Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

29.6.11

Lo que hace un feriado "entrecomillas"

Hoy me tocaba ser feliz... pero por alguna extraña razón, mi sonrisa se vio opacada por más y más preocupaciones de señora de las 9 décadas en lugar de, como supuestamente pensé que sería, marmotear viendo 3 películas seguidas y si el ojos nos ganaba bueno pues, seguiríamos el maratón peliculero más tarde. Ese ingenuo deseo fue pinchado por la vil aguja de la frustración.

¿Por qué a veces el destino, así como las mismas personas, se ensañan con la vida de un solo ser en el planeta? Puede ser que con más de uno, pero cuando a uno mismo le pasa una cosa, la cola o seguidilla de mil trabas adicionales no termina jamás.

Me gustaría saber qué hiciste cuando tomaste esas decisiones que marcaron los pilares bases de tu vida. Esos tan fuertes que hicieron que seas la persona que fuiste. La que serás por siempre en los corazones de todos. Por que sinceramente, cuando pienso en buscar alguna salida para mis problemas, termino metida en uno siempre más grande que el anterior.

Hoy al despertar, no pude hacer más que maldecir al tiempo. Ese tiempo de mierda que siempre juega en contra. Siempre. Hasta para querer darte tiempo y hacer todo lo bueno que te pudiste proponer en el día. Maldije al tiempo por no haberme dado la oportunidad de hablar contigo un poco más sobre "la vida". En el sentido que tú la veías, y no como la veía yo a los 15 o a los 20. Cuánto puede cambiar uno en solo unos años. Y es que hay golpes y GOLPES. Con esos se aprende de verdad. Me da pena que tuve que aprender con el peor de todos los golpes...

El tiempo y su tic tac... que feo depender de horas para todo. Y peor cuando no cumplen con las horas o tiempos que se dicen. Qué feriado es este si tengo todo cronometrado y ni pila puedo hacer de lo apurada que ando. Y si llegué tarde hoy a la misa para rezar por el cumple de Elvirita, fue porque quise cumplir con mi día en el gimnasio. Y si llegué aunque sea tarde es porque cada gota que caía por mi frente era como un concurso de esos que le hacen a los bebes cuando van a comer: a ver una por la mamá, otra por el papá...

Trepada en la bicicleta, contenta porque eran solo las 11:30 am y ya había avanzado casi todo lo que tenía que hacer. Cerré los ojos y los últimos 10 minutos se hicieron eternos. Hasta que... se me ocurrió la idea, ¿y si hago lo que me hacían de bebita? cada gotita que cayera de mi frente era por alguien que ya no estaba aquí conmigo. Dejé la última para el mejor. Ya desde la sexta, quería llegar a la última y decir: por mi papi.
Sentir la música a todo volumen, el bum bum de mi corazón, las gotas caer sin ningún freno y el pasar la toalla sobre mi húmeda cara, me daban más fuerzas de ir hasta el final y no mirar el reloj. De la nada... como si no hubiesen pasado ni dos segundo abrí los ojos. Los 10 minutos habían terminado.

Encontré la forma de detener el tiempo en mi mente cuando "no pasa" y más bien quiero que pase rápido. Ahora solo falta, detenerlo, hacer las cosas, y que siga avanzando después.

En fin... yo también haré esos concursos con mis hijos: por su mamita, por su papito, por sus abuelitos... y especialmente por el abuelito que vive lejos, pero tan lejos que solo se le puede contactar con la mente. Hablándole suavecito, sin importar cuanto tiempo tarde "en responder".

4 comentarios:

Bren dijo...

Que chevre leerte en feriado...los feriados no son de mi agrado, menos cuando son como este que me traen mucha nostalgia, recuerdos, etc.

Es cumple de mi padre y por ese lado todo bien, pero igual últimamente un aire de apatía me invade...una pereza , flojera...no se como sacudirmela.

Bueno amiga bloggera, que el resto de este día frío termine con algo de calorcito almenos en los corazones :) un abrazo!

Marité dijo...

- Bren: Aprovecha ese feriado con tu papi. Es cumple de Elvirita, mi abuelita que ya no está con nosotros. Pero como hay tiempo para todo... hasta para comulgar al final de la misa LLEGUÉ!

El clima es el peor depresivo que existe. Aunque me encante el invierno, no me gusta el gris panza de burro que aplatana a cualquiera.

Un feriado más, un feriado menos... la cosa es que mañana es jueves de verdad. El hermanito del viernes!!!

Un beso enorme mi bloggera favorita!

*Sacúdete esa hueva que no te lleva a na miha! Trépate a tu bici y siente el viento en la cara. Lo mejor...

Ariadna dijo...

hola que tal! estuve visitando tu blog y me pareció interesante, Me encantaría enlazar tu blog en los míos y de esta forma ambos nos ayudamos a difundir nuestras páginas. además estoy segura que su blog sería de mucho interés para mis visitantes!.Si puede sírvase a contactarme ariadna143@gmail.com

saludos

Mina Treintañera dijo...

Estamos en un "jotelito", como dice mi beba, frente a la playa, ayer saliendo a comer vimos a una chica haciendo una figura de arena preciosa. Esta mañana había avanzado muchísimo y ya casi acababa. Al salir esta tarde, unos "sin nombre" le habían tumbado la cabeza. Veníamos rajando mi esposo y yo de lo ociosa que es la gente como para hacer algo así, y unos metros más allá, estaba ella terminando 2 figuras alucinantes más. Me puse a pensar, de eso se trata no? Si te tumban tu castillo de arena, empieza de nuevo, una y otra vez, no puedes evitar que alguien intente derrumbarlo, pero tampoco te pueden impedir seguir adelante. Creo que eso hizo tan grande a tu papi, que siguió siempre hasta el final, hasta convertirse en un héroe de los de verdad.

Besitos :0)

El heroe de mi vida