Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

22.3.11

Con "ganas" de echarle "ganas"

Me siento un poco cargada.
No es mi estado normal por si acaso.
Confieso que soy un poco explosiva y hasta a veces me llego a detestar. Pero todos tenemos derecho a volvernos "munrra" de vez en cuando.
Tengo algunas fugas repentinas, y eso es mejor para evitar una gran gran explosión. Pero ahora siento que la cosa es distinta.
Aunque a veces quede como la "incomprendida" y la que reniega de todo, en el fondo tengo grandes razones para hacerlo.
Si las ennumero creo que no termino jamás, pero estos días he prometido no decir que las cosas me preocupan, sino que las espero con ansias.
Por ejemplo, espero con ansias que mi casa esté lista y sueño con el momento que vayamos a elegir los colores de los muebles y también los edredones y hasta los platos que irán en cada repostero de la cocina.
Creo que esperar tanto, para solo renegar, me va a llevar directito hacia donde estás tú. Y no es que no quiera ir ni mucho menos, sino que creo que me toca vivir algo lindo. Algo que tú viviste por muchos años al lado de mi mami. Con esa ilusión de colocar uno a uno cada granito de arena que hicieron luego ese gran mundo de arena mágica donde nos hicieron vivir.
Trataré de soñar más y renegar menos. Aunque cuando reniegue se me arrugue la frente por dentro me daré fuerzas para cambiar de cara y no verme tan pesimista después de todo.
Cuando me despierte respiraré hondo y veré el día como un reto, no como uno más, sino como uno menos para el gran día. Como un "3   2   1" que se acaba en una sonrisa. Cada acción, cada llamada, cada decisión será una pequeña cuenta regresiva para una especia de "año nuevo".
Tengo ganas de estar bien. Ya no con  más dolores de cabeza ni pastillas en la cartera.
Quiero reirme de los problemas y de la gente que trata de verme molesta.
Quiero pensar, sentir y saber que las cosas al final solo salen como uno las desea con el corazón.
Quiero que aunque mi mente piense que al final puede ser difícil, mis ganas de simplemente "querer" sean más fuertes y le ganen a la mala pata.
Quiero sentir que soy feliz desde YA! Aunque sepa que me faltan muchas cosas para llegar a ese término.
Quiero vivir en un océano imaginario, tan ancho, inmenso y bello que la memoria no alcanza para recordar lo que vivió.
Quiero ser como tú y vivir cada día como si fuera el mejor día de mi vida.
Siempre con una sonrisa y el mal humor en el bolsillo.

3 comentarios:

Bren dijo...

Muy bien Marité, de eso se trata no? aunque tienes razón tenemos derecho a ser de vez en cuando "munrra" no debemos quedarnos en ese estado ni hacerlo parte de nosotras.
Todo pasa demasiado rápido si perdemos el tiempo en renegar no apreciaremos los momentos bellos que nos da la vida, verás que cuando menos te des cuenta estarás mirando tv en el sofa de tu propia casa :)
Besos!

Marité dijo...

- Bren, es bueno convertirse de vez en cuando de munrrana, pero es feo cuando se te hace costumbre. Seamos positivas pues no? No queda de otra... Beso!!!

Bren dijo...

hoy quiero ser MUNRRAAAAAAAAAAAAA jajajaja :/

El heroe de mi vida