Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

29.4.11

Cambios

Se fue la semana y como era de esperarse, no pasé mis vacaciones como quise pasarlas antes de que empezaran.
- Cambié mis zapatillas de Steps por cómodos zapatos para subir y bajar escaleras cada vez que me llamaran a preguntarme algo de la obra o para darles el "líquido elemento" para seguir con el trabajo: plata.
- Cambié mis idas a la peluquería y a hacerme masajes "relajantes" o "anti estrés" para engreírme después de tantos meses de trabajo, por idas y venidas al banco, a la ferretería y a Maestro o Sodimac.
- Dejé mis libros y las películas en mi cerro de "pendientes" y agarré la escoba para ver si podía "aliviar" de alguna manera al pobre piso "nuevo" de mi depa que estaba bien cansado de tanto polvo y cemento encima.
- Cambié las loreadas telefónicas por horas con mis amigas por llamadas a proveedores distintos para que me coticen todo lo que falta hacerse. Que es bastantito que digamos.
- Cambié los chats en el BB msn o el gmail por los benditos cuadros de "cuentas por pagar" que creamos con Lalo para tener un orden en lo que vamos gastando.
- Cambié las visitas a Ripley el día de Cierra Puertas con mi mami, por idas al grifo gracias a un señor "x" que me avisó que tenía la llanta baja. Por no decir en el suelo. Más de una vez en la semana, parece broma no?
- Cambié mis siestas típicas de los días de semana que por algún extraño motivo me quedo en la casa, por visitas a Casinelli y más proveedores con nuevas cotizaciones.
- Cambié mis post's diarios por códigos de los billetes que eran entregados a los maestros de obra y sellitos con el DNI de Lissy (porque no encontré otro) para que no me estafen más con "billete falso ñorita".

Es viernes y termino la semana con un poco de estrés pero con ganas de ver terminado lo que con tanta ilusión empezamos a construir. Con ganas que desde allá arriba veas todo lo que puedo lograr si me lo propongo y aunque llore, patalee, despotrique y quiera tirar todo por la borda, siempre llego a la meta. Con ayuditas, pero llego. También para que estés orgulloso del nuero que tienes y lo paciente que puede ser solo por verme feliz y tranquila. Se merece el cielo como tú.

Y termino este post llegando a mi casa después de mi segunda visita al grifo a que me digan que mi llanta no tiene ni un solo huequecito. ¿Será que algún espíritu chocarrero me la quiere desinflar por alguna razón? Si estuvieras aquí, no me dejarías ir ni a la esquina por el misterio de mi llanta.

Hubiera sido mejor que me desinflen mi otra llanta, no la de mi carro.

;o)

2 comentarios:

Bren dijo...

jajajajaja en serio que estres con tus vacaciones amiga bloggera...pero la cosa que has avanzado bastante han sido productivas mas que relajantes, ya tendrás lo que es realmente "vagaciones" en cuanto a la llanta, fácil algún espiritu chocarrero te esta lorneando jajaja
Besos y que tengas tiempo para marmotear almenos este fin de semana :)

Marité dijo...

Ya se acabaron!!!!!!!!!!!!

El heroe de mi vida