Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

20.7.11

Risas de invierno

Anoche soñé algo bonito, pero no me acuerdo qué era. Solo sé que me desperté con una sonrisa y obviamente apagué mi despertador para seguir tapada hasta la nariz con el cielo aun oscurito. Estamos a mitad de semana y me siento como nunca. Con las pilas cargadas al 100% y con ganas de salir a la calle y gritar que por hoy me siento feliz.

Tal vez sea porque por unos minutos ayer volví a ser niña yendo a comprar "bromas" para mis amigos, acompañada de mi Xiri Rechiri y riéndonos hasta de las "arañas voladoras" que ví en mi carro en un semáforo rojo, gracias a Dios. Me reí, como hace días no lo hacía, y me di cuenta que a pesar del frío, de los malos ratos, las noticias que arrugan el corazón y las palabras duras que muchas veces tenemos que oír cuando no lo necesitamos se vuelan con el aire de invierno.

Dejé las ganas de pedalear en la bici del gym para llegar más rápido a la casa y hacerle las bromas a los que encontrara. Me dio pena hacérsela a mi mami, pero no aguanté. Esa niña de zapatos de charol, con vestido de bobos, chimuela y con dos colitas  volvió a aparecer. Esta vez en versión "teki" pues lo quería registrar todo con su cámara hiper invisible que ahora tiene en su celular.
- A ver mami, por favor escribe el teléfono que te voy a dictar.
Saca su cuaderno toda ordenadita ella, se pone sus lentes para ver de cerca y...
- AY MIERDA!
Esa suave vocecita, con la misma intensidad (baja y con tonos melódicos), soltó una palabrota cuando quiso sacar la punta al lapicero. Una descarguita eléctrica corrió y llegó a su pobre dedito.

Luego vinieron las risas. Esas que a pesar del dolor (del dedo hasta la cintura) como me lo dijo, no podían esconderse por haber caído en la trampa. Lo mismo quise hacer con el globo que hace como pedo cuando llegara David. Lo mejor de todo fue que mi mami se prestara para la broma. Nada directa ella, le dice "siéntate ahí mira, ahí siéntate para conversas". No cayó porque o se sentó mal o el globo no hiso contacto con la parte correcta pero igual todos nos reímos. Hasta él mismo cuando se dio cuenta de lo que queríamos hacer.

Es tan rico ver reír a la gente que quieres cuando todo parece gris.
Reír tanto que al día siguiente quieres hacer la misma broma a más y más gente para contagiar tu felicidad. Es lo mejor que hay en un día de invierno.
Cada vez más entiendo por qué eras tan bromista:
- Los caramelos con sal.
- Los "chocolates" envueltos en papel platina.
- La máscara de viejo moribundo.
- Las escobas voladoras con camisa.
... todo menos los golpecitos en la pared me hicieron feliz.
Aunque recontra nerviosa también.

Gracias por darme los mejores consejos y la mejor enseñanza para hacer de un día frío, el más calientito del año.

6 comentarios:

Bren dijo...

Que chevre y si pues de eso se trata si los dias de invierno nos quieren congelar hasta la risa no hay que dejarnos y al contrario que cada día encontremos un buen motivo para sonreir y hacer sonreir a los que nos rodean.

un fuerte abrazo amiga bloggera y a defender ese buen ánimo :)

FrancHis dijo...

QUe rica y que cálida sensación da la risa!!! Y claro, buen ejercicio de paso! :P

Muchas risas y bichos de chocolate per toi :D

Marité dijo...

- Bren: Aunque no lo creas, tu post de ayer me ayudó mucho hoy.

Defendamos el buen ánimo caricho!

Beso!

Marité dijo...

- Franchis: Rico no? Más cuando al día siguiente te duelen los abdominales... jajaja... nunca tanto creo!

Besooooooooooooooo!

Por el momento, anónimo dijo...

Me divertió mucho este post, sobretodo lo de las bromas. Voy a buscar esas 'bromas' ya me entró el bichito jeje.

Saludos

Marité dijo...

- Anónimo: Son buenísimas!!! Te las recomiendo!

El heroe de mi vida