Lo que hay en un rincón de mi mente

Tengo el orgullo de poder decir que la persona más importante en mi vida fue un verdadero heroe.
Un hombre que con cada palabra, me enseñó a ser lo que soy ahora.
Un hombre que por 65 años, se dedicó a vivir sus sueños y a hacerlos realidad.
Un hombre por el que yo daría la vida.
Un hombre que aunque ya no esté conmigo, en este mundo, lo está a cada minuto en mi corazón,
en mi mente, en mi alma.
Un hombre al que le dedico este blog.
Un hombre al que yo prefiero decirle papá...

30.3.11

Yellow Submarine

Hace unos días alguien me ayudó a recordarte como fuiste siempre. Esa era una de las razones por las que decidí escribirte casi a diario, para nunca olvidarme de un solo detalle de ti. De como fuiste mientras viviste a mi lado. Incluso antes de que yo naciera. Siempre fuiste así. Dándolo todo por tu familia. Así, también te recuerdan muchas personas que tal vez solo llegaron a conocer una pequeña parte de ti.

Es lindo leer las palabras de Lenya por ejemplo, que aunque me dijo que tal vez yo no me acordaba de ella, Lissy sí lo haría, y así fue. Se acordaba perfectamente de cuando iba a jugar a la casa. Su papi trabajó contigo muchos años y ellas estaban en la misma promoción del colegio. Leer su comentario me hizo sentir un poco mejor... al final no todo es como lo pensé... con Karina y Lissy fuiste incluso MÁS sobreprotector que conmigo. Como dice mi mami, yo los agarré ya cansados de criar hijos.

Me ayudó a recrear un momento en mi cabeza que ya luego constate con la realidad y no fue muy distinto que digamos. Era un día de paseo en el colegio y tú habías ido a trabajar como todos los días. La diferencia la puso el paseo al submarino que haría la promoción de Lissy. Obviamente, no la dejaste ir e inventaste cualquier malestar para justificar su falta en el famoso "memorándum". En tu oficina al encontrarte con el papá de Lenya como siempre, le preguntaste si él la había dejado ir, y él, al comentarte que no sabía mucho sobre el paseo, llamó tu atención de tal forma que empezaste a alarmarlo "innecesariamente" pero justa para ti. "Ese submarino se puede hundir, los niños agarran todo y qué pasa si activan algo que hace que el submarino se hunda a grandes profundidades o si al cruzar el puente se caen al agua y se golpean. Son niños!". En el segundo el papá de Lenya llamó a su mamá para "impedir" que vaya al paseo. Afortunadamente, como la misma Lenya dice, ellos ya estaban en el bus camino al submarino cuando el papá preocupado llamó.

Así eras tú. Siempre preocupado por los demás. Tanto pensabas en la gente que te rodeaba que dejabas pasar muchas cosas tuyas por pensar en mil personas a la vez. Por eso te operaron del hombro mucho tiempo después del que realmente debieron hacerlo, por ejemplo.

De esas tenga tantas, pero tantas historias que no sabría ni por dónde empezar a contarlas. Como cuando me esperabas en la puerta de los quinceañeros porque cuando me recogías aun no quería irme (misma cenicienta a las 12:00 era muy temprano pues) y me esperabas una media hora en el carro mientras yo seguía con mis amigas. También recuerdo las veces que a pesar de sentirte mal acompañabas a mi mami a donde sea, incluso a hacer las compras solo para que no vaya sola. Y las veces que con el puño cerrado te aguantabas el llanto en innumerables momentos duros por los que tuvimos que pasar.
Juntos.

Ese es el recuerdo más valioso que puedo tener.
Tu verdadera forma de ser.

Y aunque sea difícil aceptarlo a veces, le doy gracias al que está arriba contigo por dejarme vivir contigo los mejores años de mi vida, y no permitirme verte sufrir. Aunque de viejito, yo te hubiese cuidado tanto, como tú nos cuidaste siempre a nosotros.

5 comentarios:

Bren dijo...

Que lindo, si tuviera una hija tambien la iria a buscar a la salida de las fiestas, algo tiene que ver este post con el que estoy a punto de publicar...aunque yo tmb agarre cansados a mis papis jajaja es verdad con los primeros suelen ser mas estrictos, estan practicando jaja
Lindo post y si los leo mariteeeee solo que a veces necesito tiempo para concentrarme y disfrutarlos por eso prefiero esperar no me gusta leer apurada :/ pero no podría dejar de lado tu blog :)besos!

Mina Treintañera dijo...

Me encantó!!! Qué linda!!! Que bueno que te gustó lo que te conté y sirvió para hacerte sonreír. Siempre leo tus posts, me encanta como escribes, pero este me gustó un poquito más :0) Gracias, pues ahora la que sonríe soy yo...

GISELLA dijo...

LINDO! vivo cada una de tus historias como si fueran mias. Aveces me pregunto porque razon mi papá y tu papá no fueron amigos, las cosas que cuentas parecen mias!!! gracias a ti puedo valorar cada vez mas el amor de mi padre...

Mr.d dijo...

Emotivo y acogedor, como siempre. Es esa nostalgia la que te da fuerzas aun cuando tus ganas están cuesta abajo. Cuando el recuerdo permanece la vida parece sostenerse de ella, creyendo que todo se puede, por más imposible que se vea.

Marité dijo...

Ustedes son parte de mi blog...
Bren, Mina, Gise y Mr.D GRACIAS por estar siempre presentes aunque solo nos veamos a través de letras. Gracias porque en cada uno de sus comentarios, por más chikitos que sean, veo lo hondo que puedo llegar. Cuánto puedo entrar en los corazones de los demás si solo le hablo a mi papi.
Gracias en serio, siempre pienso en el momento en que cada uno de ustedes pone sus ojitos en mis letras.
Gracias

El heroe de mi vida