Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

17.11.10

Frívola!

Hoy envidié la vida de muchos.
Frivolidad sin resentimientos, trivialidades en general.

Envidié los días de los que trabajan sin necesidad de hacerlo. De los que manejan como si flotaran en el aire, sin percatarse de lo que pase de la ventana hacia afuera. ¿Cómo es que yo manejo tan alterada y no logro controlarme aunque años practicando el tema?

Envidié la suerte de los que no solo "tienen", sino de los que "quieren" y lo consiguen con solo tronar los dedos por más tonto y sencillo que parezca. De todos los que cuentan a sus amigos en una lista a doble cara y sin dejar espacios en blanco.

Envidié la facilidad para encantar serpientes y hacerse famosos por su veneno sin antídoto. De los que al cerrar los ojos desean con tanta fuerza algo que se despiertan sintiendo que algo les falta.

Envidié las familias completas. Con un papá a la cabeza y una gran descendencia debajo de él. Esas ganas pegajosas de salir corriendo a abrazar al primero que aparezca en la fila para recoger a los niños.

Envidié... el hecho de pensar el los videos de cada uno de sus matrimonios. EL vestido, EL baile, EL local para recepción. Pero no envidié más envidié a su acompañante al altar.

Envidié a los nietos que conocen abuelos que fueron heroes, y a los heroes que se sienten dichosos por un nieto más en sus brazos.

Envidié a todos aquellos que verán a sus papás hacerse viejitos. Y ser ellos quienes vigilen sus noches y los acmpañen de día.

Envidié todo lo que no tendré nunca, pero entendí que nunca el mundo será rosado mientras exista lo negro.
Entendí que aquello que envidio, alimenta y envenena.
Y mata, pero dejándote vivir.

4 comentarios:

Bren dijo...

Es que si miramos lo que no tenemos en vez de ver lo que si tenemos dificilmente seremos felices, por otro lado tu tuviste un papá heroe por 24 o 25 años? no se exactamente el tiempo y tienes miles de momentos bellos e inolvidables que siempre recordaras y asi lo mantendras vivo incluso cuando a tus hijos les cuentes historias que viviste con tu papi...es dificil aceptarlo y te entiendo no creas que te estoy criticando al contrario es bueno que cuando tienes este tipo de crisis de "envidio a todossss" recurras a escribirlo mostrando tu lado mas humano o como lo llamo yo, vomitando lo negativo que sentimos ...un abrazo Marité.

Mr.d dijo...

Ponle ánimos Marité, no debería decir esto pero, yo nunca conocí a papá y mi abuelo falleció pronto, no fue fácil crecer sin la imagen de un padre. Pero no me amilané. Al menos tu lo viviste un tiempo, lo abrazaste, lo amaste. No tienes idea de lo que se siente no haber expresado esos sentimientos a tiempo. No tener un padre que te aconseje o que sonria al evr como te siguen las chicas.
Has que los recuerdos del ayer y los buenos momentos no se disipen en la niebla de la envidia y la sed.
Si veo otro post donde aflores envidia y afines, te regañaré.
Animos.

Anónimo dijo...

Es cierto, por lo menos te quedan memorias inborrables y felices...en mi caso tengo un padre pero nunca se comporto como tal, siempre pensaba en que como queria que mi papa fuera amoroso, como los papas de mis amigas en el que se notaba como los papas se morian por sus hijas y en mi caso no era asi pero para nada!....que lindo que lo recuerdes a tu papi de una manera TAN pero TAN dulce y tierna y con tanto amor...

P.s. a veces es imposible no envidiar algo pero a la larga siempre hay que agradecer por lo que tenemos y ser felices, recuerda que cada casa es un mundo y lo que parece bello en el exterior muchas veces es todo lo contrario a puertas cerradas.

Marité dijo...

- Bren: a veces es difícil ver el vaso medio lleno. Pero sería excelente si todos empezamos a practicarlo no? Puede que se logre algo si unimos esfuerzos.
- Mr.D: en esta semana ha reynado el caos, desorganización, malos tratos, regaños y envidias. No de mí hacia afuera, pero lo he sentido. Tal vez sea por eso que tenga el hígado podrido. Pero ya se acerca una nueva semana donde todo tiene que ser más que perfecto. Quiero una semana entera de buenas noticias!!!
- Anónimo: gracias por entrar y darte un tiempo de leer. Muy lindo todo lo que me dices, y gracias por dejarme un pedacito, uno minusculito siquiera porque así lo sentí, de tu corazón.

El heroe de mi vida