Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

12.5.11

Mi refugio

El único momento del día donde encuentro paz, es cuando miro al vacío y pienso sobre qué puedo escribirte ese "hoy". Sea en la noche para postearlo en la mañana, o en la mañanita cuando aun no hay nadie en la oficina, o a la hora de almuerzo cuando siento que no tengo fuerzas ni para caminar hacia el comedor y solo me quedan las ganas de pensar y escribirte unas cuantas líneas.

En ese momento no hay llamadas molestosas,
y si las hay...
esperan.

No hay reproches ni contradicciones,
nadie opina sobre lo que pienso...
y aunque tal vez esté mal, luego lo entiendo.

El tiempo se detiene y parece que las agujas no giran,
y pueden pasar horas...
pero mi corazón no las siente.

No hay calores,
tampoco temores,
no hay quejas,
ni dolores,
no hay lamentos...
solo está el recuadro en blanco y mis dedos tecleando.
Y tú, en mi mente.

También hay días en que esas quejas, lamentos, temores y demás vicios me atacan.
Los escribo.
Pero luego de hacerlo, siento por fin el aire entrar a mis pulmones.
Y es mi mejor escape.
Mi mejor aliado ese recuadro blanco que espera con una línea tintineante que escriba la primera palabra.

Es mi único momento especial del día. Bueno además de la noche cuando veo a Lalo y me siento feliz. Pero este es mi mejor refugio. El que busco cada vez que quiero irme lejos. Tan lejos que nadie más me pueda escuchar. Tampoco entender. Es el rincón al que acudo siempre que necesito respirar aire limpio. Y lo mejor es que me doy cuenta de muchas cosas, como lo pude hacer ayer.

Ayer, que a pesar de tener muchas preocupaciones y razones justas para gritar con furia con la vena en el cuello latiendo, me di cuenta que bendices mi vida con cada una de las personas que pones en mi camino. Desde la persona con la que pasaré el resto de mi vida hasta las amigas que conocí hace mucho pero hace unos meses forman parte de los titulares de mi periódico interior.

Ayer, me enseñaste que si me caigo una vez, y tengo aun dos piernas, puedo levantarme. Y tengo que hacerlo como sea porque no solo me caeré una sino "una y otra vez". Las cosas que tumban a una persona al suelo no son tan fuertes como para dejarla ahí, en el mismo suelo. Existen fuerzas mucho más grandes que, tal vez no con la forma, pero sí con la energía de una bola de luz parecen tomarnos de las manos y levantarnos nuevamente. Incluso más fuertes que la vez anterior.

Una vez más te doy las gracias por llenar mi vida de tantos detalles que me hacen sentir que no te has ido del todo. Que sigues tan cerca como siempre.
Tanto, que por las mañanas puedo oler tu perfume y casi escuchar tus pasos alejándose para cerrar la puerta al irte a trabajar... solo falta que escuche nuevamente la puerta abriéndose y las llantas de tu carro al llegar al final del día.

4 comentarios:

Mr.d dijo...

El refugio para el ser amado es la mente y también el corazón, cuando les cierras esas puertas es cuando en verdad esas personas dejaron de trascender en nuestras vidas. Es donde comenzamos a creer que el amor también se puede alimentar de la nostalgia y el recuerdo, viviendo en el bisel de la habitación, en una fecha por celebrar, incluso en el silencio.
No dejes que se vaya...

David C. dijo...

Seguir adelante. El amor es la gran ayuda.

Bren dijo...

Que lindo! por mas que ya se que todos tus post son dedicados o inspirados en tu super héroe, este es totalmente solo para el :)

Me alegra que reconozcas su presencia en los demas y en cada problema en el que te puedas meter, saber y sentir que el esta ahi contigo :)

abrazo!

Marité dijo...

Así es... algunos deben ser solo para él, aunque como dices, todos lo son. Desde el fondo de mi corazón!

El heroe de mi vida