Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

18.4.11

Zzzzzzueño

Tengo sueño.
Tanto sueño que hoy camino al trabajo tuve que comerme el pan que me mandó mi mamá para poder estar despierta.
Tanto sueño que masticando el mismo pan me quedaba en la mordida número 4 y dejaba de masticar para luego darme cuenta que aun tenía el pan en la boca y ya el semáforo estaba en verde.
Tanto sueño que tenía que bajar la cabeza para ver si al menos los ojos se abrían hacia arriba, porque voluntariamente, simplemente era imposible.

Tengo sueño.
Tanto sueño que en el carro "soñé nuevamente" el sueño que tuve anoche. No muy bonito de recordar por cierto.
Tanto sueño que paré en el grifo a echarle lo poco que me queda en mi ya gastada billetera y poder cerrar los ojos mientras llenaba el tanque.
Tanto sueño que ni escuché cuando el señor me dijo "señorita, boleta o factura". Ya en un tercer intento me desperté sobre exaltada y con la tarjeta aun en la mano.
Tanto sueño que al llegar a la oficina puse la pila de periódicos enviados durante el fin de semana fueron acumulados en una pequeña torrecita en la que deposité mi cabeza y a soñar.
Tanto que jamás había llegado al punto de dormir en la alfombra de la oficina esperando que llegue alguien para abrir la puerta por falta de llave.

Tengo sueño.
Pero no entiendo porqué tanto.
Tal vez porque el viernes no dormí del todo bien.
Soñé primero con que algo le pasaba a Bruno y cuando quería pedir ayuda, no podía.
Me desperté asustada.
Al volver a dormir soñé nuevamente con que me estaba durmiendo pero cuando quería despertar, no podía.
Me desperté con un empujón de mi mami porque me escuchó gritar un poco.
Cuando cerré los ojos, quería volver a dormir pero cuando iba entrando en el sueño, abría los ojos con sobre salto.
No quería volver a dormir porque pensaba que no despertaría por una extraña razón.
Ese fue el plan durante toda la noche del viernes y madrugada de sábado.
Supongo que los días posteriores inconscientemente pensaba lo mismo.
Que dormiría sin poder despertarme.
Por eso ahora, me siento cansada.
Más que otras semanas.

Hasta dormida me estreso...
Me sentí casi como tú te sentías cuando tenías pesadillas. Con ganas de hacer lo que sea menos dormir.
Hasta volar un avión que te haría dormir para siempre...

2 comentarios:

Bren dijo...

Ya me dio sueñoooo jaja bueno tambien tengo sueño pero es por la alergía-gripe q espero se sea solo alergia...
Toma un cafe bien cargado yyyyy recuerda que esta semana es corta! talvez eso te anime y despierte :)
esos sueños que te duermes y no puedes despertarte nose esa sensación extraña tambien me pasa a veces...a que se debera no?
Bueno fácil hoy vas a dormir como león!

un abrazo!

Marité dijo...

Es que no te imaginas el sueño Bren... creo que está en el ambiente. Todos en mi oficina estaban igual!!! Esperemos mañana "jueves" sea mejor!!!

El heroe de mi vida