Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

21.6.11

Entre sueño y gomitas

Es extraño pero todo el día de ayer he tenido un sueño preocupante.
Tan preocupante que camino al trabajo, en cada semáforo rojo, automáticamente mi cabeza chocaba con el respaldar y me despertaba con la fuerte bocina de la vieja loca de atrás.
Tan preocupante que estaba escribiendo mails a diferentes clientes, proveedores y colaboradores, y de pronto estaba con los ojos cerrados, las manos aun en el teclado y la cabeza de costado.
Tan preocupante que hasta me tuve que apoyar en mis propias manos al menos cinco minutos para poder darle gusto "oportuno" sueño.
Ese que hace días no me visita en las noches pero sí durante el día...
Qué tal raza no?

Sin duda, el lunes se me hizo largo. Entre sueño, ansiedad, ganas de hacer todo y no tener fuerzas para nada, la lluvia que no paró nunca y el cielo gris, fue un día poco favorable para los ánimos y el buen humor. Y bueno, a pesar que traté de cambiar el chip con el que me desperté no lo logré. Aproveché mi hora de almuerzo y escribí, pero volví a tener sueño; bajé a comprarme un chocolate, pero volví a tener sueño; salí de una reunión interesante, pero volví a tener sueño; finalmente, por fin después de una semana pude ir al gimnasio y sudé la gota MAS gorda que jamás existió.

Luego de eso, cuando llegué a la casa me pasó algo que me sacó la primera sonrisa del día. Esas que salen desde el alma. No solo se hacen con un gesto, sino con un sentimiento puro. El más puro para ser más exactos. Llegué a la conclusión que hoy me poseyó una parte de "polvorita" el "come rollos". Para empezar, las ganas locas de comer gomitas, nunca fueron tan intensas como hoy. Me acordé de las que siempre comías y el gran tarro lleno de papelitos vacíos que dejabas para que nadie se dé cuenta que ya habías arrasado con todas. Luego, las ganas de dormir "tan oportunas" como las que tenías siempre en lugares "ad hoc", por ejemplo, misas, almuerzos aburridos, actuaciones de colegio, entre mil más. También las fuerzas que saqué de mi bolsillo derecho para ir al gimnasio después de lidiar con cada pelotudo que se cree dueño de la pista. Solo me faltaron las pilas para reventarles la luna caray... qué rico hubiera sido.

Después de bañarme vi en la tele una imagen de un osito polar nadando contra la corriente en aguas casi congeladas, con una paz increíble y agitando sus grandes patas en forma circular. Buscaba comida para llevarle a su familia. Pero lamentablemente, si entraba mucho en el océano, no habría forma de que vuelva por ellos. Moriría solito. Pero no murió. Encontró el camino a su casa y no se separó más.

Extrañamente, me dio ese único momento de tranquilidad que he necesitado todo el día. Pensé en las opciones que tuviste estando allá arriba, y no fueron muchas.
Te admiro por eso, y por muchas cosas más.
Me dormí pensando en ese osito polar y en lo parecida que me he vuelto a ti.
Aunque sea en el vicio por las gomitas, y el oportuno sueño,
estoy feliz de llevar una parte te tus características.
Y por eso, hoy, será mejor que ayer pero no tanto como mañana.
De eso se trata no?
De pasar un día pasito a paso.
Si salió algo mal, pues mañana hay tiempo de hacerlo una vez más, y esta vez, bien.

... aprendí del mejor...

5 comentarios:

FrancHis dijo...

Son esos pequeños detalles en los que pensamos "Asu, en verdad nos parecemos en esto tambien!" Que gracioso, bien dicen que lo que se hereda, no se hurta :D Con el ejercicio tambien vas a dormir maisss rico, al menos yo despues de bailar un rato caigo como bebita.

Ah y yo amo los jellybeans, no se porque no los venden aca. :X

Mina Treintañera dijo...

Por supuesto! Un día a la vez, no todos los días son iguales. Hoy tampoco fue mi día, pero esta noche caigo redonda y mañana será un día mejor ;) Besitos!!!

Marité dijo...

- Franchis: es verdad, duermo mejor pero me despierto con una alergia del demonio por el pelo mojado que aunque le pase secadora, NA!
Un besote con azucar de gomita ácida.. más ricoooo!

- Mina: ahora yo soy la que espera los buenos resultados pero ya nos adelantaron que no es nada malo. Hoy tampoco fue un buen día pero prometo que antes de cerrar los ojos, será distinto. Ya verás.
Beso!!!

Bren dijo...

Amiga bloggera tenía que leerte hoy si o si...me gusta leer respirando con calma, sin nada externo que interrumpa.

Por lo que he leído en este blog sobre ti y tu padre definitivamente se parecen no solo por el gusto por las gomitas...y de que tu eras su engreída no me cabe la mas mínima duda.

un abrazote :)

Marité dijo...

- Bren: Sabía que te pondrías al día.
Gracias por siempre acompañarme.
Besos!!!

El heroe de mi vida