Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

18.5.11

Ansiedad nocturna

Tengo la ligera sospecha que estoy teniendo mis típicos ataques de ansiedad que no se me van ni cuando estoy dormida. Esos que me daban cuando entraba a finales, y tenía que dormir con las fórmulas de conta o estadísticas pegadas al techo de mi cuarto y dormir con una linterna para prenderla de rato en rato a ver si no se me habían olvidado. Te molestaba tanto que no durmiera por estudiar...

Ayer en la noche, cuando daba vueltas en la cama enrollando mi pierna en la sábana, me acordaba de esas noches que parecían eternas. Las noches previas a los lunes de colegio que ya casi de madrugada buscaba salir a la ventana para "resfriarme" o algo así. La cuestión era parecer enferma al día siguiente y quedarme en la casa viendo "Samet, el duende de arena".

Me quedé dormida solo por unos segundos y al despertarme lo primero que tocó mi mano fue el interruptor de la luz. Por alguna extraña razón quería ver si Bruno estaba en su camita como un rollito como suele hacerlo siempre. Ahí estaba. Durmiendo tranquilo y feliz. Tan feliz que me provocó acercarme y abrazarlo para que me arrugue la naricita. Si yo no duermo, nadie duerme pues.

Volví a la cama y pasó poco más de media hora para que empezara a escuchar mi fuerte respirar por no haberme puesto las famosas gotas en la nariz. La alergia me atacó nuevamente. Sentí frío y me desperté como todas las noches a buscar mi media perdida. Agarré mi celular y busqué debajo de las sábanas para ver dónde había ido a parar esta condenada que me estaba haciendo tiritar de frío y estornudar sin parar. Fue imposible que no pasara por mi mente esa vez que en una de tus rondas nocturnas por la casa a ver si ya todos habíamos apagado la tele encontraste un bulto en mi cama que se movía lento. Al destaparlo, era yo despeinada buscando mi media y como siempre, me puse de mal humor por tu risa burlona. Para mí no era gracioso... estaba harta que se me salgan las medias en la noche.

Puse de nuevo la cabeza en la almohada ya con mis dos medias en su lugar y por fin me dormí. Lástima que a los quince minutos, que parecieron más bien cinco, sonó el despertador que prácticamente me gritaba que ya se me hacía tarde.

No sé porque la angustia nocturna es la que más disfruto. A pesar de no poder dormir, y pensar en un sinfín de momentos que podría relatar sin parar, me gusta escuchar el silencio de la noche y la dosis de suspenso que le da a mis horas de "dormir sin dormir".

Ese pesado de Reinaldo Dos Santos sí que me ha dejado medio tocada.
¿Será por eso que no puedo cerrar los ojos tranquilamente?
¿Porque tienen que existir esos tontos "presentimientos" sin fundamento?
¿Será que tengo tantas cosas mezcladas en el cerebro que ni de noche descansan?
¿Algún día entenderé porqué se me salen las medias todos los días de mi vida cuando duermo?
... en fin...
Existen preguntas que no tienen respuesta.

3 comentarios:

Bren dijo...

Malditas alergías yo ahora mismo estoy q estornudo y estornudo!
Ya te dije que no le hagas caso a ese Dos Santos!
Nose como puedes disfrutar de esas noches, aunque mirandola por ese lado que dices tiene su encanto, igual prefiero dormirrrrrrrrrr!!!

*Que chiste lo de tus medias! jajaja :)

Daniela dijo...

Yo nunca de los nuncas pude dormir con medias. No importa cuánto frío hace: me dan calor.

Marité dijo...

- Bren: Yo se que no debo creerle a ese Dos Santos, pero igual da un poco de cositas pues! Yo también sufro con la alergia y NADA me la quita... NADAAAAA! Es chistoso lo de las medias, pero yo SUFRO!!!

- Dani: Si duermo sin medias en invierno muero petrificada y sin nariz de tanto estornudo... Beso!

El heroe de mi vida