Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

9.6.11

Cómo pasa el tiempo...

Hoy solo quiero contarte que me desperté oliendo a rosas.
No entendía porque hasta que vi el calendario.
Hoy es 9 de junio.
Es un día de esos para recordar.
Aunque nuestros corazones lo hagan siempre.
Es un día para ser felices porque el cielo se llena de angelitos.
Muchos angelitos a los que te uniste hace poco.

Me desperté muy temprano y aun estaba oscuro.
Volví a cerrar los ojos y a pesar del sueño, no dormí.
Pensé e imaginé el momento exacto en el que entraste al cielo.
Como si fuera una puerta grande de madera que al abrirse deja entrar una cantidad impresionante de luz.
Una luz que al volverse tan fuerte deja ver después un jardín enorme.
Hoy me imaginé a Renzo recibiéndote al llegar.
Un poco molesto tal vez por irte a volar ese día, pero dándote la bienvenida a tu nuevo hogar.
Los vi caminando juntos y él haciendo de guía mostrándote todo lo que había alrededor.
Seguro hay un gimnasio, con eso él debe estar feliz.
Sonreí y abrí los ojos.

Me gusta recordarlo como era. Con sus bromas y su risa galluda. Sus canciones de los 90's, 80's, 70's y porque no 60's también. Siempre profesor. No por la edad, sino por su experiencia en TODO. Cactus, plantas, música, comida sana, deporte, sabía tanto el abuelo. Me acuerdo de su cara de "puñete" cada vez que lo veía y corría hacia él cantándole "abuelito dime tuuuu" como la canción de Heydi. Ese dibujo que jamás ví pero suponía que era de su época. Picón pero siempre risueño sabía cómo sacarme una risa aunque estuviera triste o molesta. Un amigo de esos que duran para siempre, aunque ahora viva tan lejos que no se le pueda visitar.

Nos dejó algo así como tú nos dejaste.
Se fue de la nada.
Y aunque a los dos, les reclamé por egoístas, fueron los más valientes del mundo.
Cada uno en su tipo.
Y si de algo tengo que estar segura, es que allá arriba ya no existe pena ni dolor.
Un lugar en donde todos, más aun Renzo, merecen estar.

Dale una palmadita en la espalda de mi parte allá arriba papi.
Dile que siempre pido por él en las noches y que no hay un solo día que no me acuerde de él.
No he cumplido al pie de la letra lo que le prometí (visitar seguido a las reinas de su corazón) pero siempre siempre siempre, pienso en ellas y cada vez que puedo les doy una llamada.
Prometo esta vez tomar de nuevo las riendas de esa promesa, él sabe que algo me descarriló pero aquí estoy de nuevo.

Amigos como ese... son para siempre.
Aunque vivan en la tierra, o también en el cielo desde hace cinco años.

A todos los que lean este post,
les pido una oración por mi amigo Renzo.
Un amigo que muchos hubiesen estado orgullosos de tener.
(9 de junio) 


5 comentarios:

Javier Bellina dijo...

Con una oración de 8 palabras me has recordado a Renzo en toda su dimensión. Semejante compañero, amigo de los buenos, constructivo por costumbre. Y sí, se extraña tanto la presencia de personas así de importantes. Esta bueno el texto, Marité. Besos.

Marité dijo...

Gracias Javiersillo...
No sabía que leías mi blog :)
Un besito!

Bren dijo...

Marité tenemos estilos diferentes, pero tu escribes excelente, y este post es precioso, que mejor homenaje para un amigo.

Un abrazo y cuenta con mi oración para Renzo...

FrancHis dijo...

Cuenta con mi oración también. :) Renzo debió ser alguien fenomenal, por lo que cuentas. Deben estar los dos allá arriba haciéndose compañía, aunque la verdad yo siempre creo que están en todas partes. Nunca se van. :)

Shirley dijo...

Que lindo Marite, me gusto mucho lo que escribiste de Renzo, no tuve la oportunidad de conocerlo mucho, pero me acuerdo como si fuera ayer de el..... Cada vez que puedo leo tu blog y me identifico mucho ya que yo tb tengo un angelito (mi hermano menor) que se fue al cielo hace 6 anios.
Te mando un besito y te felicito por lo buena escritora que eres!
Shirley

El heroe de mi vida