Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

15.4.11

Esta semana...

Después de tanta lágrima que derramé ayer, en la noche no pude dormir. Raro, pero fue así. Digo raro porque casi siempre que lloro como bebe caigo al sobre cual saco de papas. Me acordaba de muchas cosas y me daban vueltas en la cabeza otras tantas que nunca dije. O tal vez no demostré.

¿Por qué la gente tiene que esperar hasta el final para decir mucho sintiendo tantísimo más que una sola palabra?. Creo que nunca encontraré la respuesta pero cierro la semana con muchas cosas aprendidas y otras tantas que se quedaron en el tintero. Pero para ellas me quedan muchas semanas más.

- Fui un poco orgullosa pero encontré la manera de esconderlo en un rincón complicado para no acordarme luego dónde lo puse.
- Renegué por cosas sin sentido, y después sola me reí de mis pensamientos ilógicos.
- Fui testigo de un beso sincero.
- Abracé por primera vez con los brazos del alma.
- Me despedí de una hermana, pero valoré muchas cosas de ella que antes no podía ver.
- Vi el futuro de mis sobrinos, y me sentí feliz.
- Fui partícipe en un cambio en mi corazón.
- Le puse un poco de dulce a lo amargo de la semana.
- Presencié una batalla que empezó en mi cabeza en donde venció el Excedrín. Bueno, 3 de ellos.
- Me faltó valor para no llorar de espaldas, pero eso se aprende.
- Pude decir algo más, pero estuve escasa de palabras.
- Dibujé en el aire mis sueños para ver si los veías.
- Sentí esperanza por algo que no llega.
- Me faltó humildad para pedir perdón aunque no fuera necesario.
- Me faltó carácter para aguantar cosas pasajeras.
- Olvidé ponerme correa y soportar banalidades.

Pero lo mejor de todo es que descubrí la forma de dormir pensando en lo grandioso que fuiste y lo mucho que sigues haciendo desde allá arriba por todos nosotros. Pude dormir imaginándome otros personajes en lugar de los que aparecen en este video...
Tu sabes a quienes me refiero...

3 comentarios:

Bren dijo...

Ese video es lo maximo lo vi hace tiempo y me pareico super tierno...aparte que nose porque amo tanto a elmo :/ shhh no se lo digas a nadie jajaja
Si que tuviste una semana intensa pero ya vez la vida sigue y de hecho que tus sueños dibujados en el cielo demuestran que tienes mucho por recorrer aun.
Un abrazo amiga bloggera y buen fin de semana...

Mina Treintañera dijo...

Qué difícil es despedirse de un hermano no? Te entiendo perfectamente. Mi hermano también anda con su cara de puñete, pero es lo que más extraño de estar en Perú y cada despedida al volver a España es muy complicada para mi. Eso de la cara de puñete lo leí en un post tuyo ah? Porque lo que más recuerdo de Lissy son sus ataques de risa imparables, con la cara fucsia de no poder más, hasta llegar al punto de llorar. En el salón o ella me contagiaba la risa o se la contagiaba yo, pero era así, teníamos eso que no podíamos parar de reír hasta que el profesor o profesora nos miraban mal o nos mandaban a baño a lavarnos la cara. Felizmente su separación no es permanente y el tiempo pasa volando, cuando menos te lo esperes estarán de vuelta. Y sobre todo estará contigo el día de tu matrimonio. Ánimos Marité!!!

Marité dijo...

Bren, sí! El video es lo máximo y me parece tan tierno, que por eso me hace acordar a mi papi.

Mina, entiendo perfectamente lo que me cuentas de los ataques de risa. En mi casa era parecido. No había fin de semana que no se rieran los tres (mis tres hermanos) porque yo no entendía la razón ya que jamás me incluian por ser la más chiquita. Mi papá se molestaba xq les decía que parecían mogoles riéndose de nada. jajaja más lindo! Gracias por los ánimos! A echarle ganas!

El heroe de mi vida