Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

18.1.13

El mejor legado

Pasaba por tu cuarto para recoger algo que seguro dejé en tu mesa de noche cuando aún no me había casado y usurpé ese lado de la cama que tanto tiempo te albergó. Inmediatamente mis ojos se posaron en las fotos que día a día me dijeron "hola" cuando abría los ojos a primeras horas de la mañana. 

Casi todas tuyas.

Con nosotros de grandes, de niños, sólo con mi mami y también algunas tuyas de chiquillo. Todo churro como siempre. Con esa sonrisa coquetona, con la misma que saludabas siempre a mis amigas que no dejaban de comentar "qué lindo es tu papá". Ahora sé de donde aprendí a reírme o sonreír sólo con los ojos. 

Pensaba en las historias que sucedieron detrás de cada una de las fotos que vi. Mi mente voló un poco hasta que me di cuenta de la hora. Lalo me estaba esperando para comer y ya había pasado algo de tiempo. Me paré y caminé hacia la puerta. Justo antes de llegar a ella vi una foto debajo del televisor que me llamó la atención. 

Yo aún no había llegado a vivir con ustedes. Eran una familia de cuatro y no esperaban mayores cambios. Dos mujercitas y un hombre. Como todos los días, tú salías a trabajar muy temprano, despidiéndote de los tres con un besito en la frente y uno en los labios para mi mami. Pasaba el día entero y tú pensando a lo lejos en qué estarían haciendo. Al llegar, todos pedían que los cargaras y que les contaras mil historias antes de dormir. Cada uno soñaba con ser con como tú: uno a llevar siempre tus ganas de trabajar bien puestas, otro queriendo ser tan grande y buen padre como tú y otro simplemente pensando en cuando podar rozar el mismo cielo con las manos, tal como tú lo hacías. La historia se repetiría con la última integrante de la familia, yo. Tal vez no estuve en ese momento para pelearme con ellos por llevar algo tuyo: a falta de quepís, las cristinas siempre estaban disponibles. Pero puedo decir que ahora, cada vez que paso por el muro donde están tus placas y condecoraciones, veo ese mismo quepí a lo alto y así lo llevo siempre cada vez que salgo de la casa. Llevo el mejor legado que dejaste en la tierra. Tu corazón de oro.

Karina - David - Lissy

22 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Linda entrada para tu padre como siempre Marité, tus recuerdos son muy valiosos.


Cuídate.

Marite Alarcón dijo...

Gracias Malque...
Por qué no has recogido el premio que te di hace dos días???

FrancHis Neumann dijo...

Una familia muy linda, muy íntegra la tuya. <3

Mina Treintañera dijo...

Pues si amiga, qué mejor herencia que esa familia que formó y cuidó con tanto amor, y tantos recuerdos que quedarán para siempre en tu mente y corazón, y en el de todos los que lo conocieron.

Un besote amiga, te quiero un montón!!!

Breki dijo...

Que bonito recuerdo Marité.

Un abrazo.

Pancho dijo...

;_; me encanta esta clase de recuerdos pasmador en aquelos lindas letras que dedicas con tanto amor...osea me encanta!
saludoss tigrosos

Gary Rivera dijo...

Caray hpy dia estopy muy sensible! (estare en mis dias??)
Acabo de leer a Lenya y te leo y las dos me han puesto sensible! ahora llamare a mi papa!

te envio un besote! Y un abrazote!!!

DRACO dijo...

tienes una familia muy hermosa.
me ha gustado mucho leer parte de tan bellos y simpáticos recuerdos.
un beso.

Edch dijo...

Me conmovió mucho tu entrada :') Sí que tienes una linda familia, Marité.

Un abrazo.

camino roque dijo...

al leerte parece que los malos recuerdos no existen. es mejor así, olvidarlos, y que la mochila sólo lleve lo necesario.

Marcelo Gasan dijo...

Linda familia Marité y una familia unida con dos excelentes padres, está garantizado que tengan hijos excelentes también. Un abrazo.

Munani dijo...

Te llevas lo más importante de tu papi y cada vez que escribes lo conocemos un poquito más. Cuídate mucho Marité y sigue llevando ese quepí.

Norma2 dijo...

Un lindo recuerdo para tu papi.
Besosss

[Maxwell] dijo...

Hola soñadora hasta los huesos.
Me encantooo esta entrada!! El mejor legado para uno son los hijos y también la eduacación a ellos y lleva ese quepí muy en alto!! A ver si te animas a tomarte una foto con eso!!
Saludos y gracias por las palabras en mi entrada :)

LUIS GUADALUPE dijo...

Hola Marité. Muy lindo post.

Sin duda, ese fue el mejor legado y herencia que dejó tu padre y que perdurará por siempre.

Te mando un abrazo muy grande.

LUCHO

Marite Alarcón dijo...

Les había respondido a todos y cada uno por sus palabras... pero creo que hoy blogger me tiene un poco de cólera jajaja...

Franchis
Lenyis
Breki
Pancho
Gary
Draco
Edch
Camino
Marcelo
Munani
Norma
Maxwell
Lucho

GRACIAS!!!

Evanir dijo...

Amizade, bem precioso
Que a vida pode nos dar
Tesouro muito valioso
Que ninguém consegue roubar.
A amizade verdadeira,
Não tem hora,não tem lugar.
Também não é passageira
Quando vem, é para ficar.
È assim mesmo uma grande amizade,
e eu tenho você como um tesouro na minha vida.
Uma semana rica de saúde farta de amor iluminada pela esperança
junte tudo isso e poderá sentir no seu coração .
Quanto Deus te abençoa a cada amanhecer.
Uma linda semana beijos no coração carinhosamente .
Evanir..

Marite Alarcón dijo...

Evanir, bienvenida!!!
Gracias por pasarte por aquí!

Elmo Nofeo dijo...

El mejor legado son los buenos recuerdos, esos que te van a acompañar toda la vida, esos que te harán sonreír tan solo de pensarlo.

Marite Alarcón dijo...

Elmo, es verdad. Esos recuerdos no se borran con nada. Estoy pensando hacer un "librito" con algunos de mis post's... qué opinas?
Beso.

ludobit dijo...

un legado q se transmitira de generacion en generacion y hara que la figura de tu padre no se olvide con el tiempo.
un beso, marite

Marite Alarcón dijo...

Ludobit, tienes toda la razón.
Gracias!

El heroe de mi vida