Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

6.6.11

Despertar al dormido

Es increíble pensar como en unas horas, todo se puede derrumbar como un castillo de cartas perfectamente estructurado. Así como ya me van pasando varias veces en la vida, el fin de semana me di cuenta que nadie, absolutamente nadie, sabe cómo termina el final de una historia real. Solo en las películas.

Hace unos días te conté que me sentía angustiada y no soportaba no saber la razón. Pues son LAS razones. No pude dar con todas ellas, pero al menos sí con las más angustiantemente angustiantes para mi ahora, sensible corazón hormonal.
- Pienso en los años que vienen y me pesan en la espalda como esa mochila de piedras que a veces llevo.
- Pienso en perder el otro ladrillo de mi entera vida. Ya uno se me fue.
- Pienso en las enfermedades que pueden atacar a la gente más importante para mí.
- En los accidentes que pueden suceder hasta tomando un vaso con agua.
- También en mi Bruno, que indefenso y sin saber qué hacer puede perderse o caerle algo encima en el momento que vengo esperando hace un tiempo.
- Pienso en el pilar más antiguo de la familia. ¿Cómo afrontaremos lo inevitable?
- En las dificultades que aparecen de la nada.
- En ese vestido que tiene que ir ajustándose en cada prueba sí o sí.
- Pienso en mis hermanos que están cerca y más en la que está lejos.
- En cómo crecerán mis sobrinos.
- En su futuro.
- En sus "primos" que aun no llegan. Incluso ni son aun "fabricados".
- ¿Llegarán algún día?
- En los años que pasan y sigues lejos.
- En los que seguirán pasando y seguirás estando lejos. Ausente.
- En las amigas que no me dejan sola y cómo hacer para seguir teniéndolas para siempre.
- En la nueva familia que tengo que conseguir para Ramón. Aunque mi corazón se resista.
- En el futuro que empieza siempre ayer.
- En mis deudas terrenales, porque no las tengo con el destino.

En resumen, pienso en todos, y en todo hasta cuando duermo.
Hasta en mis sueños más lindos y en las pesadillas más aterradoras.
No me abandonan mis miedos y mis nervios de quinceañera.
Y hoy, por primera vez en mucho tiempo, quiero aceptar las cosas como son.
Quiero entender que no puedo cambiarlo todo ni puedo hacer que todo salga como yo deseo.
Quiero tener las fuerzas para afrontar las cosas como vengan.
Sin decir "si tú estuvieras aquí sería todo distinto".
Quiero aprender que el coraje duerme dentro de mí y puedo despertarlo todos los días a las 6:00 am.
Por primera vez quiero entender que no puedo cambiarlo todo.
Y aceptar mis días tal y como los vivo.

4 comentarios:

FrancHis dijo...

Por lo general dichos pensamientos me agarran si me despierto a la Hora del Diablo. (3.00 am). Asi como rapidisimo se pasaron 30 años de mi vida, iguaal se pasaran otros 30 (y mas rapidamente aun).. y quiza 30 mas... y digo aych no quiero moriiirr!!! Y si logico,pienso en mi familia, mis amigos, en cosas como si sere mama o me casare o si tendre mil gatos mimosos... pero en fin. Nada nos vale el preocuparnos, asi que mejor disfrutar al maximo el ahora, porque no hay futuro, el pasado ya fue, asi que mientras es el ahorita... a pasarla chevere pues. :)

Mina Treintañera dijo...

No es fácil superar tantos miedos, sólo vive un día a la vez. Antes de ser mamá me pasaba algo parecido. Ahora ya no me preocupo por tanta gente a la vez, al menos no tanto, ahora mi prioridad son ellas. Al menos ya no te tienes que preocupar por el terremoto y demás predicciones del Dos Santos, yo ya me estaba traumando. Mañana será otro día :0)

Bren dijo...

mmm las angustias no deberían existir :/ yo tengo angusti y no por Ollanta sino por un trabajo que tengo que hacer...la cosa es aprender a manejar todo eso, a evitar que no detenga lo que tambien nos hace felices y nos da paz y tranquilidad.
un beso amiga bloggera y que esta semana esa angustia de disipe...

Marité dijo...

- Franchis: La hora del diablo es la peor y es donde peor te invaden los pensamientos feos! Pero bueno, te duermes de nuevo y ya está! Una linda semana para ti aunque las angustias nos invadan.

- Mina: No es nada fácil superar los miedos como dices. Pero viviendo un día a la vez todo se puede. Gracias por el apoyo!!!

- Bren: Ese trabajito te está sacando canas verdes. Pero lo que sientes al temrinarlo es rico! Un besoy que la semana sea como tú: EXITOSA!!! beso!

El heroe de mi vida