo (pretexto pa' tomar, como si ya no sobraran jaja) y buen fin de semana! Que Julio sea un buen mes de aprendizaje y exitos :o)

FrancHis dijo...

Es verdad, siempre hay tiempo para todo y eso es bueno, sino el mundo seria super aburrido... aparte lo malo nos sirve para reflexionar y vivir mas a full lo bueno y bonito! :)

Bichos para ti de chocolate! :D

Marité dijo...

- Bren: tus palabras tan lindas como siempre me llenan de alegría :)

- Franchis: es cierto, hay tiempo para todo. Hasta para que nos pasen cosas malas como dices, para aprender... Beso!

El heroe de mi vida